Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Met Breuer, nuevo museo en Nueva York

Ruta por el Upper East Side, en Manhattan, con parada en la nueva extensión del MET

Museo Met Breuer, en el Upper East Side, Nueva York Ampliar foto
Met Breuer, extensión del Museo Metropolitan en el Upper East Side de Manhattan, en Nueva YOrk.

El Upper East Side de Manhattan es sinónimo de lujo gracias a sus archiconocidas avenidas –la Quinta, Madison o Lexington–, que cuentan entre sus calles con increíbles mansiones donde habitaron familias de multimillonarios como los Vanderbilts, Rockefellers o Roosevelts.

A diferencia del Midtown, donde a veces hay que esquivar codos de turistas cuando despliegan los mapas de la ciudad o evitar pisotones antes del selfie de turno en el Empire o Times Square, el Upper East Side es conocido por otra clase de turismo: el de los museos.

Museos y direcciones

Neue Galerie (1048 Fifth Avenue).
Metropolitan Museum of Art (1000 Fifth Avenue, en la calle 82).
Solomon R. Guggenheim Museum (1071 Fifth Avenue, en la calle 88).
Academy Museum and School of Fine Arts (1083 Fifth Avenue).
Cooper-Hewitt National Museum of Design (2 East 91st Street).
Jewish Museum (1109 Fifth Avenue, entre las calles 92 y 93).
Museum of the City of New York (1220 Fifth Avenue, en la calle 104).
El Museo del Barrio
(1230 Fifth Avenue, también en la calle 104).

Separado del Upper West Side por el verde rectángulo de Central Park, el barrio de la clase alta de Nueva York empieza en la calle 59 y termina en la 96, acogiendo en su kilómetro y medio de recorrido museos irrenunciables para los visitantes. Como el Metropolitan Museum of Art (MET), que guarda dos secretos: su terraza, con increíbles fotografías panorámicas del gran parque neoyorquino y los edificios que lo rodean, así como su más reciente novedad, la apertura del Met Breuer, en Madison Avenue con la calle 75, nueva extensión del centro de arte alojada en el mismo y emblemático edificio de Marcel Breuer que hasta 2014 acogió el Whitney Museum, reabierto recientemente en la orilla oeste de Manhattan (99 Gansevoort Street) en un edificio de Renzo Piano ubicado entre el High Line y el río Hudson.

Inaugurado el pasado 18 de marzo, el nuevo Met Breuer cuenta con colecciones de arte moderno y contemporáneo de los siglos XX y XXI, en consonancia con los aspectos de la colección del museo. Una de las exposiciones actuales, Unfinished, estrenada el pasado 7 de mayo, muestra obras de diferentes épocas que, por diferentes motivos, quedaron incompletas. Algunas de ellas son de grandes autores como Pablo Picasso, Juan Gris, Van Gogh, Rembrandt, Cézanne o Andy Warhol, entre otros.

Hablando de Warhol, el artista estadounidense era una de las celebrities que solía caminar por las tranquilas calles del Upper East Side para, por ejemplo, visitar la Iglesia de San Vicente Ferrer, en el número 869 de Lexington Avenue.

Para emular al icono del arte pop, a Woody Allen, al ex alcalde Bloomberg o a la mismísima Madonna (algunos de los vecinos del barrio) proponemos una mini ruta con pistas para comer, pasear y detenerse a contemplar la parte alta del este de Manhattan.

Una de las salas del Met Breuer, en Manhattan (Nueva York). ampliar foto
Una de las salas del Met Breuer, en Manhattan (Nueva York).

Museos

Además del nuevo Met Brauer, la milla de los museos del Upper East Side incluye la fabulosa Frick Collection, el museo judío, en la calle 92, así como el imprescindible Guggenheim –calle 89 con la Quinta Avenida– y, un poquito más abajo, en la 82, el museo Metropolitan.

Desde arriba

La posibilidad de contemplar –durante cuatro minutos– el skyline de la parte Este de Mahattan desde las alturas solo cuesta el precio de un billete de metro. Basta con subirse al teleférico hacia Roosevelt Island, en la Segunda Avenida con la calle 59, y disfrutar de las vistas.

