Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Rutas urbanas

50 amantes de Madrid

Creadores vinculados a la ciudad nos descubren sus lugares favoritos. Calles, parques, bares o museos que enamoran

Un puesto en el mercado de San Miguel, en el centro de Madrid, a un paso de la plaza Mayor. Ampliar foto
Un puesto en el mercado de San Miguel, en el centro de Madrid, a un paso de la plaza Mayor.

Hay tantas razones por las que puede gustar una ciudad como personas que la miran. Cincuenta creadores y profesionales que están o han estado vinculados a Madrid responden a una sencilla pregunta: ¿por qué les gusta esta ciudad? Las respuestas incluyen establecimientos, calles, parques, atmósferas... Y, por encima de todo, la gente.

De izquierda a derecha, María Escoté, Chenoa, El Gran Wyoming, Pilar Jurado y Laura Ponte.
De izquierda a derecha, María Escoté, Chenoa, El Gran Wyoming, Pilar Jurado y Laura Ponte.

01 Fabuloso Coconut Bar

MARÍA ESCOTÉ, DISEÑADORA DE MODA

Me gusta Madrid por la gente y por la vida de sus calles. Es una ciudad abierta, y la primera semana que llegas aquí ya tienes conocidos que te vienen a buscar a casa. Me gusta Madrid por el ambiente que hay en la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, donde los antiguos cines Luna, por el Fabuloso Coconut Bar (San Roque, 13), donde meriendo, y también por lo bien que se come en el Mercado de la Reina (Gran Vía, 12).

El puente de Dominique Perrault en Madrid Río. ampliar foto
El puente de Dominique Perrault en Madrid Río.

02 Madrid Río

CHENOA, CANTANTE

Madrid es ideal para pasear y me encanta hacerlo, sobre todo por La Latina y por Madrid Río. Este es mi parque favorito, un lugar donde puedes andar con calma charlando con los amigos

03 Sala El Sol

EL GRAN WYOMING, ACTOR Y PRESENTADOR

Madrid es la mejor ciudad si tienes la vida resuelta, porque buscarte la vida aquí es complicado. Me gustaba mucho su vida nocturna, pero todo se va reduciendo. Estuve ocho años trabajando en un bar, en Malasaña, y ese es el Madrid que echo de menos, el de los ochenta. Ahora con mi banda Wyoming y Los Insolventes tocamos en la Sala El Sol (Jardines, 3). Antes iba como cliente, y ahora, cuarenta años después, vuelvo para tocar en su escenario.

04 Teatro Real

PILAR JURADO, SOPRANO Y COMPOSITORA

El Real es el teatro que más amo y ha sido testigo de toda mi historia desde que era niña, pues también estudié en ese edificio. Además, fui testigo de su última función antes de la remodelación con mi primera obra sinfónica, para después también reinaugurarlo. Es el templo de mi vida.

05 El ambiente de pueblo

LAURA PONTE, MODELO Y DISEÑADORA

Madrid es una ciudad fácil, pero a la vez inabarcable. Es una ciudad rica pero a la vez muy simple, es como un gran pueblo. Yo sigo descubriendo rincones de esta ciudad cada día, pero sobre todo me quedaría con su noche, donde siempre pasan cosas inesperadas. Madrid, sin ser la mejor ciudad del mundo, es la más amable.

De izquierda a derecha, Andrés Jaque, Ricardo Cavolo, Amaya Valdemoro, Ramón Freixa y La Moderna de Pueblo.
De izquierda a derecha, Andrés Jaque, Ricardo Cavolo, Amaya Valdemoro, Ramón Freixa y La Moderna de Pueblo.

06 Librería Tipos Infames

ANDRÉS JAQUE, ARQUITECTO

Me gusta Madrid porque aquí he desarrollado proyectos como los Escaravox de Matadero o la playa del restaurante Ojalá (San Andrés, 1), y la gente no para de usarlos. Madrid es una ciudad donde es posible celebrar con optimismo lo diferente. Me gusta porque hay una gran energía en los pequeños contextos independientes. La librería Tipos Infames (San Joaquín, 3), artistas como Eva Solano, el Colectivo Hetaira o el Campo de Cebada son ejemplos que me resultan muy próximos de cómo el día a día se construye desde la singularidad. Esa es la fuerza de esta ciudad.

