Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tel Aviv, la ciudad de Eurovisión 2019

La playa, el bullicioso mercado del Carmel, la Ciudad Blanca, el barrio bohemio de Neve Tzedek y los mejores locales para descubrir la animada vida nocturna de la urbe israelí

Playa de Tel Aviv, con el barrio de Neve Tzedek al fondo.
Playa de Tel Aviv, con el barrio de Neve Tzedek al fondo. getty

Tel Aviv, la ciudad más ­moderna, occidental y vanguardista de Israel, intenta que la realidad del país no la defina. Bajo un manto de sofisticación se ofrece a ojos del mundo como una urbe vibrante, secular y gay friendly (según el punto de vista palestino, practicando el pinkwashing). Del 14 al 18 de mayo será además la sede de la 64ª edición del Festival de la Canción de Eurovisión. En 2018 la cantante israelí Netta Barzilai ganó el certamen con su canción Toy, con un claro mensaje feminista inspirado en el movimiento #MeToo que concuerda con el deseo de Tel Aviv de ser reconocida como una ciudad abierta, desinhibida y libre.

Tras la creación del Estado de Israel, Jaffa (o Yafo en hebreo), la zona del viejo puerto de inequívoco espíritu árabe, y la moderna Tel Aviv, con sus rascacielos y edificios Bauhaus, dieron forma con su unión a la actual ciudad de Tel Aviv-Yafo. Una joven urbe abierta al Mediterráneo, ideal para recorrer en bicicleta o en patinete, con una gran playa, buenos restaurantes, una potente escena artística y cultural, y una vida nocturna salvaje.

9.30 Entre frutas, dulces y quesos

El hotel Poli House (1), en un edificio de estilo Bauhaus, meticulosamente restaurado y con un interior futurista a cargo del artista Karim Rashid, está situado en la histórica plaza de Magen David, cerca del mercado del Carmel (2). Justo en el corazón de la ciudad, el punto ideal para empezar a recorrerla. El jaleo del mayor mercado de Tel Aviv, colorista y bullanguero, es perfecto para perderse en él con un zumo de granada recién exprimido en la mano. Entre tiendas de verduras, dulces, frutas, quesos, pan, perfumes y ropa hay puestos de comida como Kaful Kitchen, Agadir Burger, Arepita’s Town, Viva Mexico o Market Restaurant.

El Museo de Arte de Tel Aviv es una de las visitas imprescindibles. Y las galerías de Neve Tzedek pueden cerrar la ruta

En los callejones laterales del mercado se encuentran animados cafés, bares y restaurantes con terrazas. En el callejón Yom Tov, el café homónimo (3) es uno de los mejores sitios para disfrutar del ambiente del bazar. Sirve una gran variedad de desayunos para todos los gustos, con productos frescos y buen ambiente.

11.00 4.000 edificios

Después, nada mejor que un paseo por la Ciudad Blanca (4), patrimonio mundial desde 2003. Basado en un plan urbano del biólogo y pensador escocés Patrick Geddes, desde principios de la década de 1930 hasta los años cincuenta se construyeron más de 4.000 edificios de estilo Bauhaus, la escuela alemana que revolucionó el arte y la arquitectura en el siglo XX. En el Bauhaus Center Tel Aviv (5) se puede contratar, por unos 18 euros, una ruta de dos horas que incluye 24 minutos de película introductoria.

Tel Aviv, la ciudad de Eurovisión 2019

13.00 Un arenal para cada uno

La playa de Tel Aviv (6) está situada al oeste de la ciudad, que pivota en torno a esta gran lengua de arena blanca y parda y aguas mediterráneas. Se divide en zonas diferenciadas: para la comunidad LGTBI (Hilton Beach), para los más religiosos (Nordau, con horarios segregados para hombres y mujeres y vallas para resguardarse de ojos indiscretos), arenales para ir con perros, los animados, tranquilos o para hacer deporte.

14.30 Comer en el HaBasta

De regreso a la zona del hotel Poli House, hay un restaurante recomendable en otro de los callejones laterales del mercado del Carmel, en el número 4 de HaShomer Street: ­HaBasta (7), un sencillo local con una terraza exterior muy popular. Reconocido y frecuentado por otros chefs de la ciudad, sirve cocina con ingredientes frescos: mejillones, salmón ahumado, caballa, tartar, ceviche…, y cuenta con una buena carta de vinos. Importante reservar.

17.00 Tarde para el arte

Hora de una visita imprescindible: el Museo de Arte de Tel Aviv (8) (Shaul Hamelech Blvd, 27). Guarda una de las colecciones de arte israelí más grandes del mundo y obras de artistas como Marc Chagall, Gustav Klimt, Vasily Kandinsky, Pablo Picasso, Jackson Pollock, Mark Rothko, Roy Lichtenstein, Gerhard Richter y Francis Bacon.

Si se quiere cerrar la tarde con una visita a pequeñas galerías de arte contemporáneo, uno de los mejores barrios para hacerlo es el bohemio Neve Tzedek, con pasajes estrechos y patios sombreados llenos de cafés, boutiques, talleres de diseño y edificios de estilo oriental. En Neve Tzedek hay una bonita zona de callejones empedrados por HaShomer Street, que por la noche se llena de gente. Aquí se encuentra el bar Ramesses (9), que ofrece cócteles de primera y buena música.

El restaurante North Abraxas, en Tel Aviv. ampliar foto
El restaurante North Abraxas, en Tel Aviv.

20.00 Sabores mediterráneos

North Abraxas (10) (Lilinblum, 40) es uno de los restaurantes de moda de la ciudad. Pertenece a un famoso y televisivo chef local, Eyal Shani, y ofrece una cocina mediterránea en la que nunca falta el toque de aceite de oliva, limón y sal. Se puede cenar al aire libre, en la barra o en un elegante comedor situado en la primera planta. La atmósfera por la noche es festiva.

22.00 Sesión electrónica

Tras la cena, la noche abre sus fauces a “una de las mejores escenas electrónicas del mundo”, como afirma el DJ Miv Ast desde BuXa (11). Este local está situado en la avenida de Rothschild (12), una zona conocida por su animada vida nocturna “donde uno puede salir todos los días hasta las siete de la mañana”. El cercano Kuli Alma (13) (Mikveh Israel St, 10) tiene un gran espacio de dos plantas con sala de exposiciones, galería, tienda, distintas zonas de baile y una gran barra.

A unos 20 minutos a pie, en el barrio de Florentin se encuentra un ambiente nocturno más alternativo. Aquí hay locales en callejuelas como el Garin (14), con música en directo, e instituciones como el Teder (15) , en el patio interior de un edificio. Para cerrar la noche hay que regresar a la zona de Rothschild al encuentro de Disco Alphabet (16) (Ahad Ha’Am St, 54), el corazón de la escena electrónica de Tel Aviv.

Amanece y la brisa del mar recorre la ciudad como un frío eco de lo que hay más allá, mientras la vida, la música y la fiesta prosiguen.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información