Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

Ahora Lisboa

La Trienal de Arquitectura, hasta el 15 de diciembre, y Experimenta Design, hasta el 22, hacen de la capital portuguesa uno de los destinos más apetecibles del otoño

El tranvía 28 de Lisboa, Ampliar foto
El tranvía 28 de Lisboa,

Lisboa es una ciudad que enamora. Su trazado de barrios y plazas está marcado por sus particularidades topográficas y geográficas: la ciudad se construye entre siete colinas y la desembocadura del río Tajo. La planta geométrica y rectilínea de las calles entre las plazas del Rossio y del Comercio, y sus calles paralelas, construyen la baixa comercial, en la que conviven pequeñas tiendas tradicionales con los flagstores de las marcas globales.

Mientras una ciudad como Madrid pierde fuelle cultural, pierde visitantes y privatiza sus contenedores culturales, Lisboa apuesta por la cultura (el diseño, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas) como vector económico y atracción turística, apoyando múltiples eventos, compartiendo conocimiento y talento con una clara visión de futuro (la municipalidad publica la Agenda Cultural Lisboa, tanto en papel como en su versión online, www.agendalx.pt, una ventana única e indispensable para tomarle el pulso a la ciudad).

Sede de Experimenta Design, en Lisboa. ampliar foto
Sede de Experimenta Design, en Lisboa.

01 La cita de lo sorprendente

Lisboa se vuelca en la cultura más vanguardista y apoya el diseño y la arquitectura desde 1999, de la mano de Guta Moura Guedes, directora de la bienal Experimenta Design, un evento que ha situado a la ciudad en el mapa del mundo y ha tejido una red de diseñadores, artistas y arquitectos que no faltan a la cita cada dos años. Un encuentro en el que se cuidan todos los detalles, desde el diseño gráfico de cada edición hasta el microsite, siempre con apuestas sorprendentes. La edición 2013 de la bienal, que abrió el pasado 7 de noviembre, puede visitarse en sus varias localizaciones hasta el 22 de diciembre. Ocupa toda la ciudad y concentra este año varias de sus actividades en el entorno de Belém, haciendo partícipes a los ciudadanos en el punto de encuentro Lounging Space, en el Convento da Trindade.

Exposición 'Metamorphosis', en el claustro de los Jerónimos (Lisboa). ampliar foto
Exposición 'Metamorphosis', en el claustro de los Jerónimos (Lisboa).

La presente edición se titula No borders (sin fronteras), y su exposición central se denomina Metamorphosis. Ocupa el claustro de los Jerónimos de Belém, un espacio imponente de estilo manuelino que se caracteriza por la mezcla de motivos arquitectónicos y decorativos del gótico tardío y del Renacimiento. La exposición es el resultado de un trabajo de investigación sobre los límites del corcho como material, con encargo de un proyecto a 10 arquitectos y diseñadores. El montaje expositivo recorre literalmente el claustro creando una topografía artificial cubierta de espejos en el plano horizontal y reflejando las nervaduras de las bóvedas del claustro. Los participantes son: Alejandro Aravena, Álvaro Siza, Amanda Levete, Eduardo Soto de Moura, Herzog y De Meuron, James Irvine, Jasper Morrison, João Carrilho de Graça, Manuel Aires Mateus y Naoto Fukasawa. Todos ellos han creado una pieza específica para la muestra realizada en corcho, un material natural, reciclable, ligero y aislante. Desde las zapatillas propuestas por Jasper Morrison hasta la barandilla y pomo de puertas de Soto de Moura, los zuecos de Alejandro Aravena y el espacio de corcho para la pausa y la contemplación diseñado por Manuel Aires Mateus, la muestra resulta de lo más sugerente tanto por su resultado como por lo que se percibe del proceso.

En la edición anterior se inició un proceso de rediseño de la bienal, con un aumento en el número de conferencias, debates y talleres, y una mayor involucración con los ciudadanos. Experimenta Design viajará a la ciudad de São Paulo en 2014.

