Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mejores playas de Croacia

Playa, sol y fiesta a buen precio en maravillosos enclaves bañados por el Adriático

Playa de Zlatni rat, en Croacia Ampliar foto
Playa de Zlatni rat, en la isla de Brac, en Croacia. Getty

Playa, sol, fiesta y a buen precio. Esos son los requisitos indispensables que buscan los jóvenes para elegir un destino para unas vacaciones con amigos. Después de los quebraderos de cabeza que supone cuadrar los días libres de cada uno, queda ajustar esa fecha a un vuelo barato a un lugar cercano que cumpla con las expectativas. Y uno de los que cumple con todos ellos es Croacia, que además de 1.244 islas, 6.278 kilómetros de costa y fiesta hasta el amanecer, ofrece una acogedora arquitectura medieval y muchos puntos de reconocido interés cultural.

Un viaje perfecto, con parada en siete enclaves maravillosos, para mochileros que no necesitan más que un bañador y un modelito de fiesta para sobrevivir una semana por tierras croatas.

1 Hvar

Sin duda, es uno de los destinos turísticos más atractivos de Croacia. Es la isla más larga y la que más horas de sol recibe al año de todo el mar Adriático. Clima suave y olor a lavanda, romero y pino. Un sinfín de calas en las que relajarse, aguas cristalinas para bañarse y largos caminos para pasear junto a la costa.

Isla de Paklinski Otoci, frente a Hvar, en Croacia. ampliar foto
Isla de Paklinski Otoci, frente a Hvar, en Croacia. Getty

La playa de Bonj se ha convertido en un selecto destino vacacional frecuentado por personajes como Giorgio Armani o Bill Gates. Ofrece tranquilidad y anonimato, pero también fiesta desmadrada desde media tarde hasta que vuelve a salir el sol. Cerca del puerto se encuentra el bar Carpe Diem, donde el ambiente empieza a animarse en torno a las seis de la tarde, entre cervezas y cócteles para, unas horas más tarde, subir a bordo de un barco de la misma compañía y desembarcar en una discoteca situada, de manera estratégica y exclusiva, en una isla cercana, a 10 minutos de travesía. Previamente, es parada obligada el Kiva Bar para tomar un Helmet Shot, un chupito que se toma de un trago tras propinar varios golpes fuertes en un casco de acero puesto sobre la cabeza. Ambiente chic, espectáculos y espacio al aire libre donde la fiesta está asegurada.

Playa de Zlatni Rat, en Croacia. ampliar foto
Playa de Zlatni Rat, en Croacia. Getty

2 Brac

Hablar de la isla de Brac es hablar de Zlatni Rat, situada en Bol, enclave también conocido como El Cuerno. Una de las playas más espectaculares de Croacia, con agua cristalina y una picuda lengua de arena que se adentra hasta 500 metros en el mar. El ferri que llega hasta ella parte de Supetar, un pueblo marinero que se nutre del turismo, la pesca y la agricultura, y donde también se puede dar un agradable paseo por el puerto. Brac es una de las islas más cercanas a Split, tanto, que permite la posibilidad de una excursión para pasar el día.

Restaurante en Lumbarda, en la isla de Korcula (Croacia). ampliar foto
Restaurante en Lumbarda, en la isla de Korcula (Croacia). Getty

3 Korcula

Según los lugareños, Marco Polo nació en esta isla en 1254, en el seno de una familia veneciana de mercaderes establecida aquí. Lo cierto es que no hay pruebas que corroboren esta historia, pero Korcula sí mantiene la esencia de pueblo comerciante, con calles empedradas y un encanto singular. La playa de Lumbarda, a solo seis kilómetros de la localidad de Korcula, es una de las más visitadas de la isla e ideal para tomar pescado fresco y una cerveza bien fría en un chiringuito a pie de playa. Uno de esos mágicos y placenteros momentos que marcan unas vacaciones para siempre.

Sombrillas en la playa de Zrce, en la isla croata de Pag. ampliar foto
Sombrillas en la playa de Zrce, en la isla croata de Pag. iStock

4 Pag

En la isla de Pag, a tan solo dos kilómetros de la ciudad de Novalja, está la playa de Zrće, la más popular del lugar. Con discotecas abiertas las 24 horas, muchas de ellas con piscina incluida, y espectáculos acrobáticos, logra atraer a jóvenes de todas partes del mundo que bailan y se divierten sin fin mientras cambian de un local a otro caminando por la playa. La entrada suele ser gratuita y el precio de las copas ronda los cuatro euros.

Bañistas frente a las cascadas del parque nacional de Krka, en Croacia. ampliar foto
Bañistas frente a las cascadas del parque nacional de Krka, en Croacia. Getty

5 Parque Nacional del río Krka

Croacia alberga nueve parques naturales, pero este en concreto destaca por ser el único de agua dulce donde está permitido el baño. Una profunda inmersión en la naturaleza a lo largo de 72 kilómetros en los que se puede apreciar una infinidad de aves, peces y rica flora dignos de un 'selfie'.

6 Dubrovnik

La ciudad más popular de Croacia, y principal punto de llegada aérea, reserva una sorpresa a escasos metros del centro de la ciudad: la playa de Gradska Plaza, que proporciona un contraste peculiar entre la arena y la muralla que rodea el centro histórico de Dubrovnik.

Playa de Banje, frente a la centro histórico de Dubrovnik. ampliar foto
Playa de Banje, frente a la centro histórico de Dubrovnik. Getty

Aunque no encontraremos aquí las mejores calas del país, ya que suelen ser de arena gorda por se una región muy escarpada y rocosa, merece la pena hacer una parada cultural: entrar al casco antiguo por la Puerta de Pile; recorrer los casi dos kilómetros de muralla, disfrutar de las vistas de tejados rojizos y del Mar Adriático desde una de sus 16 torres; pasear por la calle Stradun, llena de edificios simbólicos, o perderse por las estrechas y empedradas calles aledañas. La noche de Dubrovnik cautiva a los turistas; tras una cena en una de sus terrazas al aire libre con un ambiente muy mediterráneo, estos suelen dirigirse a las calles aledañas a la catedral para tomar una copa en la calle, sentados en las escaleras hasta las dos de la madrugada, momento en que la ciudad se contagia de una asombrosa calma. La fiesta, eso sí, no termina: el Culture Club Revelin transforma un fuerte construido en 1462 en una discoteca con una espaciosa sala abovedada en la que DJ locales e internacionales mezclan sesiones de house y hip hop hasta el amanecer.

Playa de Bacvice, en Split. ampliar foto
Playa de Bacvice, en Split. iStock

7 Split

Punto de partida hacia las islas (Hvar, Brac, Korcula...) y centro neurálgico de la costa dálmata, la playa más destacada de Split es Bacvice, aunque, igual que ocurre en Dubrovnik, prevalece el interés cultural de la ciudad. El palacio Diocleciano fue declarado patrimonio mundial por la Unesco en 1979 y el conjunto de su fortaleza, iglesias, museos y calles pintorescas invitan a perderse y empaparse de la mezcla de diferentes estilos arquitectónicos. Ambiente nocturno tampoco le falta, pues desde 2013 acoge el festival Ultra Europe, edición europea del Ultra Music Festival de Miami, la cita de música electrónica al aire libre más famosa del mundo.

Más información