Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un toque borgoñón

Un logrado vino blanco para celebrar los 25 años de la bodega vallisoletana Matarromera

Un toque borgoñón

Matarromera cumple 25 años y no puede hacerlo mejor. En este cuarto de siglo, la bodega ha logrado hitos importantes (nada más comenzar su andadura, uno de sus vinos obtuvo el título de mejor vino del mundo concedido por la Organización Internacional de la Viña y el Vino). Una sabia política de crecimiento continuo, pero controlado, ha transformado la pequeña y novedosa empresa de Ribera del Duero en un potente grupo vitivinícola con bodegas en Cigales (Valdelosfrailes), Rueda (Emina) y Toro (Cyan). La base del éxito, junto a la eficaz dirección de Carlos Moro (fundador y propietario), estriba en sus excelentes viñedos, situados en las mejores zonas, donde el clima continental se atempera para dotar a sus vinos de un plus de elegancia.

Merecen celebrarse los logros de dos de sus vinos singulares, resumen y máxima expresión del buen hacer de la bodega: Matarromera Edición Limitada 25 Aniversario, en versión tinto y blanco. Muy caro y escaso el primero, destaca el segundo por ser el primer verdejo elaborado por la bodega madre. Parte de uvas seleccionadas de una hectárea de viñedo situado en Villalba de Adaja.

Con un tratamiento típicamente borgoñón, el vino regala un delicioso y exótico aroma frutal junto a refinadas notas cítricas, resaltado por el sutil toque de madera y especias. En boca destaca su carácter profundo y consistente, carente de rusticidad. Los años no harán sino mejorarlo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.