02 Ocupar la ciudad

Una instalación de la Trienal de Arquitectura de Lisboa. ampliar foto
Una instalación de la Trienal de Arquitectura de Lisboa.

El encuentro de diseño dirigido por Guta Moura Guedes coincide estas próximas semanas con el final de la tercera Trienal de Arquitectura de Lisboa, lo que convierte a la ciudad en un destino apetecible en los próximos fines de semana (la trienal finaliza el 15 de diciembre). Comisariada por la británica Beatrice Galilee, después de un concurso internacional de comisarios, también opta por la ocupación de la ciudad para transmitir las ideas de su equipo de comisarios. Estos entienden la trienal como una investigación sobre las posibilidades expandidas de la arquitectura contemporánea, con tres exposiciones centrales y cien proyectos asociados. El Palacio Sinel de Cordes, un edificio del siglo XVIII en el campo de Santa Clara, es la sede de la trienal. El edificio, decadente y de gran belleza, que acoge en sus salones un extenso programa expositivo y de performance, tiene en la planta baja un hermoso jardín con dos árboles de gran porte donde se puede comer por 12 euros o tomar un brunch los fines de semana. La cafetería abre de 11.00 a 18.00 todos los días, y se puede consultar el menú en Facebook.

El Museo de Diseño y Moda de Lisboa. ampliar foto
El Museo de Diseño y Moda de Lisboa.

En el mismo barrio de Alfama se puede visitar el mercadillo de los ladrones, o Feria da Ladra, los martes y sábados por la mañana, un extenso mercado de pulgas donde se despliegan antigüedades, objetos de diseño, ropa de segunda mano y artesanía, para terminar la jornada en el quiosco Clara Clara del Campo de Santa Clara, un cuidado y tranquilo parque con hermosas vistas al río.

La trienal ocupa también el Palacio de Pombal y el Museo de la Electricidad. Y destaca asimismo una instalación en el Museo del Diseño, Mude, en la Baixa, donde se aloja The Institute Effect. En este espacio polivalente con mobiliario diseñado por el equipo Fábrica se desarrolla un programa de talleres donde diferentes invitados ocupan el espacio temporalmente. Entre ellos, Center for Urban Pedagogy, Design as Politics, Fabrica, Institut für Raumexperimente, Jornal Arquitectos, LIGA, espacio para arquitectura, SALT, Spatial Agency, Storefront for Art and Architecture, Strelka Institute, Urban-Think Tank y Z33.

En el Mude se puede ver además la exposición del diseñador de moda Felipe Oliveira Baptista hasta el 12 de febrero de 2014, una interesante muestra organizada en doce núcleos y cinco temas diseñada por Alexandre de Betak, de Bureau Betak. Los núcleos expositivos se disponen en plataformas de color blanco, en las que han sido colocados los maniquíes, con espejos exteriores que reflejan la estructura descarnada del edificio, una antigua sede bancaria, transformada en museo a base de eliminar falsos techos y sistemas epiteliales, dejando a la vista la estructura y todas las instalaciones.

Exposición 'Identity', en la Bienal de Diseño. ampliar foto
Exposición 'Identity', en la Bienal de Diseño.

03 Otras pistas

En pleno Chiado, una buena recomendación para tomar un vino antes de cenar es la Taberna Rua das Flores, un sitio pequeño y encantador donde apetece acompañar la bebida con un petisco (una tapa) de higos con queso de cabra. Para el atardecer, visita a la terraza con vistas al Tajo del hotel Bairro Alto, o, si se prefiere un ambiente skate,el quiosco mirador de Santa Catarina.

Frente a la estación de tren del Rossio una visita de belleza inesperada es el interior de la Igreja de Sao Domingos, del siglo XIII, que tras el terremoto de 1755 se reconstruyó, y que en 1954 sufrió un incendio en el interior de la nave, que presenta sus paredes y columnas laterales heridas y quemadas. En la misma plaza que da acceso a la iglesia, A Ginjinha es un minúsculo y típico local que despacha el famosísimo licor de guindas de Portugal, que se degusta en la calle porque dentro no hay prácticamente sitio. Hay que acercarse con paciencia al mostrador, pedir el clásico vasito de ginjinha, pagarlo y tomárselo en la calle como hace todo el mundo.

