Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RUTAS URBANAS

Los 10 mejores mercados para comer en Nueva York

Con puestos para comprar y degustar de manera informal ricas 'delicatessen' de medio mundo, como turrón de sésamo o un sándwich de pastrami, los 'food halls' están de moda en la Gran Manzana

Un puesto de comida del Chelsea Market, en Nueva York. Ampliar foto
Un puesto de comida del Chelsea Market, en Nueva York. Alamy

Comer y beber son dos de las actividades favoritas de los viajeros, y más si se encuentran en Nueva York, por sus infinitas posibilidades gastronómicas. La moda de aunar cocinas diversas del mundo en un mismo espacio para así probar un poco de todo ya lleva años implantada en las grandes ciudades. Nueva York no iba a ser menos, y para comprobarlo, aquí recorremos varios food halls —mercados repletos de puestos para comer y comprar— de la ciudad, algunos de ellos estrenados recientemente.

Detalle de la entrada del Chelsea Market, en el Meat­packing District de Nueva York. ampliar foto
Detalle de la entrada del Chelsea Market, en el Meat­packing District de Nueva York. alamy

Chelsea Market

Uno de los espacios gastronómicos más célebres de Nueva York, el Chel­sea Market, se encuentra en el Meat­packing District, el barrio que en su día fuera epicentro de la industria cárnica de la ciudad. La zona se revitalizó en 2015 cuando el Whitney Museum abrió su sede principal en Gansevoort Street, y hoy el Chelsea Market funciona como referente de lo culinario para los visitantes del museo.

Un taco de Los Tacos No. 1, en Chelsea Market (Nueva York). ampliar foto
Un taco de Los Tacos No. 1, en Chelsea Market (Nueva York).

Como estamos en Estados Unidos, no pueden faltar hamburguesas o bagels, pero tampoco comida mexicana, por eso las largas colas en la taquería de nombre tan obvio como Los Tacos No. 1 no han de sorprendernos. El boca a boca funciona incluso en las megalópolis, por eso hoy los tacos de este puesto se consideran los mejores de Manhattan, corroborado además por The New York Times. Acompañarlos con un caldo de carne de Dickson’s, los charcuteros sostenibles de la zona, es una opción reconfortante. Para postre, la halva, el turrón mediterráneo de sésamo que sirven en Seed + Mill en variantes con chocolate negro, pistacho o aceite de rosas, nos reconcilia con la comida rápida. En total hay unos 60 locales.

  • 75 9th Avenue.
Entrada a Gansevoort Market, en Nueva York. ampliar foto
Entrada a Gansevoort Market, en Nueva York. Alamy

Gansevoort Market y Starbucks Reserve

A dos pasos del Chelsea Market se encuentra Gansevoort Market, más pequeño y tranquilo. Su estética de Los Picapiedra, con mesas y sillas de madera tosca entre ramas de árboles, contrasta con los menús en pantallas de plasma y los rótulos ultramodernos de sus puestos.

Un postre de Starbucks Reserve Roastery, en Nueva York.
Un postre de Starbucks Reserve Roastery, en Nueva York.

Y a la vuelta de la esquina, en la 9ª Avenida con la calle 15 se encuentra el Starbucks Reserve Roastery, una de las sucursales de lujo de la omnipresente cadena de cafés, muy diferente a cualquiera de los otros locales de la franquicia. Por sus tres pisos decorados en madera y cobre, con toques de inspiración steampunk, se pasean a diario miles de visitantes de todo el planeta guiados por su olor a café, pero también por su amplia carta de cócteles.

  • 353 W 14th Street y 61 9th Avenue.
Quiosco de comida italiana de Eataly, en Nueva York. ampliar foto
Quiosco de comida italiana de Eataly, en Nueva York. alamy

Eataly

Subiendo hacia la calle 23 con la 5ª Avenida apareceremos en el célebre y estrecho edificio Flatiron. Junto a él nos topamos con Eataly, un espacio gastronómico dedicado a Italia que hace realidad una de las fantasías de la cultura estadounidense: la posibilidad de tener todo lo que deseemos al alcance de la mano. Allí dentro se encuentra toda Italia resumida culinariamente: su pasta de todos los colores y formas, los cannoli de Sicilia, los salumi de todas las regiones y el café ristretto, diminuto pero intenso.

  • 200 5th Avenue.
Interior del espacio gastronómico Little Spain, abierto en el barrio neoyorquino de Hudson Yards gracias al chef José Andrés y a los hermanos Ferran y Albert Adrià. ampliar foto
Interior del espacio gastronómico Little Spain, abierto en el barrio neoyorquino de Hudson Yards gracias al chef José Andrés y a los hermanos Ferran y Albert Adrià. getty

Little Spain

España no iba a ser menos que Italia y a principios de año, gracias a los hermanos Adrià —Ferran y Albert— y al chef José Andrés, se inauguró ­Little Spain, su parque de atracciones gastronómico en Manhattan. El espacio, de 3.200 metros cuadrados, se encuentra en el flamante complejo gastronómico-comercial de Hudson Yards, junto al mirador The Vessel del arquitecto Thomas Heatherwick, esa estructura en forma de colmena que entre los hispanos ya se conoce como “el taco al pastor” por su forma de trompo de carne a la parrilla. Con un interiorismo que dignifica al baldosín de colores, en Little Spain es posible picar cualquier capricho culinario español que se nos venga a la cabeza, pero para comer en serio están sus tres restaurantes: Leña, Mar y Spanish Diner.