El restaurante Ojalá, en la calle de San Andrés, obra del arquitecto Andrés Jaque. ampliar foto
El restaurante Ojalá, en la calle de San Andrés, obra del arquitecto Andrés Jaque.

07 Generación X

RICARDO CAVOLO, ILUSTRADOR

De Madrid me gusta Malasaña, mi pequeño pueblito donde vivir, con mi frutería Paco, mi bar El Rincón (Espíritu Santo, 26) para tomar cañas y refrescar el verano, Casa Julio (Madera, 37) para regalarme unos huevos estrellados con picadillo y Generación X (Carranza, 25) para encontrar mis cómics.

08 Casa de Campo

AMAYA VALDEMORO, BALONCESTISTA

Madrid acoge e integra, y tenemos una diversidad cultural, gastronómica y deportiva tremenda. El tiempo que disfrutamos aquí también acompaña, y eso se nota porque hay muchos sitios donde practicar deporte al aire libre. Desde Madrid Río al Retiro, son espacios abiertos increíbles, junto con la Casa de Campo o la sierra.

09 La Rosaleda del Retiro

RAMÓN FREIXA, CHEF

Madrid es monumental y caótica a la vez. Su gastronomía es casi perfecta, y sus paseos, de cuento. Me gusta mucho el Retiro, un parque mutante, sobre todo la Rosaleda o el paseo de las Estatuas, lo tengo cerca de casa y es el lugar perfecto para desconectar.

10 Bar El Palentino

MODERNA DE PUEBLO, ILUSTRADORA

Me gusta Madrid por la mezcla de gente. Cuando llegué lo primero que me preguntaban era: “¿De dónde eres?”. Pensé que se me debía notar que no era de aquí, hasta que entendí que es una pregunta muy frecuente porque casi todos venimos de fuera. Me gusta que los jóvenes vayan a bares de toda la vida como el Palentino (calle del Pez, 8), con su mezcla graciosa entre hipsters de vermut o gin-tonic y abuelos de carajillo.

De izquierda a derecha, José Ángel Mañas, Soledad Puértolas, Alma Obregón, Javier SIerra y Marcos Giralt.
De izquierda a derecha, José Ángel Mañas, Soledad Puértolas, Alma Obregón, Javier SIerra y Marcos Giralt.

11  Restaurante DiverXo

JOSÉ ÁNGEL MAÑAS, ESCRITOR

Estamos viviendo una edad dorada de la cocina madrileña. El último restaurante contemporáneo en el que recaí fue el Sudestada (Ponzano, 85). Y tengo ganas de descubrir el DiverXo (Padre Damián, 23). ¡Hay que tener mucho valor para decorar un restaurante de tres estrellas Michelin con cerditos voladores!

El bar Palentino, un clásico en la calle del Pez, en el barrio de Malasaña. ampliar foto
El bar Palentino, un clásico en la calle del Pez, en el barrio de Malasaña.

12 Casa Ricardo

SOLEDAD PUÉRTOLAS, ESCRITORA

Madrid es la ciudad en la que mis padres vivieron los últimos años de su vida. Me vincularon a ella. Me siento ligada al barrio de Chamberí, a la glorieta de Quevedo. Ahí estaba La Nueva (Arapiles, 7), una pequeña taberna clásica a la que iba casi diariamente, el restaurante La Playa (Magallanes, 24) o Casa Ricardo (Fernando el Católico, 24).

13 Poncelet Cheese Bar

ALMA OBREGÓN, BLOGUERA GASTRONÓMICA

Amo Madrid porque es extremadamente versátil. Adoro que, en un mismo día, puedas pasar de la tranquilidad de contemplar el Palacio de Cristal del Retiro al bullicio de la cocina india del Tandoori Station (Ortega y Gasset, 89), o de la dulzura de las frutas exóticas de Gold Gourmet (Ortega y Gasset, 85) al poderío del queso Stilton que rellena el macarrón de chocolate del Poncelet Cheese Bar (José Abascal, 61).

