Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMER CRÍTICA i

El Risco, delicias marineras con vistas a La Graciosa

Cocina de riguroso kilómetro 0, dictada por la pesca del día, que conserva la tradición gastronómica de Lanzarote

El Risco Lanzarote Ampliar foto
Sala del restaurante El Risco, en Lanzarote, cuyos ventanales ofrecen vistas de la isla de La Graciosa.
Puntuación: 6,5
Pan 6
Bodega 6,5
Café 7
Ambiente 7,5
Aseos 6,5
Servicio 7
Cocina 6,5
Postres 6,5

Desde cualquiera de las cinco mesas que flanquean el comedor de este restaurante, contiguas a sus cristaleras, se divisa el Atlántico y la isla de La Graciosa, al noroeste de Lanzarote. Lugar privilegiado, parque natural a la vez que reserva marina, primitivo enclave de pescadores donde se asienta El Risco, restaurante marinero cuyas cocinas se abastecen de los pescados y mariscos de localidades próximas. “Cocinamos hasta 38 especies a lo largo del año; samas, besugos, meros, morenas, corvinas, viejas, chernes, aparte de cuatro clases de atún, congrios, virreyes y un inacabable etcétera”, asegura Pedro Nolla, propietario, que junto con su socio, el cocinero Juan Perdomo, regenta esta casa a pocos metros del agua. Se inauguró en 1968 bajo el diseño del artista César Manrique, de quien permanece el vestigio de un mural y varias litografías en las paredes. En su actual etapa se mantiene fiel a las raíces marineras convertida en uno de los baluartes de las tradiciones gastronómicas de Lanzarote.

Batata de El Jable torneada, con mojo de tollos y huevas de erizo de mar del restaurante El Risco (Lanzarote). ampliar foto
Batata de El Jable torneada, con mojo de tollos y huevas de erizo de mar del restaurante El Risco (Lanzarote).

Entre sus especialidades, sometidas a los vaivenes diarios de la flota de bajura, figura un plato insoslayable, los chicharrones de morena, excelentes, que crujen como barquillos y se acompañan con chips de batata de El Jable. Tan recomendables como las gambas de La Santa bajo costra de sal de las salinas de Janubio, o los famosos carabineros de la misma procedencia asados a la unilateral a la plancha. Merecen la pena la ropa vieja de pulpo con panceta de cochino negro canario y el lomo de cherne con crema de lentejas y batata confitada, a pesar de que llega algo pasado de punto. Tan demandado como el arroz meloso de carabineros, otro de sus platos de éxito.

De los aperitivos a los postres, la carta alude a la despensa local con indicación de los topónimos que acreditan la procedencia de cada producto. Cocina de kilómetro 0 en sentido riguroso. No faltan el prodigioso salmón ahumado de Uga con salsa de miel de Haría. Ni la sopa de cebolla, algo anodina, a pesar de que intervienen los reputados bulbos de la isla. Cumplen sin entusiasmar la ensalada de jurel en escabeche con calabaza de Soo y tomate de Lanzarote, y resultan solo correctas las papas arrugadas con mojos rojo y verde. Con los postres se mantiene la huella isleña, incluido el exceso de azúcar. Son agradables las natillas de batata con helado de gofio y demasiado golosos los huevos mole a la miel de palma. La bodega, atenta a los vinos volcánicos, cuenta con marcas interesantes.

El Risco

  • Dirección: Montaña Clara, 30. Famara (Lanzarote).
  • Teléfono: +34 928 52 85 50.
  • Web: restauranteelrisco.com
  • Cierra: lunes.
  • Precio: entre 50 y 60 euros por persona. Ropa vieja de pulpo y panceta de cochino negro, 8,50 euros. Salmón ahumado de Uga con salsa de miel de Haría, 12,50. Gambas bajo costra de sal de Janubio, 21,95. Arroz meloso de carabineros de La Santa, 24,90. Huevos mole, espuma de gofio y miel de palma, 5,90.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información