Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco secretos de Goa

Mansiones portuguesas, playas escondidas y visitas guiadas a plantaciones de especias en una ruta por el multicultural estado indio

Basílica del Bom Jesus, en Goa, India Ampliar foto
Basílica del Bom Jesus, donde se guardan las reliquias de San Francisco Javier, en Goa Vieja, la antigua capital del estado indio.

Goa es uno de los estados más pequeños de la inmensa India, pero también uno de los más diversos y multiculturales; esconde muchísimos atractivos y rincones secretos. Estos son cinco de sus lugares imprescindibles.

01 Goa Vieja y Panjim bohemia

Son la antigua y la nueva capital del Estado. La primera, Goa Vieja, ejerció este título desde el siglo XVI hasta su abandono por una plaga en el XVIII. De esta época queda la magnífica Basílica del Bom Jesus, en cuyo interior se guarda el cuerpo incorrupto de San Francisco Javier, que se expone cada 10 años (la última fue en 2014, por lo que habrá que esperar). También, justo enfrente, encontraremos, de blanco inmaculado, la Catedral, Santa Catarina.

Debido a la letal plaga, la capital se trasladó a Panjim, o Panaji, a unos 10 kilómetros de distancia. Paseando por la nueva capital, situada en la desembocadura del río Mandovi, podremos disfrutar de la arquitectura de estilo portugués, especialmente en los barrios de Altinho y Fontainhas, salpicados de galerías de arte y cafés que crean un ambiente muy bohemio. En el centro de la ciudad también se puede visitar la Iglesia de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

02 Restauradores en palacio

Una de las estancias de la casa Menezes Braganza House, en Chandor (Goa). ampliar foto
Una de las estancias de la casa Menezes Braganza House, en Chandor (Goa).

Repartidas por todo el estado se pueden ver estas mansiones construidas en la época de los colonos portugueses. Destaca entre todas la Casa de Braganza, en el pueblo de Chandor. Está dividida en dos partes: el ala este, pertenece a la familia Pereira Braganza, y el ala oeste, de la familia Menezes Braganza. En su interior se exponen muchísimas antigüedades, muchas de ellas regalos de importantes personalidades a ambas familias.

También merece la pena visitar el Palacio do Deao, en Quepem. Está habitado por una familia que trabaja en la restauración del lugar, intentando devolverle el esplendor que tuvo en su mejor época. El jardín del palacio es realmente espectacular. Reservando con antelación se pueden organizar cenas en el patio.

03 Una playa escondida

'Bungalows' en la playa de Mandrem, en el estado indio de Goa. ampliar foto
'Bungalows' en la playa de Mandrem, en el estado indio de Goa.

Las playas de Goa son el mayor atractivo para el viajero. Toda la costa está salpicada de arenales; desde pequeñas calas hasta extensiones kilométricas. Las del norte son más turísticas y con más ambiente nocturno. Al estar en la costa oeste, las puestas de sol sobre el mar son espectaculares.

Pero hay una excepción muy recomendable: Mandrem, una playa tranquila, muy larga y de arena fina y blanca. Es la continuación de la más conocida y ambientada playa de Arambol, muy frecuentada por mochileros y hippies.

En el sur, Agonda es un remanso de paz para quienes buscan relax. Si seguimos un poco más al sur, saltándonos algunas tan populares como Palolem y Patmen, encontraremos Galgibag (o Galgibada). Es uno de los últimos rincones escondidos que han escapado del turismo masivo. Una de las razones es la casi total ausencia de establecimientos hoteleros y bares, debido a otro de sus secretos: está protegida al ser una importante zona de anidamiento de tortugas. Entre octubre y marzo, con un poco de suerte, podremos ver cómo hacen sus nidos, depositan sus huevos o incluso a las pequeñas tortugas correteando por primera vez hacia el mar.

04 'Rave' silenciosa

Celebración del Festival Suburn de música electrónica, en el norte de Goa (India). ampliar foto
Celebración del Festival Suburn de música electrónica, en el norte de Goa (India).

Desde que en los años 60 la comunidad hippie eligiera las playas de Goa como destino de peregrinaje debido a su clima, los precios baratos y la legalidad de las drogas blandas (ojo, hace años que esto se terminó), Goa se convirtió en un referente mundial de la música electrónica.

Las playas del norte (Baga, Anjuna, Arambol) reúnen la mayor cantidad de locales y chiringuitos con música de baile. La electrónica y el trance, son los sonidos más habituales y el festival Sunburn suele presentar un destacado cartel con artistas de talla internacional. Se celebra cada año cerca de las navidades.

El sur de Goa, más tranquilo, cuenta no obstante con una fiesta muy curiosa: Silent Noise, en Palolem, donde los Dj pinchan música hasta altas horas de la mañana sin molestar a nadie, ya que solo se escucha a través de los auriculares que cada asistente recibe con su entrada.

05 Naturaleza especiada

Plantación de arroz en Goa, al sur de India. ampliar foto
Plantación de arroz en Goa, al sur de India.

Aproximadamente la mitad del estado de Goa está cubierto de selva, lo que da una idea de sus posibilidades. Se pueden hacer diversas actividades relacionadas con la naturaleza, como rutas en elefante, excursiones en barco para avistar delfines, visitas guiadas a campos de especias y arrozales, parques naturales, etcétera.

La cascada de Dudhsagar, de 603 metros, la segunda más alta de India, es un lugar que merece la pena visitar, sobre todo porque está ubicada en un paraje espectacular. Durante el mozón es prácticamente inaccesible, por lo que la mejor época para visitarla es a partir de octubre.

Las plantaciones de Savoi, alrededor de Ponda, son un buen lugar para contemplar los famosos campos de especias del sur del país. No son plantaciones demasiado turísticas y se puede degustar gastronomía típica de Goa, cocina realmente casera, en el mismo lugar.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información