14 Fundación Lázaro Galdiano

JAVIER SIERRA, ESCRITOR

El alma de Madrid está indisociablemente unida al arte y la literatura, y en una sola jornada puedes recorrer colecciones tan impagables como las del Museo del Prado o la Fundación Lázaro Galdiano, admirando sus boscos o sus goyas, y, con un poco de imaginación, hasta llegas a hablar con los personajes de sus cuadros frente a un chocolate caliente en el Café Gijón (paseo de Recoletos, 21).

15 Real Academia de Bellas Artes

MARCOS GIRALT TORRENTE, ESCRITOR

Amo el Madrid que no dormía, el Madrid chiflado, generoso y ácrata de antes de que Álvarez del Manzano y quienes le siguieron comenzaran a desfigurarlo arrojando cemento sobre sus plazas de tierra y sus paseos. Quedan resquicios, el cielo sobre algunas calles encrespadas del centro, algunos comercios y, sobre todo, el Retiro. También el Prado y algunos museos casi secretos, como el de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

De izquierda a derecha, Peris Romano, Ana Milán, Jesús Encinar, Pepa Rus y Juana de Aizpuru.
De izquierda a derecha, Peris Romano, Ana Milán, Jesús Encinar, Pepa Rus y Juana de Aizpuru.

16 Teatro Lara

PERIS ROMANO DEL PINO, DIRECTOR DE CINE

Amo Madrid por los paseos por el barrio de los Austrias hasta La Latina. Por el bullicio de la Gran Vía. Por cualquiera de las obras del teatro Lara (Corredera Baja de San Pablo, 15). Por las pelis en versión original de los cines Ideal (Doctor Cortezo, 6). Y por La Central (Postigo de San Martín, 8), tres plantas de librería con cafetería.

17 Taberna Origen

ANA MILÁN, ACTRIZ

Me encanta pasear por Madrid en mañanas de sol sonando Sabina en mi iPod y caminar sin saber dónde llegaré. Me gusta descubrir sitios como la Taberna Origen (Juan Álvarez Mendizábal, 44), un restaurante pequeño atendido maravillosamente bien y con platos a precios fantásticos, o PizzaSana (avenida de los Andes, 5), un italiano increíble.

Entrada del teatro Lara, en la Corredera Baja de San Pablo, en el barrio madrileño de Malasaña. ampliar foto
Entrada del teatro Lara, en la Corredera Baja de San Pablo, en el barrio madrileño de Malasaña.

18 La librería del CSIC

JESÚS ENCINAR, FUNDADOR DE IDEALISTA

Me gusta Madrid porque si un día estás de bajón basta con salir a la calle y solo con ver la juventud, la vida, las luces y el ruido te vienes arriba. Y porque, aun siendo de fuera, Madrid me ha dado todo lo que tengo, mi vida, mi pareja, mis negocios, mis amigos y mis ilusiones. Hay un sitio que siempre me llena de ánimo: el Botánico, un jardín en mitad del caos de Madrid con ese espíritu científico y universalista de la Ilustración que luego desapareció de España durante dos siglos. Y como lugar especial destacaría la Librería Científica del CSIC (Duque de Medinaceli, 6), un espacio del arquitecto Miguel Fisac de 1950 con un aire nórdico. Da gusto pensar que en el Madrid de los cincuenta había gente que podía crear espacios así y que se hayan mantenido casi 70 años.

19 Mercado de la Reina

PEPA RUS, ACTRIZ

Madrid me gusta para vivir, y eso creo que ya es algo importante. Me gusta ir a comer al Mercado de la Reina (Gran Vía, 12), un sitio especial donde almorzar, cenar y alargar un poco la velada; también disfruto en Casa Juan (Infanta Mercedes, 111), un sitio para comer a lo grande.

