Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Templo ‘foodie’ en Róterdam

La nueva Fenix Food Factory combina, en un viejo almacén de esta ciudad portuaria holandesa, tiendas ‘gourmet’ con un interesante espacio gastronómico

Jordy’s Bakery, puesto de panadería artesanal en la Fenix Food Factory de Róterdam (Holanda). Ampliar foto
Jordy’s Bakery, puesto de panadería artesanal en la Fenix Food Factory de Róterdam (Holanda).

Fenix Food Factory abrió sus puertas el pasado mes de mayo en uno de los viejos hangares del barrio de Katendrecht, en Róterdam. Siete jóvenes productores y emprendedores del sector gastronómico de la ciudad holandesa y sus alrededores (Marijke, Tjomme, Wouter, Maarten, Jordy, Edwin y Arthur) han unido esfuerzos para poner en marcha un espacio culinario donde es posible comprar productos directamente a los productores, pero también comer, participar en degustaciones y catas, unirse a un taller de cocina o inscribirse en alguna de las múltiples actividades que organizan.

El antiguo almacén Fenixloods II reúne así a los puestos de Booij Kaasmakers (quesería artesana), Jordy’s Bakery (panadería tradicional), De Keuken van Rechtstreex (verdulería y tienda delicatessen), Firma Bijten (carnicería y charcutería), Stielman Koffiebranders (cafetería y baristas), Kaapse Brouwers (cervecería artesana y bar) y Cider Cider (productores de sidra). En definitiva, una fábrica de alimentos que promueve el consumo de kilómetro cero, las iniciativas locales y el gusto por los productos naturales y de máxima calidad.

Comida callejera y 'foodtrucks' en la terraza exterior, frente al río Moza. ampliar foto
Comida callejera y 'foodtrucks' en la terraza exterior, frente al río Moza.

Además de tienda, Fenix Food Factory (Veerlaan,19D) es un espacio para la cata: es posible hacer la compra y probarla después sin salir del local, tanto en una zona interior decorada con muebles vintage (un columpio incluido), como en una terraza, que bulle los días de sol y que posee unas vistas magníficas al hotel New York, al área de Wilhelminapier y al río Moza.

Además, los fines de semana se organizan diversas experiencias culinarias. El programa comienza el viernes con el Fenix Food Friday, una especie de menú para picar, que tú mismo preparas en tablas de madera escogiendo curados, patés, quesos, panes variados y bebida en los diferentes establecimientos. Las mañanas de los sábados se puede desayunar un Fenix Breakfast (10 euros) y disfrutar después de otras actividades como clases de yoga. Los domingos, de 12.00 a 15.00, es el día del brunch, acompañado de música en directo.

Interior de la Fenix Food Factory, mercado artesanal y espacio gastronómico en un viejo almacén portuario de Róterdam. ampliar foto
Interior de la Fenix Food Factory, mercado artesanal y espacio gastronómico en un viejo almacén portuario de Róterdam.

Entre semana también hay movimiento en la fábrica. Cada tarde, de 16.00 a 22.00 (los fines de semana desde las 13.00) se instalan puestos de comida callejera y foodtrucks (camiones gastronómicos) en la terraza frente al río Moza, que amplían y diversifican la oferta culinaria del local. Además, la agenda mensual de Fenix Food Factory incluye eventos esporádicos como gastrofestivales (del 26 al 28 de septiembre el Fenix StreetFoodFestival), showcookings (demostraciones culinarias), conciertos y espectáculos en vivo, que hacen de este proyecto, de vocación local y artesana, un templo foodie en Róterdam.

Horario: De miércoles a viernes entre 10.00 y 19.00, sábados de 10.00 a 18.00 y domingos de 12.00 a 18.00.

Más propuestas interesantes en Róterdam aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.