04 Lisboa verde

Dos opciones para relajarse en los parques y jardines en la ciudad: un paseo por el jardín de la Fundación Gulbenkian, con una superficie de 7,5 hectáreas, diseñado por el equipo de arquitectura y paisajismo de Gonçalo Ribeiro Telles y António Viana Barreiro. Este recorrido nos permite contemplar la naturaleza entre deliciosas terrazas y jardines que crean una tranquilizadora atmósfera al aire libre, con numerosas especies de árboles y flores alrededor del edificio que aloja la fundación, sus oficinas y el museo.

Ahora Lisboa ampliar foto

La Estufa Fría de Lisboa, situada al final de la avenida de la Liberdade, en pleno parque de Eduardo VII, tiene su origen en una cantera de piedra que utilizó un jardinero para guardar especies vegetales. Tras una intervención del arquitecto y pintor Raul Carapinha, se inauguró en 1933. La estufa es como un abrigo para plantas tropicales en pleno centro de la ciudad. Visitarla se convierte en un paseo encantador entre plantas tropicales de todo el mundo contemplando una estructura insospechada desde fuera, un bosque de esbeltos pilares metálicos cubierto hacia el exterior con finas piezas de madera que mantienen una temperatura y filtran la luz en invierno y en verano. La última intervención de rehabilitación arquitectónica es del año 2009, obra de los estudios de arquitectura J. P. Falcão de Campos y Appleton y Domingos Arquitectos. Consistió en la sustitución de la estructura metálica, así como de la cubierta, formada por finos elementos metálicos sobre los que se apoyan las piezas de madera formando una delicada rejilla.

El Tajo a lo lejos

Manuel Henriques / Director de la Trienal de Arquitectura

Una Lisboa marcada por el río y el Atlántico, un lugar en el que reflexionar sobre el futuro de Europa. Manuel Henriques, director de la Trienal de Arquitectura, recomienda sus lugares predilectos.

01 Mercado de pulgas
Mi primera recomendación es ver el río Tajo, enmarcado, desde la terraza del Museo del Teatro Romano, en la ruta a la cafetería de la Trienal de Arquitectura de Lisboa, donde se puede hacer una buena comida. Si es martes o sábado, aprovechar para visitar el mercado de pulgas de la Feira de Ladra.

02 Sabor local
Piérdase en los mercados multiculturales de Martim Moniz y explore los nuevos y antiguos establecimientos con sabor local de la Baixa, el Bairro Alto y Príncipe Real (evitar la Rua Augusta).

03 Desde el otro lado
Un pequeño viaje muy recomendable: cruzar el río en Cacilheiro (los botes que unen las dos márgenes del Tajo), ver Lisboa desde el otro lado y hacer una pausa para comer mariscos en la Cervecería de Cacilhas.

04 Para golosos
Comer tortas en la Confeitaria Nacional de Praça da Figueira, beber refrescos en los quioscos con el mismo nombre, probar la ginginha(un licor de aguardiente macerado con guindas, azúcar y otros ingredientes) en el Largo de São Domingos, y entrar en su iglesia quemada.

05 La curva del puente
Y, por último, una propuesta de naturaleza: subir a uno de los puntos más altos del parque de Monsanto, el gran parque urbano de Lisboa, desde donde se ve el Océano Atlántico y la curvatura del puente sobre el Tajo, y pensar en el futuro de Europa.

Plazas y terrazas

Guta Moura Guedes / Directora de Experimenta Design

Un chef, una librería y dos tiendas de moda. La directora de Experimenta Design Lisboa, Guta Moura Guedes, elige algunos de sus lugares favoritos.