20 Círculo de Bellas Artes

JUANA DE AIZPURU, GALERISTA DE ARTE

Madrid tiene las dimensiones y la población justas ya que, a pesar de su tamaño, conserva un aire de ciudad de provincias. Vivo en el centro y mi galería está situada al lado de la plaza de las Salesas, y esta posición privilegiada me permite desayunar en la terraza del Círculo de Bellas Artes (Alcalá, 42), pasear por Recoletos hasta la plaza de Colón, visitar el Museo Arqueológico o la Biblioteca Nacional, almorzar un lenguado meunière en la terraza del Café Gijón (paseo de Recoletos, 21), tomar el té en el hotel Ritz (plaza de la Lealtad, 5) y cenar en alguno de los restaurantes próximos al Congreso de los Diputados.

De izquierda a derecha, Gemma Vela, Manuel Borja-Villel, Alfredo Sanzol, Agustín Moreno y Carmen Ginénez.
De izquierda a derecha, Gemma Vela, Manuel Borja-Villel, Alfredo Sanzol, Agustín Moreno y Carmen Ginénez.

21 Gourmet Experience

GEMMA VELA HUMANES, SUMILLER DEL RITZ

Me gusta la ciudad por su arquitectura y su inigualable cielo azul. Me gusta tapear por la plaza Mayor mientras te encuentras con mercadillos en las calles. Disfruto con un café desde las alturas del Gourmet Experience de El Corte Inglés (plaza del Callao) observando las azoteas de la Gran Vía. Y, cómo no, cenar en el restaurante Vinoteca García de la Navarra (Montalbán, 3), donde se pueden tomar botellas de vino de grandes añadas charlando con Luis y Pedro.

22 El espacio público

MANUEL BORJA-VILLEL, DIRECTOR DEL MUSEO CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA

Como me imagino que no puedo decir que me gusta Madrid porque en esta ciudad se halla el Museo Reina Sofía, diría que de Madrid siempre me ha atraído su gente, el modo en que ésta habita el espacio público y lo hace suyo, más allá de sus monumentos o de su historia oficial.

Interior del Lolina Vintage Café, en Madrid. ampliar foto
Interior del Lolina Vintage Café, en Madrid.

23 Museo del Ferrocarril

ALFREDO SANZOL, DRAMATURGO

Por la cantidad de sitios mágicos que tiene Madrid me encanta. Por ejemplo, por el teleférico que te lleva del paseo del Pintor Rosales al centro de la Casa de Campo. Es de los años sesenta y tiene algo de peli de James Bond. O el Museo del Ferrocarril (paseo de las Delicias, 61), en la antigua estación de Delicias, donde puedes ver desde trenes de finales del siglo XIX a talgos de los antiguos. O el jardín del Príncipe de Anglona (plaza de la Paja), que te da la sensación de haberte metido en una de las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer.

24 Lavapiés

AGUSTÍN MORENO, PROFESOR DEL INSTITUTO VILLA DE VALLECAS

Me gustan las puestas de sol en Las Vistillas, el Retiro en otoño, y, en medio, el barrio de los Austrias. La Latina, la casba de Lavapiés, la concentración cultural del Prado-Atocha y la isla de serenidad del Jardín Botánico. Me gustan las cañas en la calle de Los Madrazos tras las manifestaciones, la comida casera de Marisquerías Villas (Hartzenbusch, 16) y la mejor tortilla en el bar Galán de Villaverde. Nos consolamos de la ausencia de mar con el caos de granito de la Pedriza y los senderos de Guadarrama.

25 Museo del Prado

CARMEN GIMÉNEZ, CONSERVADORA DE ARTE

Lo que más me gusta de Madrid es la luz, pasear por el Retiro e ir al Museo del Prado, un museo único que no es demasiado grande, sus proporciones son perfectas, donde las salas de Velázquez son mis favoritas. Viajo mucho a Nueva York, París y Londres, ciudades que me fascinan y donde he vivido, pero que no me ofrecen la calidad de vida de Madrid.

