Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

Embarcaderos únicos en Reino Unido

El país recupera los antiguos complejos de ocio, símbolo de esplendor de la época victoriana

Embarcadero de Brighton, conocido como Brighton Pier (muelle de Brighton). Ver fotogalería
Embarcadero de Brighton, conocido como Brighton Pier (muelle de Brighton).

Caminar por la pasarela de madera de cualquier embarcadero de Reino Unido es una experiencia única: sus majestuosas estructuras victorianas que miran al mar y sus arcadas de hierro evocan una época de esplendor. Estas construcciones han vivido décadas de olvido, pero ahora han vuelto a convertirse en destinos turísticos de primer orden. Proponemos una ruta por los muelles más interesantes del país a través de las imágenes de Simon Roberts, que ha fotografiado los 58 embarcaderos que quedan en pie.

El muelle de Eastbourne, en la costa del sur del Reino Unido. ampliar foto
El muelle de Eastbourne, en la costa del sur del Reino Unido.

Todo empezó hace dos siglos: a lo largo de la costa británica se construyeron muelles para que los pasajeros de barcos de vapor pusieran pie en tierra firme."Con la llegada del tren y la aprobación del Acta de Vacaciones, que introdujo como regla general días de descanso pagados (…), los embarcaderos se convirtieron en la mejor inversión para atraer a las masas", explica Francis Harrison en el ensayo ‘Pierdom: A Kingdom by the Sea’. El título del trabajo (Pierdom) mezcla las palabras pier (muelle) y kingdom (reino), jugando con la idea de que el Reino Unido es "un reino junto al mar". 

Los muelles se ensancharon para convertirse en embarcaderos de ocio (pleasure piers, en inglés) con la construcción de cafés, salas de baile, teatros y hasta piscinas. Una época dorada que terminó cuando muchos muelles en el sur y en el este del país fueron desmontados, por el miedo de que los nazis pudieran utilizarlos como pistas de aterrizaje durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante muchos años, “la gente perdió el interés y dejaron de ser apreciados pero hoy vemos que han resurgido. Se han convertido en iconos culturales e históricos”, explica el fotógrafo Simon Roberts, que ha puesto imágenes al ensayo de Harrison.

Clevedon Pier, el más interesante

Embarcadero de Clevedon, cerca de la ciudad de Bristol. ampliar foto
Embarcadero de Clevedon, cerca de la ciudad de Bristol.

Uno de los embarcaderos más sencillos pero emblemáticos se encuentra en Clevedon, cerca de la ciudad de Bristol. Más de 300 metros de pasarela con arcadas de 8 metros de ancho y con un pequeño café al final de la plataforma, donde puede que se tope con gente del lugar pescando bacalaos, lenguados o pescadillas.

Es el único muelle en Reino Unido que está incluido en la lista de edificios de especial interés arquitectónico o histórico de Grado I, título que comparte con la Torre de Londres y el Palacio de Westminster.

Se puede alquilar para bodas, reuniones de trabajo e incluso para arrojar las cenizas de un ser querido. El año pasado, el grupo de música One Direction grabó uno de sus videoclips en sus instalaciones.

Brighton Pier, el más visitado

El West Pier de Brighton, en Inglaterra. ampliar foto
El West Pier de Brighton, en Inglaterra.

El embarcadero de la ciudad de Brighton es la atracción turística de Reino Unido más visitada fuera de Londres, con más de seis millones de turistas al año. Ofrece un día de diversión con un pequeño parque de atracciones con coches de choque, canoas de agua y el tiovivo; el tradicional fish & chips (pescado y patatas fritas) con la compañía de gaviotas que sobrevuelan a la espera de un turista despistado para arrebatarle su comida; y tumbonas para disfrutar del atardecer con un algodón de azúcar o un gofre de nutella.

A menos de un kilómetro se divisa su hermano mayor, el West Pier, del que queda solo un amasijo de hierros pero que se ha convertido en un emblema del horizonte de la ciudad. Fue víctima de dos incendios de los que todavía no se saben sus causas, y de tormentas que cada año arrancan partes de la estructura.

Hastings Pier, el más querido

Hastings Pier fue rebautizado como el ‘Embarcadero de la Gente’ por la implicación de sus vecinos en su reconstrucción: sus habitantes recaudaron 600.000 libras (cerca de un millón de euros) para rehabilitarlo tras un incendio en 2010.

Hastings Pier, conocido como el ‘Embarcadero de la Gente’. ampliar foto
Hastings Pier, conocido como el ‘Embarcadero de la Gente’.

A este gran incendio se le suman tres grandes tormentas en 2007, 1993 y 1932, y otro incendio en 1917. Los dos peores enemigos para estas construcciones victorianas son las duras condiciones meteorológicas durante los meses de frío y los altos costes de mantenimiento. De los 100 embarcaderos que se conservaban el siglo pasado, hoy en día solo quedan en pie 58.

Se espera que Hastings Pier abra en la primavera de 2016, tras una inyección de casi 14 millones de libras (19 millones de euros) para su restauración. Se organizarán actividades como cine al aire libre, mercados de comida local, y festivales de música. “Queremos que sea un mini-Glastonbury”, dice Maria Ludkin, una de los 4.000 ciudadanos de Hastings que invirtió en el proyecto.

“Queremos que el muelle no sea sólo una atracción turística sino una extensión de lo que es el pueblo. Hemos visto cómo otras ciudades se han llenado de vida tras restaurar sus embarcaderos y la reconstrucción de nuestro muelle ha dado esperanza a la gente”, afirma Ludkin.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información