Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Música en el sexto reino floral

El Jardín Botánico de Kirstenbosch, en Ciudad del Cabo, organiza conciertos al aire libre

El Jardín Botánico de Kirstenbosch es Patrimonio de la Humanidad. Ampliar foto
El Jardín Botánico de Kirstenbosch es Patrimonio de la Humanidad.

El Jardín Botánico de Kirstenbosch, en Ciudad del Cabo, constituye una de las principales atracciones turísticas de esta ciudad, y no es para menos. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el parque se sitúa al pie de Table Mountain y fue fundado en 1913 para conservar y exhibir la rica flora de esta parte de África. Si bien hay diferentes clasificaciones para mostrar la distribución de la vegetación en el planeta, las más comunes la dividen en seis reinos florales. Y de todos ellos, el que tiene una extensión más pequeña es el de Sudáfrica o Capense. El denominado sexto reino floral, con sus característico fynbos, es diferente del resto del continente africano y de cualquier parte del mundo. En proporción a su tamaño es el más rico de todos los reinos.

En este entorno tan particular, en la temporada del verano austral, también se puede disfrutar de conciertos al aire libre con la puesta de Sol. Todos los domingos, entre diciembre y marzo, se celebran los Old Mutual Kirstenbosch Summer Sunset Concerts, y por un precio que oscila entre los 90 y los 150 rands dependiendo del espectáculo (entre 6 y 10 euros) uno puede visitar los jardines y asistir a un concierto al atardecer.

Ya sea música clásica, electrónica, jazz o tradicional africana los conciertos al aire libre son muy populares entre los capetonianos (es recomendable ir con antelación para ocupar espacio) ya que permiten disfrutar de otra de las pasiones de los sudafricanos: los pic-nic. Al asistir a alguno de estos eventos se puede comprobar que en este país hay verdaderos profesionales de la manta de cuadros como mantel que llevan consigo todo tipo de artilugios y complementos. Todos los sudafricanos tienen al menos una nevera portátil para llevar bebidas y mantenerlas frescas.

Aunque durante el día haga calor, hay que tener en cuenta que debido al Atlántico por la noche refresca y es muy habitual que haga viento. Hay que llevar algo de ropa de abrigo. En cuanto a la venta de alcohol, en la provincia de El Cabo Occidental existen varias restricciones. Los domingos solo se sirve alcohol en restaurantes y se vende en unas pocas licorerías autorizadas, por lo que si se quiere tomar una cerveza o un vaso de vino mientras se escucha música es conveniente comprar la bebida con antelación.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.