Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gran Canaria de punta a punta

Fiestas en Agaete, champán canario en Firgas, las dunas en Maspalomas y superzumos en Triana, barrio de la ciudad de Las Palmas. Ruta triangular por la isla canaria

Posando ante la charca de Maspalomas, al sur de Gran Canaria. Ampliar foto
Posando ante la charca de Maspalomas, al sur de Gran Canaria.

A Agaete, en la punta noroeste de Gran Canaria, se debe llegar un sábado temprano. Antes de la once de la mañana se puede coger buen sitio en los soláriums de madera que hay en el lado más cercano al viejo muelle de la playa del Puerto de Las Nieves. El sol calienta aquí la mayor parte del año. Mejor si llevas escarpines y gafas de buceo. Por la tarde podrás paladear un botellín de cerveza en cualquiera de las terrazas del paseo.

Las nasas (Avda. Ntra. Sra. de las Nieves, 7), abierta desde 1975, sigue siendo referencia para una paella o una parrillada de pescado con ensalada de aguacate, y papaya para el postre. En verano no cierra. Si encima es 4 de agosto disfrutarás de la fiesta de La Rama, desde 1972 declarada de Interés Turístico Nacional. Es la más importante de la isla: cumple con el rito de pedir lluvia a los dioses que practicaban hace cinco siglos los aborígenes canarios. Súmate al estrépito de manos con ramas agitándose al viento amenizado por los irreductibles de la Banda de Agaete. Las traen desde la cumbre de la isla y no pararán hasta lanzarlas al mar.

Romería veraniega en Firgas (Gran Canaria). ampliar foto
Romería veraniega en Firgas (Gran Canaria).

Champán canario

Complemento católico de La Rama pagana son las romerías que en verano procesionan como una persistente lluvia de verano por toda la isla. En Firgas, en medianías de la cara norte, se celebra una de las más recomendables el 15 de agosto. Es en honor a San Roque, patrón de esta villa localizada a los pies del frondoso barranco de Las Madres, donde se encuentra una famosa fábrica de agua gaseada, el Agua de Firgas, también llamado champán canario. Que Firgas esté de paso a ninguna parte ha contribuido para que mantenga las esencias de un fiestón donde entre vivas al santo también vuela el cubalibre. Empieza sobre las seis de la tarde, pero conviene llegar desde el almuerzo. En la plaza de San Luis, El chiringuito (Alcalde Manuel Hernández Quintero 2) ofrece el exquisito potaje de berros con ñame y queso tierno. Hará calor, así que cuidado con la digestión. También característico de las fiestas de San Roque es su feria del ganado, que se celebra la mañana del 16 de agosto con los mejores ejemplares de la ganadería insular en los terrenos de la casa La Barranquera.

Maspalomas sin límites

Niños jugando en las dunas de Maspalomas. ampliar foto
Niños jugando en las dunas de Maspalomas.

Ejemplares humanos de todas las razas (con predominio de la caucásica) se concentran el año entero en Maspalomas, en la punta sur de la isla. Es el must en playas de Gran Canaria, con sus 403 hectáreas de dunas móviles y el emblemático faro de 1890 y 55 metros de alto como lugar desde donde arrancarse a patear. Maspalomas es, además, destino gay continental. Durante el día, hay postureo antológico en el chiringay (chiringuito número 7), en plena zona nudista de la playa. El centro comercial Yumbo se puede explorar por la noche hasta el alba. Pero seas lo que seas, la oferta del sur grancanario no conoce límites. Parques zoológicos, acuáticos, kartings, poblados temáticos del oeste y del pasado aborigen, paseos en velero y submarinos, saltos en parapente, avistamiento de delfines, pesca de marlín, centenares de lugares para comer, discotecas, fiestas salvajes…. Si entre tanto guiri un día echas en falta lo local, en el Rincón Canario (calle los Pinos, s/n) de la playa del Águila podrás comer buena cocina canaria tradicional.

De Las Canteras a Zumolandia

En Las Palmas de Gran Canaria, la capital, situada en el vértice noreste de la isla, la zonas de referencia son la playa de Las Canteras y el casco histórico. Entre medias, en el barrio de Ciudad Jardín, se encuentra el muy recomendable Museo Néstor. Cerca, la zona comercial Mesa y López exhibe un nuevo auge gracias a la peatonalización de algunas calles. El Pote (Juan Manuel Durán González, 41) es el restaurante de referencia. De Las Canteras deben paladearse los sábados la ruta de conciertos en pleno paseo. Empieza a las cinco y media en La Guarida del Blues y sigue al ritmo del atardecer en locales que encontrarás si caminas en dirección al Auditorio Alfredo Kraus.

Museo Nestor, en el barrio Ciudad Jardín de Las Palmas de Gran Canaria. ampliar foto
Museo Nestor, en el barrio Ciudad Jardín de Las Palmas de Gran Canaria.

Pero Las Palmas se escribe en plural porque son muchas ciudades. Al atardecer es altamente recomendable un paseo hasta El Confital. Se llega en veinte minutos a pie desde La Puntilla, al final de Las Canteras. Triana y Vegueta merecen un tour aparte, por su actividad comercial y el descubrimiento de los principales edificios históricos. Puede llegarse a pie o en bici desde Las Canteras por la Avenida Marítima, son solo tres kilómetros. Merecen la pena esas vistas entre corredores de la bahía del puerto, con su incesante tráfico de embarcaciones bajo la atenta mirada de las tres montañas de La Isleta. Ya en Triana, las tortillas de papas del Midway (Domingo J. Navarro, 9) y el supermineralizado zumo de tunos indios de Zumolandia (Viera y Clavijo, 18) deben conocerse lo mismo que los imprescindibles El Museo Canario, las plazas de Santo Domingo y Santa Ana, la calle de Los Balcones o el Gabinete Literario. Si subes por las empinadas escaleras de la avenida Primero de Mayo, accederás al risco histórico de San Nicolás, un intrincado laberinto con desconocidas vistas. También es el lugar que ofrece la mejor estampa de las fotogénicas casas de colores del risco de San Juan. Mejor al atardecer.

¿Vas a viajar a Gran Canaria? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información