Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luces, cámara, ¡Cáceres!

De la plaza Mayor a la de San Mateo y un salto a Trujillo. Paseo por escenarios de series y películas como 'Juego de tronos' y 'La Celestina'

En una de las escenas más impactantes de la serie Juego de tronos, en el tercer episodio de la séptima temporada, Euron Greyjoy exhibe a sus prisioneras al llegar a Desembarco del Rey. La localización donde se rodó no es otra que el casco antiguo de Cáceres. La ciudad extremeña ha sido plató de series y películas, así que una manera de recorrerla es hacer un divertido itinerario cinéfilo por su centro, patrimonio mundial desde 1986.

Se puede empezar el día en Chocolat’s (calle de Sánchez Garrido, s/n), una coqueta cafetería cercana a las plazas Mayor y de San Juan. Cruzamos la plaza Mayor —aquí están la mayoría de terrazas y la oficina de turismo— hasta llegar al Arco de la Estrella, la puerta más importante de la ciudad, pues allí fue donde Isabel la Católica juró los Fueros y privilegios en 1477. Además de Juego de tronos, aquí se rodó la erótica película La lozana andaluza (1976), de Vicente Escrivá, que transformó Cáceres en la Roma del siglo XVI. Luego se puede subir a la cercana torre de Bujaco para disfrutar de las vistas desde la muralla, que se reconstruyó sobre los basamentos romanos de la ciudad. La entrada a la torre (cuesta 3 euros) permite también visitar el Baluarte de los Pozos, y el corto paseo para llegar hasta él se puede aprovechar para descubrir más lugares de película.

Luces, cámara, ¡Cáceres! ampliar foto

La primera parada es la plaza de Santa María, con su iglesia concatedral del mismo nombre. Además de la exitosa serie basada en los libros de George R. R. Martin, en esta explanada se grabó parte de La catedral del mar, adaptación televisiva de la novela de Ildefonso Falcones en la que Cáceres se disfrazó de la Barcelona medieval. No fue la primera vez aquí para la actriz Michelle Jenner, quien años antes pisó este mismo escenario como la Reina Católica durante la grabación de Isabel, entonces para ser proclamada reina de Castilla en la concatedral. Y es que su huella en Cáceres es indiscutible. En 1476, la reina mandó desmochar las torres de los nobles que apoyaron a Juana la Beltraneja, que había pugnado contra ella por el trono. Se libró solo la torre del palacio de las Cigüeñas, del capitán Diego de Cáceres y Ovando, que permaneció al lado de la reina castellana. Si entra en el palacio de Carvajal (Amargura, 1), encontrará el escondido jardín en el que Isabel pasea en la serie, y que alberga una higuera de más de 400 años.

De camino al Baluarte de los Pozos está la concatedral de Santa María, donde rodó Ridley Scott

El rodaje en la concatedral de Santa María que más expectación supuso fue el de 1492: la conquista del paraíso (1992). El director Ridley Scott recreó aquí la Granada de Cristóbal Colón. Años después, Gerardo Vera imaginó en este mismo lugar la historia de amor de Calisto y Melibea en La Celestina (1996), con Penélope Cruz y Juan Diego Botto como protagonistas. Sin olvidar El tulipán negro (1964), con un pícaro Alain Delon en la Francia del siglo XVIII.

Nos movemos a otro escenario del rodaje de Juego de tronos: la Cuesta de la Compañía, con la iglesia de San Francisco Javier, de estilo barroco. Si tiene tiempo, visite la cercana casa-museo de dos plantas del palacio de los Golfines de Abajo para conocer la evolución de las familias nobles a través de este linaje. En la plaza de San Jorge, dedicada al patrón de la ciudad, se filmó en 2016 parte del capítulo piloto de la serie estadounidense Still Star-Crossed, una adaptación del clásico Romeo y Julieta, en la que Cáceres representaba la ciudad de Verona del siglo XIV.

Plaza de las Veletas

Otra localización de Juego de tronos fue la plaza de las Veletas, con el palacio del mismo nombre construido en el siglo XV. El Museo de Cáceres (entrada gratuita) está aquí, 17 salas alojadas en dos edificios. La Casa de las Veletas alberga las secciones de arqueología y etnografía (el sótano contiene un extraordinario aljibe árabe) y la Casa de los Caballos, la colección de bellas artes, con el cuadro de Jesús Salvador, de El Greco. También hay información sobre la cueva de Maltravieso, la huella más importante del arte paleolítico en Extremadura. A pocos pasos queda ya el Baluarte de los Pozos, en el barrio de San Antonio, con la antigua sinagoga de la Judería Vieja.

Grabación en la iglesia de San Juan Bautista. ampliar foto
Grabación en la iglesia de San Juan Bautista.

Regresamos sobre nuestros pasos hasta la plaza de San Mateo, donde Paul Verhoeven rodó Los señores del acero (1985). En esta zona se concentran algunos de los restaurantes donde degustar productos de la tierra como migas, torta del Casar o zorongollo (ensalada con pimientos asados, tomates, ajo y aceite de oliva). Un ágape siempre regado por un buen vino de Ribera del Guadiana. Del exclusivo Atrio, hotel y restaurante dos estrellas Michelin, a Torre de Sande, donde Arturo Pérez-Reverte sitúa una de las escenas de La reina del Sur, y Calenda, ideal también para cenar de raciones y tomar una copa. No hay que olvidar probar las yemas, pastas de almendra o perrunillas de las monjas clarisas del convento de San Pablo, en la misma plaza en la que se rodó Isabel y escenas de Teresa, el cuerpo de Cristo (2007), película con Paz Vega.

Si sobra tiempo para descubrir más escenarios de cine, ya fuera del recinto monumental de Cáceres está el parque Paseo de Cánovas (avenida de España), donde se rodó Planes para mañana (2009), de Juana Macías. Otras escapadas cercanas son el castillo de la Arguijuela, a unos 20 kilómetros de la ciudad y donde se filmó el drama sobrenatural Leonor (1975), y el castillo de Trujillo, a 46 kilómetros, una de las murallas de Desembarco del Rey en Juego de tronos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información