De izquierda a derecha, Arancha Martí, Nerea Calvillo, Fernando Lemoniez, Víctor Clavijo y José A. Martínez.
De izquierda a derecha, Arancha Martí, Nerea Calvillo, Fernando Lemoniez, Víctor Clavijo y José A. Martínez.

26 Bar El Viajero

ARANCHA MARTÍ, ACTRIZ

Me gusta Madrid por sus barrios, en especial por La Latina. Los paseos al atardecer por los jardines de las Vistillas y de la plaza de la Cebada. Por sus calles, sus terrazas y sus fiestas. Los huevos estrellados de Casa Lucio (Cava Baja, 35) y las noches de verano en El Viajero (plaza de la Cebada, 11) y La Tournée (plaza de la Cebada, 2).

27 Medialab-Prado

NEREA CALVILLO, ARQUITECTA

Se me ocurren dos lugares muy cercanos por los que amo Madrid. El primero es Medialab-Prado (Alameda, 15), un centro clave dedicado a la producción de proyectos y pensamiento en la intersección entre arte, ciencia y tecnología. El segundo se encuentra a unos metros de distancia, el parque del Retiro, que me interesa por su capacidad de reducir notablemente la contaminación del aire del eje Castellana-Recoletos.

28 Calle de Argensola

FERNANDO LEMONIEZ, DISEÑADOR DE MODA

Me encanta el parque del Retiro, concretamente la zona de los jardines de Jacinto Benavente, que dan al Casón del Buen Retiro. Tienen un trazado geométrico de gran belleza. Y también amo esta ciudad por el barrio de Justicia, con los comercios más cuidados de Madrid, desde restaurantes a tiendas de alimentación, anticuarios o tiendas de moda, en los alrededores de la calle Argensola, donde también está mi tienda.

29 Restaurante Botín

VÍCTOR CLAVIJO, ACTOR

Amo Madrid por el constante movimiento cultural y artístico, que resiste y se reinventa. Uno de mis restaurantes preferidos, que combina historia y gastronomía local, es Botín (Cuchilleros, 27), reconocido por el libro Guinness de los Récords como el más antiguo del mundo (1725). Un paseo por su cocina —imprescindible probar el cochinillo asado—, su bodega y sus salones son un repaso a la historia de los últimos 300 años de la ciudad.

30 Barrio de Malasaña

JOSÉ A. MARTÍNEZ SÁNCHEZ, ASOCIACIÓN DE DIRECTORES DE INSTITUTO DE MADRID

Soy de fuera y Madrid me acogió sin reservas. Y ya afincado, siempre me ha ofrecido, en todo, enormes posibilidades de elegir. Especialmente me gusta pasear por el barrio de los Austrias y Malasaña, con las paradas de rigor, y caminar por la sierra, que está a un paso, y que es un lujo.

De izquierda a derecha, Pepón NIeto, Enrique López, Anabel Alonso, Begoña Ibarrola y Carlos Urroz.
De izquierda a derecha, Pepón NIeto, Enrique López, Anabel Alonso, Begoña Ibarrola y Carlos Urroz.

31 Bar El Bonanno

PEPÓN NIETO, ACTOR

Me gusta pasear por Madrid, pero por la parte más cañera, me gusta el bullicio, los escaparates, los bares llenos, el olor a cañas y fritanga. Me gustan las cañas en el Bonanno (Humilladero, 4), e ir luego a los restaurantes Emma y Julia (Cava Baja, 19) o El Landó (plaza de Gabriel Miró, 8), o probar los huevos de Casa Lucio (Cava Baja, 35). Me gusta pasear por ese nuevo barrio que se ha creado alrededor del teatro Lara, que está lleno de bares, restaurantes y tiendas. Recomiendo comer en La Pescadería (Ballesta, 32) y darte una vuelta por la tienda de Paco Varela (Corredera Baja de San Pablo, 53).