01 Quioscos y limonadas
Recomiendo recorrer las plazas lisboetas, al aire libre, con terrazas informales, limonadas y capilés (una bebida dulce). Un revival que cobra sentido en una ciudad como Lisboa, que merece tener una terraza en cada esquina.

02 Terraza de Experimenta
En el Convento de la Trinidad, número 20, está Chiafo. Tiene terraza, cafetería, programación cultural, estupenda comida, disc jockeys, sesiones de cine, exposiciones e intervenciones de diseñadores gráficos y de producto, todo como si se tratase de una lonja. Imprescindible.

03 Librería Bertrand
Una de las más antiguas del mundo, abrió en 1732 en el Chiado. Para quien ama los libros, como yo, la librería Bertrand es una pasión. Un poco más abajo, en la escalinata de Santo Espírito da Pedreira, 100-A, los discos vintage de Louie Louie, un must de Lisboa.

04 Restaurantes de José Avillez
En el Chiado, con precios diferentes y varios tipos de comida, recomiendo desde el más exquisito Belcanto (que desde enero de 2012 está a cargo del chef José Avillez y cuenta con una estrella Michelin) hasta las pizzas de Pizzaria Lisboa o la comida portuguesa revisitada en el Cantinho do Avillez. O también el Café Lisboa, en el escenario único de São Carlos. Me gusta comer bien y estar en sitios especiales, como Bica do Sapato, en el Cais da Pedra, junto al río. Sigue siendo uno de mis sitios favoritos para ir, comer y mantener una conversación.

05 Dos tiendas de ropa
Una mezcla entre la irreverencia de la ropa de Didjia Kolovrat, en Príncipe Real, y la selección muy bien hecha de Fashion Clinic, en la Avenida da Liberdade. Ropa con una forma expresiva que me gusta mucho ponerme.

Del día a la noche

Pedro Gadanho / Comisario de arquitectura del MOMA

El arquitecto Pedro Gadanho es el comisario de arquitectura contemporánea del Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York. Nacido en Portugal, estas son sus pistas de Lisboa:

01 Vistas y más vistas
Todo en Lisboa tiene que ver con las vistas. Tras un complejo proceso para crear nuevos aparcamientos en la ciudad histórica, tres de ellos se convirtieron en experimentos de usos múltiples y cuentan con cafés y terrazas con grandes vistas: el Mercado do Loureiro, Portas do Sol y Calçada do Combro. En este último, la terraza Park se convirtió el verano pasado en uno de los lugares imprescindibles de la ciudad.

02 Años sesenta y setenta

Si, por el contrario, uno está buscando remanentes de grandes ejemplos de la cultura de los cafés y restaurantes de los años sesenta y setenta en Lisboa, sugiero pasarse por Solmar, tomarse un café en la Pastelaria Mexicana, un referente arquitectónico, y, finalmente, disfrutar de una cena tardía en Galeto, una joya de los setenta que mantiene su encanto en una atmósfera ligeramente turbia.

03 Otra terraza más
Un edificio de infraestructuras no tan obvio, del siglo XVIII, que merece sin duda una visita es el Mãe d’Agua,especialmente si hay una exposición en su interior. De nuevo visitar la terraza es fundamental.

04 Garagem Sul

Entre los nuevos espacios para la cultura contemporánea destaca el recientemente abierto Garagem Sul. Se encuentra en el bien conocido Centro Cultural de Belém,y ha estado programando excelentes exposiciones internacionales sobre arquitectura.

05 Frágil y Lux

Finalmente, cerca de la estación de tren de Santa Apolónia uno puede visitar Lux, un espacio con diferentes atmósferas promovido por uno de los más conocidos empresarios culturales lisboetas, Manuel Reis. Él es quien está detrás del ya clásico club de los ochenta Frágil, en el Bairro Alto, lugar que ahora se ha expandido con una versión más grande, la discoteca Lux, emplazada junto al río, al lado del restaurante Bica do Sapatoy de interesantes tiendas de muebles modernos y contemporáneos y de una gran tienda de discos.

» Ariadna Cantis es arquitecta y comisaria independiente de arquitectura.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.