Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una caricia sedosa

Un blanco, de Rías Baixas, de aroma espectacular, sutil y potente

Que una de las mayores cooperativas de Rías Baixas, con 400 viticultores asociados y unas 300 hectáreas de viñedo en el valle del Salnés, sea capaz de elaborar vinos de alta calidad ya tiene mérito. Más cuando de sus naves salen anualmente casi tres millones de botellas. Y que, no contentos con eso, lancen al mercado una pequeña obra de arte donde la crianza sobre lías alcanza un nivel hasta ahora inalcanzable es para quitarse el sombrero.

Una caricia sedosa

Pero en Condes de Albarei cuentan con un profesional de la talla de Pepe Hidalgo, maestro en la elaboración y crianza de blancos. Para su nueva creación ha seleccionado las mejores uvas con más de 25 años, conducidas en el típico emparrado sobre suelo arenoso. Un suave prensado y lenta fermentación con levaduras autóctonas es el paso previo a las sucesivas crianzas sobre lías, en tres fases renovadas anualmente, a fin de que el vino madure lentamente hasta su embotellado, sin clarificar ni estabilizar, en “rama”.

El resultado es asombroso: un blanco de aroma espectacular, sutil y potente, donde la característica fruta carnosa se engalana con perfumes florales de la acacia y de la rosa silvestre; se recubre de notas de hierbas aromáticas y se enriquece con el fondo amielado de bollería. Luego, en boca, una caricia sedosa que encierra la estructura firme, el sabor fresco, el tacto graso, para regalar en el posgusto, de nuevo, la experiencia olfativa de fruta madura, terruño y flor marchita.

CONDES DE ALBAREI EN RAMA 2010

  • Bodega: Condes de Albarei. Bouza, s/n. Castrelo. 36639 Cambados (Pontevedra).
  • Teléfono: 986 54 35 35; www.condesdealbarei.com.
  • DO: Rías Baixas. Tipo: blanco crianza, 14%.
  • Cepas: albariño. Precio: 30 euros.
  • Puntuación: 9,5/10.

 

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información