32 Cervecería Olivares

ENRIQUE LÓPEZ LAVIGNE, PRODUCTOR

Si es primer sábado de mes me gusta ir a la feria de juguete antiguo en el Museo del Ferrocarril, parada obligatoria para nostálgicos de la infancia como yo. Me gusta Madrid también por la ruta de la patata brava en el barrio de la Concepción, cerca de la antigua sala Canciller y del parque Calero. Empezando por la cervecería Olivares (Virgen Del Sagrario, 19), con las fotos en blanco y negro que representan el desarrollo de la M-30 en los alrededores de Ventas y retratos de Camarón. Son las mejores bravas de la capital de la brava desde 1960.

33 Taberna La Ardosa

ANABEL ALONSO, ACTRIZ

La noche de Madrid no se acaba nunca, otras capitales por las noches están muertas pero Madrid tiene vida para dar y tomar. Pero también me gusta el día, un cocido en La Bola (Bola, 5), una copa en Museo Chicote (Gran Vía, 12) y las cañas de La Ardosa (Colón, 13). En Madrid puedes disfrutar de multitud de espectáculos teatrales y musicales, siempre hay algo que ver, ¡por Madrid pasan todos los grandes!

34 Cuesta de Moyano

BEGOÑA IBARROLA, PSICÓLOGA Y ESCRITORA

Amo Madrid porque es lugar de encuentro y acogida de personas, donde nadie se siente extranjero. Me encanta el Jardín Botánico y, por supuesto, el Retiro, pero el lugar donde puedo pasarme horas es la Cuesta de Moyano, paraíso de libros y libreros.

35 Calle del Doctor Fourquet

CARLOS URROZ, DIRECTOR DE ARCO

Madrid es una ciudad cómoda para ver arte, sobre todo en los alrededores del Museo Reina Sofía, junto con La Casa Encendida, Tabacalera y la calle del Doctor Fourquet, repleta de galerías. Frente a otras ciudades donde ver exposiciones es irte de nave industrial en nave industrial en un desierto de asfalto, Madrid resulta siempre cómoda para ello en barrios como el de las Letras.

De izquierda a derecha, Fernando Guillén Cuervo, Miguel del Arco, Manuela Velasco, Ana Domínguez Siemens y Kike Sarasola.
De izquierda a derecha, Fernando Guillén Cuervo, Miguel del Arco, Manuela Velasco, Ana Domínguez Siemens y Kike Sarasola.

36 Restaurante El Paraguas

FERNANDO GUILLÉN CUERVO, ACTOR

Madrid me apasiona por su mezcla de ambientes. Me gustan los restaurantes de toda la vida como La Posada de la Villa (Cava Baja, 9) —nadie hace el cordero como ellos— o las verdinas con perdiz del restaurante El Paraguas (Jorge Juan, 16). Me gusta ir por el paseo del Pintor Rosales, para llegar a ver atardecer en el templo de Debod, o comprarme el periódico un domingo por la mañana y buscar los rayos de sol en alguna terraza del palacio de Oriente.

37 Teatro de La Abadía

MIGUEL DEL ARCO, DRAMATURGO

Me gusta Madrid porque sus gentes se mezclan sin problemas, como nos mezclamos en el Teatro de la Ciudad, una experiencia teatral que hemos puesto en marcha Andrés Lima, Alfredo Sanzol y yo. Nos mezclamos con otros profesionales en talleres de investigación teatral y nos mezclaremos en el escenario para el estreno simultáneo de tres tragedias griegas: Medea, Edipo Rey y Antígona. Y con la misma entrada, el público podrá seguir mezclándose después con los actores, directores y otros invitados en Entusiasmo,</CF> una excusa teatral para tomarnos juntos una cerveza, todo en el Teatro de La Abadía (Fernández de los Ríos, 42).

38 Barrio de las Letras

MANUELA VELASCO, ACTRIZ

De Madrid me gusta la vida de barrio, me encantan sus calles y los pequeños comercios. Hacer la compra en el mercado de Antón Martín, echar un vistazo en las tiendas de decoración del barrio de las Letras, tomar una caña en La Dolores (plaza de Jesús, 4), y todo lo que rodea al Teatro Español. Hago mucha vida alrededor de los teatros de Matadero, un paseo por el río y café en La Cantina. Cultura, comida, bebida, amigos y calles.

