Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL VIAJERO DE...

Por el Nilo con Maruja Torres

La última ganadora del Premio Nadal se queda con El Cairo, la mejor puerta para adentrarse en las aguas del mayor cauce de África, "es mi río predilecto"

Periodista y trotamundos, escritora y viajera, después de tantos años maleta en mano Maruja Torres no tiene dudas: "el mejor destino es siempre aquél donde se tienen amigos". Sin embargo, cuando se ve obligada a elegir se queda con El Cairo, ciudad a la que volverá en breve. Y lo hace por una razón fundamental: el Nilo. La tiene engatusada, "es mi río predilecto".

A su paso por la capital de Egipto, El Nilo parte en dos la ciudad. En la orilla oeste queda Gizeh, y al este lo que se conoce como El Cairo. Tal es la admiración de Maruja Torres por este mágico cauce de agua, que lo primero que recomienda nada más aterrizar es disfrutar del atardecer junto a sus aguas.

Eso sí, no hay que perderse tampoco, a juicio de la escritora, el resto de encantos, algunos de fama internacional, que El Cairo ofrece al viajero. A las afueras de la ciudad se encuentra el conjunto monumental de Giza, y entre ellas, la única de las Siete Maravillas del mundo antiguo que se mantiene en pie: la Gran Pirámide. Hay que disfrutar el poder hipnótico que desprende La Gran Esfinge, aunque sea bajo un sol de justicia, y no perderse bajo ningún concepto el Museo egipcio, visita obligada.

Shisha y libanés

La ganadora del último Premio Nadal por la novela Esperadme en el cielo, aunque enamorada de este país y esta ciudad, no se muestra muy partidaria de su gastronomía. "No me gusta mucho la comida egipcia", reconoce, de ahí que opte por un libanés a la hora de recomendar restaurante en El Cairo: el Sequoia, situado al norte de la isla de Zamalek, en el mismo Nilo, junto a la costa. Aquí se puede encontrar "comida libanesa sofisticada" y un bar donde fumar shisha.

Para el descanso, el Hotel Cosmopolitan puede ser una buena opción. "Es barato, está en el centro y tiene un ambiente muy familiar". Está bien situado, cabe añadir, cerca del Museo egipcio y a escasos 20 minutos de la Mezquita Al Ahzar y Khan, otra de las visitas recomendables para el viajero en esta ciudad.

Para recorrer El Cairo nada mejor que "unos buenos zapatos". Aunque también se puede hacer motorizados, recurriendo a "los service, que son coches compartidos que salen muy baratos". La capital egipcia es una ciudad para deambular "tanto sólo como en compañía", aunque Maruja Torres se muestra más cauta al plantearlo con familia: "no lo recomendaría, por la seguridad".

Más propuestas e información en la Guía de Egipto

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.