Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De coches y cerveza

El más célebre tipo de cerveza y los vehículos Skoda, símbolos de Pilsen 2015

La ciudad checa celebra a partir del 17 de enero su capitalidad cultural

Un brindis cervecero en Pilsen. Ampliar foto
Un brindis cervecero en Pilsen.

Cuando el 17 de enero se inicie oficialmente la capitalidad cultural de Pilsen, cinco campanas tañerán a rebato en la torre de la catedral. Después de 70 años de silencio. Los nazis convirtieron cuatro de ellas en metralla. Por pública suscripción se han fundido las nuevas, que repicarán ese día como un símbolo del renacer de Pilsen.

Pero los auténticos símbolos no están arriba, en la torre, sino abajo: en los escudos a las puertas de la catedral y del vecino ayuntamiento, y en las tres fuentes que refrescan la plaza mayor. En los escudos figuran (entre otras claves heráldicas) un ángel, una galga y un camello. El ángel protege, la galga simboliza fidelidad y el camello alude a las guerras contra los husitas (protestantes). El arquitecto Ondrej Císler ha plasmado esos símbolos en tres fuentes estéticamente muy discutidas.

De coches y cerveza

Debajo del casco antiguo, un círculo exacto al que aparece en los mapas más antiguos, subyace una ciudad subterránea. Se puede visitar (aunque solo una pequeña parte, musealizada), siempre y cuando no se sufra claustrofobia. Eran las bodegas y graneros de las viviendas, que con el tiempo se fueron uniendo en una red de varios pisos. En ese laberinto de pasillos se puede contemplar la forma de vida en tiempos medievales.

La visita del subsuelo se realiza de forma guiada desde una vieja cervecería, a un paso de la plaza mayor. En ese mismo edificio, pegado a la muralla, se encuentra el Museo de la Cerveza. La cerveza es otra de las señas de identidad de Pilsen, y el museo ilustra bien el largo idilio de la ciudad con esa bebida. El nombre de Pilsen sirve para etiquetar en todo el orbe un tipo de cerveza, pils, pilsen, pilsener… Aunque para completar la visión hay que hacer la visita guiada de la fábrica Pilsen Urquell, surgida a mitad del XIX por la fusión primero de cientos de productores individuales y de las grandes fábricas después. También esa factoría posee kilómetros y kilómetros de subterráneos. Ahora vacíos, solo visible una mínima parte.

Semanas barrocas

Pilsen 2015 concentrará durante los meses de julio y agosto una parte importante de su programación, con el festival Nueve Semanas de Barroco como protagonista de conciertos, teatro y danza. Le Cirque Nouveau es otra de las iniciativas, con compañías de teatro-circo procedentes de cinco países.

Es como si al fin Pilsen quisiera olvidarse del subsuelo y brillar en la superficie. Mostrar al mundo lo que tiene de interesante. Que no es poco. Además de la catedral y el ayuntamiento, el casco antiguo brinda una armoniosa fusión de fachadas y patios con edificios modernistas; también museos como el de arte religioso en el monasterio franciscano, el de Bohemia Occidental (generalista) o el de títeres (son muy populares entre los checos las marionetas, y dos de sus valedores, Josef Skupa y Jiri Trnka, eran paisanos).

Naturalmente, a sus reclamos “de siempre” Pilsen va a sumar este año un buen racimo de actividades (www.plzen2015.cz). Incluso con nuevos edificios, como el recién estrenado Nuevo Teatro, que completará la oferta musical de la vieja (y remozada) Ópera, o de la Casa Municipal (Mestanska Beseda). El centro interactivo Techmania, en antiguos hangares de la fábrica Skoda (que sigue dando empleos y es otro de los pilares económicos junto con la cerveza), está pensado para que chicos y grandes se gasten el día entero.

Tanto o más que los museos o actividades, lo que va a conquistar el corazón de los visitantes es la mezcla bien dosificada de cultura y una forma relajada de entender la vida, en viejos y deliciosos cafés modernistas (como el de la Casa Municipal) o en pubs como The Club, donde uno suelta a placer el grifo de cerveza en su propia mesa y entra en competición computerizada con otros bebedores del país. Tecnología pura, sí. Pero la cerveza que no falte.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.