39 Plaza de la Platería

ANA DOMÍNGUEZ SIEMENS, PERIODISTA Y COMISARIA DE DISEÑO

De Madrid me gusta el sol, por eso mi centro de operaciones es la terraza de la plaza de la Platería, en el barrio de las Letras. Del barrio solo salgo para ir a ver la tienda Camper (Preciados, 23), diseño de Curro Claret, o comer en el restaurante Muta (Ponzano, 10), creación de Martí Guixé. Recomiendo comprar una lámpara en el estudio de Álvaro Catalán de Ocón (Conde de Vistahermosa, 5) o un objeto de diseñadores producido por PCM en el estudio de Paloma Cañizares (Del Águila, 10). Como fanática del papel insisto en que se visite La Dominotería (Agustín de Querol, 5) y comprar libros en Méndez (Mayor, 18).

40 Restaurante Ana la Santa

KIKE SARASOLA, EMPRESARIO

Amo Madrid por la vida en sus calles, por sus bares llenos de gente, por el resurgir de su gastronomía con nuevos conceptos como el restaurante Ultramarinos Quintín (Jorge Juan, 17) o Ana la Santa (plaza de Santa Ana, 14). También amo Madrid por su cultura, por su arte callejero. Imprescindible un paseo por la calle del Doctor Fourquet, la calle de las galerías de arte. También conviene hacer una visita al estudio BoaMistura (San Hermenegildo, 5) y a la tienda de decoración de mi querido Lorenzo Castillo (Almirante, 25).

De izquierda a derecha, Luis García Fraile, Ignacio Martínez de Pisón, Juan Herreros, Elvira Mínguez y José Carlos Martínez.
De izquierda a derecha, Luis García Fraile, Ignacio Martínez de Pisón, Juan Herreros, Elvira Mínguez y José Carlos Martínez.

41 Cafetería Embassy

LUIS GARCÍA FRAILE, DECORADOR

Amo Madrid por su luz, por su gente y, entre otras mil razones, por su oferta de gastronomía y ocio. Me gusta comer en los restaurantes Caray (Hermosilla, 2), The Hall (Velázquez, 150) o en un clásico que no tiene edad, Embassy (paseo de la Castellana, 12). Sus pasteles y su helado de menta y chocolate son imbatibles. Me encanta pasear los sábados por la mañana por el barrio de las Letras y entrar en el anticuario Tesla (Santa María, 17) o pasar el domingo enredando en las diferentes tiendas del Rastro, como Berenis (Ribera de Curtidores, 29), Slou (Padilla, 19) y LA Studio (Arganzuela, 18).

42 Plaza de Olavide

IGNACIO MARTÍNEZ DE PISÓN, ESCRITOR

Madrid es una buena ciudad para pasear. También una buena ciudad para sentarse en una terraza a leer el periódico. Mis terrazas favoritas son las de la plaza de Olavide. Me encanta ese barrio, Chamberí, que para mí conserva algo del sabor del Madrid de Galdós, con esas fachadas del XIX y esos portales con el letrero de Aseguradora de Incendios.

43 Calle de Bravo Murillo

JUAN HERREROS, ARQUITECTO

Me gusta Madrid porque cada una de sus calles es una pequeña excursión para descubrir secuencias de arquitectura aparentemente anodina. Las calles de Alcalá y Bravo Murillo, o el paseo del Pintor Rosales, son espacios para leer historias de edificios y de arquitectos anónimos, seguramente ultrajados por la ambición y el olvido, pero aún admirables.

44 Restaurante La Verónica

ELVIRA MÍNGUEZ, ACTRIZ

Me encanta caminar por las calles de algunos de los barrios madrileños, y en especial por el de las Letras. En él confluyen arte, historia literaria y teatral y una buena oferta gastronómica. Mi sitio favorito es el restaurante La Verónica (Moratín, 38), por ser un lugar de encuentro perfecto para la tertulia con amigos, un café o una copa más allá de los horarios habituales de comidas y cenas.