Un toque dulce

Cerca de la entrada del teleférico, en dirección a la Tercera Avenida, un breve paseo invita a entrar a uno de los sitios más conocidos del barrio: Dylan’s Candy Bar, una tienda gigante de chucherías que hará, seguro, las delicias de los más pequeños y, probablemente, también de los mayores.

Barrio de película

Central Park y el 'skyline' neoyorquino desde la terraza del MET. ampliar foto
Central Park y el 'skyline' neoyorquino desde la terraza del MET.

El Upper East Side permite rememorar momentos de películas como Serendipity: entrar en los grandes almacenes de Bloomingdales’s, en la calle 59 (entre la Tercera Ave y Lexington) o disfrutar (si el presupuesto alcanza) del postre más caro del mundo a escasos metros, mientras alucinas con la decoración del restaurante Serendipity 3 (225 E 60th St).

Hay más escenarios de culto para cinéfilos y seriéfilos: desde un recorrido temático de la serie Gossip Girls hasta edificios que aparecen títulos como Desayuno con Diamantes, El Gran Gatsby, Kramer contra Kramer, American Psycho, El diablo se viste de Prada o Diarios de una niñera, con Scarlett Johansson.

Rincones curiosos

Una visita distinta en el barrio es Gracie Mansion, la residencia oficial del Alcalde de Nueva York –actualmente Bill de Blasio– situada en la calle 88 con el East River. Otra parada interesante es el Hotel Carlyle (35 E 76th Street), donde según el escritor y periodista francés François Forestier, autor del libro Marilyn y JFK, Kennedy y Monroe tuvieron su último encuentro íntimo la misma noche en la que Marilyn entonó el ya mítico Happy birthday, Mr. President en el Madison Square Garden con motivo del 45 cumpleaños de JFK.

Años después, en 1999, su hijo, John F. Kennedy Jr., desayunó aquí por última vez antes de fallecer en un accidente de avión frente a la costa de Martha's Vineyard (Massachusetts). Pero este hotel es una parada obligatoria en el Upper East Side, sobre todo, por los eventos del Café Carlyle. Entre ellos, las periódicas actuaciones de Woody Allen y la Eddy David New Orleans Jazz Band.

Desayuno ‘newyorker’

Bar Stumble Inn, en Manhattan (Nueva York). ampliar foto
Bar Stumble Inn, en Manhattan (Nueva York).

Una de las características de esta zona de Nueva York es su horrible combinación en transporte publico, que suele provocar que más de uno llegue tarde al trabajo a diario. Para comprobarlo basta con intentar coger el metro en la estación de la calle 77 con la avenida Lexington en hora punta… Pero para sentirse como un verdadero newyorker en el Upper East Side hay que ir a desayunar (barato) a H&H Bagels, en el número 1551 de la Segunda Avenida, entre las calles 80 y 81.

Cuando, por contrario, el plan es nocturno, hay que acudir al Stumble Inn, en la calle 75 con la Segunda Avenida, y si después hay ganas de comer algo el supermercado Gristedes queda a unos pasos a la salida del bar. Un buen lugar para –a otras horas- contemplar el día a día de las familias del Upper East Side.

Para cenar

Hamburguesería JG Melon, en el Upper East Side. ampliar foto
Hamburguesería JG Melon, en el Upper East Side.

La variedad de restaurantes del Upper East Side –algunos a precios poco asequibles– invita a salir a cenar. Por ejemplo (si te lo puedes permitir), al restaurante Daniel (60 East 65th Street), reconocida propuesta de nueva cocina francesa a cargo del chef Daniel Boulud. Más asequible y muy neoyorquino, en el comedor de JG Melon, en la 74 con la Tercera Avenida, puedes pedir unas de las mejores hamburguesas de la ciudad.

Para hacer la digestión, Central Park queda a solo cuatro manzanas. Resulta prácticamente imposible renunciar al parque durante un recorrido por el Upper East Side: a lo largo de la Quinta Avenida hay una veintena de entradas entre las calles 60 y 110. Imposible no deslizarse por alguna de ellas hacia la gran terraza de los neoyorquinos.

¿Vas a viajar a Nueva York? Pincha aquí

Más información