Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dormir

Al arrullo de las olas

Terrazas al borde del Mediterráneo para tomar una copa, piscinas y jardines inesperados, noches tranquilas en la playa y la cocina de Quim Casellas. Cinco hoteles refrescantes para un verano en la costa

Habitación del Hotel de la Playa, en Pobla de Farnals (Valencia). Ampliar foto
Habitación del Hotel de la Playa, en Pobla de Farnals (Valencia).

El mar o su proximidad, la luz o sus destellos visibles, la tranquilidad o los ratos de gozosa calma. Todos estos ingredientes de unas vacaciones en verano incentivan esta selección de alojamientos hoteleros a lo largo del litoral de España. Unos grandes, otros pequeños. Todos atemperan, por fuera y adentro, los rigores del ferragosto. Limpian la fatiga, fijan el buen ánimo y dan frescor.

01

Terraza del hotel La Breña, en Caños de Meca (Cádiz).

La luz de la costa gaditana

Hotel La Breña (Caños de Meca, Cádiz)

La desnudez del mar en los Caños de Meca, la naturaleza tal cual era en el parque natural de la Breña, la luz del litoral gaditano, el silencio de un sordo oleaje y la generosidad de Alberto Reyes y Juan Manuel Morillo. A veces atiende uno, a veces el otro, ya que ambos regentan también desde hace un par de años el cercano Arohaz, en la entrada al pueblecito de Zahora. Por si los baños playeros no tentaran lo suficiente, el hotel La Breña atesora, sin anunciarlo demasiado, un jardín y una piscina a la que dan parte de las habitaciones. Sencillez, luminosidad y muchos cuidados naturales. Para amantes de los detalles personales.

  • Avenida de Trafalgar, 4. Caños de Meca (Cádiz). www.hotelbrena.com. 956 43 73 68 y 627 42 43 43. Precio: desde 60 euros la habitación doble

02

Piscina del hotel Calagrande, en Las Negras (Almería).

Expresión contemporánea

Hotel Spa Calagrande (Las Negras, Almería)

Todavía muy del gusto de jóvenes mochileros y parejas naturistas, lo cierto es que la expansión urbanística en Las Negras ha traído establecimientos de buen tamaño y estructura aterrazada como este. Cala Chica fue el primer hotel implantado en la costa almeriense por el grupo Cala, cuyo éxito ha propiciado la construcción del Cala Grande, de similar presentación y declaración de intenciones. Se llama, como el anterior, de acuerdo a su preciso lugar geográfico, más allá del pueblo de San José, entre la playa de los Genoveses y la de Mónsul. Encalado según la tradición cortijera, sus interiores ofrecen unas habitaciones contemporáneas y luminosas. Las instalaciones de spa devuelven el sentido de la relajación interior, las medias luces y el silencio.

  • Navegante, 1. Las Negras (Almería). www.calagrande.es. 950 38 82 28. Precio: desde 99 euros la habitación doble.

03

Fachada del Hotel de la Playa, en Pobla de Farnals (Valencia).

Valencia en singular

Hotel de la Playa (Pobla de Farnals, Valencia)

Es minimalista, de planta contemporánea, con espacios diáfanos, luminoso y, además, en primerísima línea de playa. Con terraza al borde del mar. Ahí, el día, la tarde y parte de la noche discurren entre refrescos, platos de cocina mediterránea y copeteo amistoso. Margarita Sánchez Casares se encarga de todo. Arriba se alinean con rigor cartesiano las 12 habitaciones del hotel, de formas puras, blancas, abiertas al azul a través de amplias terrazas acrisoladas que se cierran herméticamente para tranquilidad de quienes sufren con el runrún del oleaje a la hora de conciliar el sueño. A 10 kilómetros de allí se encuentra Valencia capital.

  • Paseo de Colón, 1. Playa Pobla de Farnals (Valencia). www.hoteldelaplaya.com. 961 46 84 64. Precio: desde 125 euros la habitación doble.

04

Vista desde el hotel Casamar, en Llafranc (Girona).

Una estrella Michelin frente al mar

Hotel Casamar (Llafranc, Girona)

04 La pasión culinaria de Quim Casellas le llevó a conquistar una estrella Michelin en noviembre de 2011 (la mantiene en la actualidad), y desde entonces ya nada fue lo mismo en el pequeño negocio hotelero con cinco únicas habitaciones que emprendieron sus padres, Joan Casellas y María Balaguer, en 1955. La ampliación a 20 habitaciones y los reconocimientos obtenidos por su cocina han hecho del Casamar uno de los imprescindibles del verano en la Costa Brava. El hotel no se encuentra a pie de playa, como otros de Llafranc, pero disfruta de las mejores vistas sobre el Mediterráneo desde su atalaya particular.

  • Carrer del Nero, 3. Llafranc (Girona). www.hotelcasamar.net. 972 30 01 04. Precio: desde 84,46 euros la habitación doble (mínimo 3 noches).

05

Piscina del hotel Bonsol, en Illetas (Mallorca).

Historia del turismo mallorquín

Hotel Bonsol (Illetas, Mallorca)

05 El hotel Bonsol se ha convertido con el tiempo en una leyenda soñada por Antonio Xamena (1910-1996) en las cercanías de Palma de Mallorca. Al poco de construirlo, se le presentó de huésped Errol Flynn, que pasó un mes entero en sus estancias. Y después el negocio se convirtió en un próspero referente del incipiente turismo balear. Dada la elevación del hotel sobre el mar, se construyeron túneles y ascensores que salvaran los 200 escalones que había hasta la playa, lo que acrecentó su imagen idílica. En torno a ellos se diseñaron los jardines de inspiración arábiga que hoy hacen de este lugar un cotizado vergel con cascadas, regatos y árboles originarios de la sierra de Tramontana, al norte de la isla balear.

  • Paseo de Illetas, 30. Illetas (Mallorca). www.hotelbonsol.es. 971 40 21 11. Precio: desde 178 euros la habitación doble. P