Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruta americana ‘low cost’

Antonio Fuentes, director del teatro Lara de Madrid, recuerda sus paradas en un viaje por las dos costas de Estados Unidos

Antonio Fuentes, director del teatro Lara de Madrid. Ampliar foto
Antonio Fuentes, director del teatro Lara de Madrid.

Como director del teatro Lara de Madrid acaba de presentar su nueva temporada, muy centrada en obras creadas por compañías jóvenes, tan jóvenes como era Antonio Fuentes cuando viajó por primera vez a Estados Unidos a principios de la década de 1980.

¿Fue para aprender inglés?

Eso de paso, pero sobre todo porque en mi primer trabajo nos pagaron un curso de formación de un mes en Chicago. Después, el grupo de españoles nos fuimos a recorrer las dos costas del país.

Una road movie en toda regla…

Más bien una aventura aérea: en aquella época se podía hacer una especie de Interraíl en avión. La oferta te permitía hacer muchas escalas, siempre sin regresar al lugar del que habías salido. Partimos de Chicago y visitamos varios lugares de la Costa Oeste, de ahí volamos a Las Vegas y después a la Costa Este. El final lo hicimos en un coche alquilado.

¿Notaron diferencias culturales?

Mucho. Nos sorprendió lo abierta que era la gente, y también su ropa y su forma de hablar. En California fuimos a conocer la Universidad de Berkeley y vimos que la gente dormía en una camioneta en la playa y se pasaba el día haciendo surf. Eran formas de vida que aquí no teníamos.

¿Hicieron fotos analógicas?

Sí, y en muchas salían mis compañeros con mi jersey. Se lo tuve que prestar porque aunque era agosto en San Francisco hacía bastante frío porque le llega una corriente de aire desde Alaska. De hecho, en los muelles de la ciudad se ven leones marinos.

Algo me dice que iban con poco presupuesto.

Así era. Dormíamos en moteles y nos metíamos cuatro en una habitación doble. Para comer usábamos los cupones descuento que daban con los periódicos. Y en Brooklyn dormimos, los tres que quedábamos, en un coche.

¿Una experiencia que no olvidará?

La de escuchar jazz en un club de Harlem, que en aquel momento era un barrio peligroso de Nueva York. El club era pequeñito y tenía mucho ambiente.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información