Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
fuera de ruta

¿Qué hace Santa Claus en verano?

Visita estival a Rovaniemi, capital de la Laponia finlandesa, donde se encuentra la residencia oficial de Papa Noel y su ajetreada oficina de correos, justo en el límite del Círculo Polar Ártico

Santa Claus pescando junto a uno de sus ayudantes en Rovaniemi (Finlandia), en el límite del Círculo Polar Ártico. Ampliar foto
Santa Claus pescando junto a uno de sus ayudantes en Rovaniemi (Finlandia), en el límite del Círculo Polar Ártico.

¿Qué hace Santa Claus durante el verano? Pues, junto a sus ayudantes, trabajar sin descanso fabricando juguetes para los niños que se han portado bien. Lo que no es tan conocido es dónde llevan a cabo su labor. A pesar de lo que muchos creen, adultos incluidos, Santa no vive en el Polo Norte, sino en Rovaniemi, localidad ubicada en el mismo límite del Círculo Polar Ártico a su paso por Finlandia.

“Santa es toda una institución en Rovaniemi”, dice Anna Petrétei, investigadora en la Universidad de Laponia. Al aterrizar en esta localidad del tercio norte finlandés, los renos del escultor Upi Kärri dan la bienvenida al viajero al salir del aeropuerto. “En Rovaniemi, hay que visitar a Santa,” añade Petrétei. “Es una obligación”. A pesar de sus recientes problemas económicos y de la posibilidad de acabar en bancarrota de la empresa que ofrece visitas a este lugar, Santa Claus es el principal reclamo en esta ciudad, capital de la Laponia finesa, y lo seguirá siendo: la oficina de turismo de Finlandia ha confirmado que, pase lo que pase, se podrá seguir visitando la residencia de Santa Claus en el futuro.

Rovaniemi se autoproclamó residencia oficial de Santa Claus y construyó una aldea en su honor, Santa Village, con un centro para visitantes, talleres de trabajo, la indispensable oficina postal, hoteles y restaurantes. Santa recibe visitantes todos los días del año y en verano cualquier niño (o no tan niño) puede sentarse en su regazo, o a su vera (hay sillas dispuestas para ello), y hablar sobre lo que gustaría recibir por Navidad. Si hemos sido buenos durante el año, Santa apuntará algo en su lista y nos dará una pegatina que certifica nuestro buen comportamiento y la posibilidad de recibir el regalo deseado cuando llegue su esperado reparto durante la noche del 24 de diciembre. La visita culmina con una fotografía para el recuerdo y para demostrar a los más incrédulos la veracidad de los hechos. Si persisten las dudas, podrán vernos saltar en frente de las webcams que hay repartidas por la aldea o, si hay suerte, aparecer incluso en alguno de los programas de Santa Television, que retransmite online.

Una vez cumplida la obligada visita, toca divertirse un rato en Santa Park, un pequeño parque temático ambientado y orientado a los más pequeños de la casa, que incluye una escuela élfica donde se pueden aprender habilidades de los mágicos ayudantes de Papa Noel, un taller donde verlos trabajar y hasta una tahona, también élfica.

Matasellos oficial

Una de las atracciones del Santa Park, en Rovaniemi (Finlandia). ampliar foto
Una de las atracciones del Santa Park, en Rovaniemi (Finlandia).

Para aquellos que alguna vez se han preguntado dónde van las cartas que se escriben a Santa Claus, cojan papel y lápiz, esta es la dirección exacta:

Papá Noel
Oficina Principal de Correos de Papá Noel, 96930
Napapiiri, Finlandia

Una de las visitas imprescindibles y más curiosas en Santa Village es la oficina postal de Santa, que funciona a pleno rendimiento desde hace casi 25 años. Hasta aquí llegan todas las peticiones que recibe Papa Noel desde la distancia, que, por cierto, Santa, responde una por una siempre y cuando incluyan remitente de forma legible. Durante nuestra visita, además, podremos enviar postales a nuestros familiares o conocidos a cualquier parte del mundo con un sello oficial de Santa Claus.

Línea que marca el Círculo Polar Ártico frente a la oficina de Santa Claus, en Rovaniemi (Finlandia). ampliar foto
Línea que marca el Círculo Polar Ártico frente a la oficina de Santa Claus, en Rovaniemi (Finlandia).

Incluso existe un buzón especial para que nuestros envíos sean recibidos por sus destinatarios en torno al 25 de diciembre. Las cartas acumuladas en este cajón durante todo el año por quienes visitan esta oficina de correos tan especial son enviadas justo antes del día de Navidad.

Sobre el Círculo Polar

Durante nuestro paseo por el pueblo de Santa Claus nos toparemos con una línea blanca impresa en el suelo que cruza la aldea por la mitad. Aunque a simple vista no parezca de gran significancia, esta raya guardada por columnas indica que estamos cruzando a pie el Círculo Polar Ártico. Bueno, aproximadamente, ya que debido al movimiento de rotación terrestre la línea exacta varía con el tiempo. Ahora mismo, por ejemplo, se encuentra un poco más al norte (si cabe). Para los más despistados, o en el caso de que el suelo esté todavía cubierto de nieve (lo cual no es tan extraño en verano), podemos guiarnos por el cable que conectan las citadas columnas: discurre paralelo al límite del Círculo Polar Ártico.

Museo Arktikum, en Rovaniemi (Finlandia), dedicado a la historia y el presente de la cultura lapona. ampliar foto
Museo Arktikum, en Rovaniemi (Finlandia), dedicado a la historia y el presente de la cultura lapona.

Cultura ártica

Aunque por su densidad de población no pueda parecerlo, con más de 8.000 kilómetros cuadrados de extensión, Rovaniemi es uno de los municipios de mayor extensión en Europa. Tiene su explicación: en 2006, el núcleo urbano principal se fusionó con el amplio entorno rural que lo rodea formando un inmenso municipio único. Tanto espacio da para mucho: desde extensos bosques que sirven, a la vez, como parques de juego, a largos senderos por los que pasear a orillas del río Kemijoki, que además de cruzar Rovaniemi, es el más largo de Finlandia.

También podemos visitar interesantes museos, como el Arktikum (Pohjoisranta 4; +358 163223260), que además de servir como centro de investigación y de conferencias para la Universidad de Laponia, cuenta con una exposición permanente sobre la historia y el presente lapón. Desde problemas medioambientales y planes de lucha contra el cambio climático, hasta una perspectiva histórica y antropológica del impacto de la cultura occidental en el modo de vida tradicional de los sami, los habitantes autóctonos de Laponia.

Otra visita interesante es el museo Korundi (Lapinkävijäntie, 4; +358 163222822), el centro de arte de Rovaniemi, cuya colección permanente se centra en piezas de arte moderno finlandés desde la década de los cuarenta del siglo pasado hasta nuestros días.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información