  • 10 Hudson Yards.
Entrada a Le District, en el centro de ocio Brookfield Place, junto al Memorial del 11-S, en la Zona Cero de Manhattan (Nueva York).
Entrada a Le District, en el centro de ocio Brookfield Place, junto al Memorial del 11-S, en la Zona Cero de Manhattan (Nueva York).

Brookfield Place

En la zona financiera de Manhattan donde estuvieron las Torres Gemelas conviven hoy los oficinistas con los visitantes que se acercan a ver el Memorial del 11-S en la Zona Cero. Si el estómago les empieza a sonar, muy cerca está Brookfield Place, un centro de ocio con un área para comer que supera todas las expectativas. En ella, Francia tiene su espacio culinario, Le District, un edén de quesos, vinos, macarons y ostras con un ambiente prácticamente parisiense. Junto a él se encuentra Hudson Eats, un descomunal espacio con una oferta culinaria global y adaptada a estos tiempos. Aquí ya no se habla de pollo o de pasta, sino de proteínas y carbohidratos, y aunque nos dolerá ver que todos los envases son de cartón y plástico, hallaremos consuelo depositándolos en los enormes contenedores de reciclaje contiguos.

  • 225 Liberty Street. Metro World Trade Center.
Los 10 mejores mercados para comer en Nueva York ampliar foto

Essex Street Market

Si buscamos un verdadero mercado de abastos como los de antes, pero con sus correspondientes puestos donde picar algo, hemos de acercarnos a la zona del Lower East Side. En una de sus esquinas estaba hasta el pasado mes de mayo el mercado más antiguo de la ciudad, el Essex Street Market, inaugurado en 1888. Sus puestos de toda la vida —nada de franquicias— en los que venden especias, bagels, conservas y mil productos más se han trasladado a un espacio más amplio y moderno a solo unos metros, en el número 88 de la misma calle, sin que haya subido el precio de alquiler para los vendedores. Hay una treintena de locales.

  • 88 Essex Street.
El puente de Manhattan visto desde una calle del barrio de Dumbo, en Brooklyn (Nueva York). ampliar foto
El puente de Manhattan visto desde una calle del barrio de Dumbo, en Brooklyn (Nueva York). getty

Time Out Market

No solo Manhattan presume de espacios gastronómicos: en Brooklyn están entusiasmados con la reciente apertura del Time Out Market en el barrio de Dumbo, junto al East River. El lugar ha sido comisariado por los críticos de la revista Time Out, que han seleccionado los 21 puestos del mercado. Dos aspectos no culinarios a tener en cuenta al visitarlo son las espléndidas vistas panorámicas de Manhattan y del puente de Brooklyn que se disfrutan y el hecho de que la comida se sirva en platos de loza, algo casi insólito en la Nueva York de hoy.

  • Empire Stores, 55 Water Street, Brooklyn
Puesto de Katz's en el DeKalb Market Hall, en Brooklyn (Nueva York). ampliar foto
Puesto de Katz's en el DeKalb Market Hall, en Brooklyn (Nueva York). Alamy

DeKalb Market Hall

Antes que ellos, el DeKalb Market ­Hall ya amenizaba los estómagos de los brooklynitas. Situado cerca del diner Junior’s (386 Flatbush Avenue Extension), famoso por su tarta de queso, en DeKalb Market cuentan con una sede de Katz’s, el centenario deli judío cuyo local originario está en el Lower East Side de Manhattan y donde el pastrami es cosa seria. Y como la idea de elegir es irrenunciable en Estados Unidos, el hágalo-usted-mismo se aplica con naturalidad a la paella en el local de Paella Shack, donde eliges el tipo de arroz que quieres, los toppings (es decir, todo lo que no es arroz) y el alioli.

  • 445 Albee Square West, Brooklyn.
Un puesto de productos orgánicos en el 'greenmarket' de Union square, en Nueva York. ampliar foto
Un puesto de productos orgánicos en el 'greenmarket' de Union square, en Nueva York. getty

Mercados de granjeros

A los que no se sientan cómodos con estas inusuales maneras de comer, siempre les quedarán los mercados de granjeros, los farmers’ markets, como el de Grand Army Plaza (los sábados, en Prospect Park West con Flatbush Avenue, Brooklyn; de 8.00 a 16.00) o el de Union Square (lunes, miércoles, viernes y sábados, de 8.00 a 18.00, en E 17th Street con Union Square West, Manhattan), donde los vendedores, todos ellos granjeros de la región, te hacen un zumo de sus propias manzanas al momento.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información