45 Restaurante Camoati

JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ, DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA NACIONAL DE DANZA

Madrid para mí implica libertad, me gusta cómo me siento aquí, y si tuviera que destacar una cosa sería ese cielo azul y limpio tan diferente al de París. Me encanta pasear por la Latina en invierno, bajo el sol, y después comer en Camoati (Alfonso VI, 3), mi restaurante argentino preferido, por la calidad de la comida y ¡porque te sientes en casa! Después, terminar el paseo en el Café del Real (plaza de Isabel II, 2).

De izquierda a derecha, Ariel Rot, Eduardo López-Collazo, Agustín Pérez Rubio, Daniel Guzman y Montserrat Soto.
De izquierda a derecha, Ariel Rot, Eduardo López-Collazo, Agustín Pérez Rubio, Daniel Guzman y Montserrat Soto.

46 Calle de la Palma

ARIEL ROT, MÚSICO

Adoro el centro de Madrid. Una de mis rutas arranca por Conde Duque, haciendo una parada en Radio City (Conde Duque, 14), un templo de la buena música y el buen gusto. Me gusta perderme entre vinilos y mantener una charla apasionada con Jesús, un maestro recomendando vieja y nueva música. Después, bajar por la calle de La Palma, donde está una de las tiendas de guitarras más curiosas que conozco, Headbanger Rare Guitars (La Palma, 73).

47 Museo Thyssen

EDUARDO LÓPEZ-COLLAZO, DIRECTOR CIENTÍFICO DEL HOSPITAL LA PAZ

Nací en Cuba, mi pasaporte es español pero soy madrileño de corazón. De Madrid no es nadie y a la vez somos todos. Aquí tienes los cielos más azules y la luz más auténtica para pasear. Eso sin tener en cuenta sus pinacotecas, que con solo visitar tres (El Prado, el Reina Sofía y el Thyssen) recorres la historia del arte. Podría estar mencionando otras razones para amar Madrid, pero yo tengo una que gana a todas: aquí soy libre, puedo ser yo sin reversos ni condiciones.

48 Restaurante Lhardy

AGUSTÍN PÉREZ RUBIO, DIRECTOR DEL MALBA (MUSEO DE ARTE DE BUENOS AIRES)

Me encanta Madrid por la frescura de la gente y la gran oferta cultural de teatros, cines, auditorios, museos y salas, pero para mí es importante la parte culinaria, que ahora echo mucho de menos estando fuera. Desde el cocido de Lhardy (Carrera de San Jerónimo, 8) hasta los mariscos de La Trainera (Lagasca, 60), pasando por las casas de comida como el Bogotá (Belén, 20) o Casa Fidel (Escorial, 6). Y Malasaña y los sitios de tapas de Huertas o La Latina.

49 Cines Renoir y Golem

DANIEL GUZMÁN, ACTOR Y CINEASTA

Me gusta Madrid por sus calles que nunca te abandonan, los ruidos de alegría, las imágenes mudas de soledad, las prisas, carreras, rumbos sin rumbo, contaminación invisible, los museos futbolísticos y los de verdad, los teatros con espectáculos y algunos con historias, los cines que no traicionan el idioma de sus películas, como los Renoir y Golem de la plaza de España, los espacios para desconciertos, tiendas y centros comerciales, y un río que intenta encontrar su lugar[…].

50 Centro Cultural Matadero

MONTSERRAT SOTO, ARTISTA PLÁSTICA

Me gusta la ciudad por su oferta cultural y su capacidad de acción. Me gusta Matadero; la galería Max Estrella (Santo Tomé, 6), donde vi la última obra de Daniel Canogar, un viaje atemporal a nuestro tiempo; la galería La Caja Negra (Fernando VI, 17), donde está la muestra de Óscar Mariné, un trabajo espectacular, intimista y lleno de grandes frases conmovedoras. Adoro el Museo del Prado, lo he visitado este mes tres días seguidos, es agradable y estremecedor estar entre los cuadros de ese museo haciendo fotos en la intimidad de sus estancias junto a esas obras maestras.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información