Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

De tapas por Tánger

Los aperitivos gratis para acompañar una cerveza no son exclusivos de este lado del Estrecho

Un café en la Medina de Tánger (Marruecos). Ampliar foto
Un café en la Medina de Tánger (Marruecos).

El paladar del viajero puede amar los sabores del país que recorre, pero a menudo guarda entre sus papilas gustativas el amor por los recuerdos del que dejó. Sobre todo si le remiten al placer de una pequeña tapa, cerveza en mano. Si algo sabe Tánger es ser poliédrica, a la vez abierta y ermitaña, bulliciosa y recóndita, amable y agresiva. A la que fue Ciudad Internacional pueden achacársele muchos defectos, pero desde luego, no deja de sorprender. Y si lo que el viajero quiere son tapas y cerveza, se las ofrecerá en un puñado de bares a menudo inclasificables, como la propia vida tangerina. Por el precio de una Flag, Casablanca o Stork (las cervezas marroquíes más consumidas en la ciudad, entre 20 y 50 dirhams, unos 2-5 euros, según el local), como mínimo un par de tapas serán servidas. Lo mismo con una botella pequeña de vino (el Cuvée du Président, blanco o tinto, oscila entre los 70-75 dirhams, unos 7 euros). Pasen y paladeen:

1

Dean's bar: el canalla

Fundado en 1937, y aunque su nombre lo desmienta, la atmósfera es la de una antigua tasca española. Y de fondo, música salsa y Julio Iglesias en francés. Sin mayores artificios, porque no los necesita para sacar carácter.

» Rue Amérique du Sud, 2 (al lado de la Rue de la Liberté).

2

El Pescador: el chic

Una atmósfera tranquila en tonos morados y una decoración más cuidada que en los otros locales. También las tapas presentan un refinamiento extra, y combinan los sabores de las croquetas con un delicioso risotto. En su carta, para los verdaderamente nostálgicos de los sabores españoles, el jamón serrano y el lomo tienen un lugar de excepción.

» Rue Allal Ben Abdellah, 35 (junto al hotel Chellah).

3

Chico's: el desconocido

Aunque situado en plena zona nueva, muy cerca del famoso Hotel Chellah, su aspecto exterior probablemente disuada a muchos de franquear la puerta. Luces rojas y un exterior más propio de un cabaret que de un restaurante conducen a un interior rojo pasional y a unas tapas generosas, en las que el arroz es un ingrediente fundamental.

» Rue Sorolla 10, cerca del conocido Hotel Chellah.

4

The Pub: el británico

Imita en su decoración a los locales ingleses tradicionales, pero la atmósfera es netamente tangerina. Luces de colores entremezcladas con maderas oscuras y una selección musical que va desde temas en español hasta grandes clásicos anglosajones y melodías tradicionales marroquíes. Las tapas presentan una gran variedad: desde ensaladas hasta sardinas, sin olvidar las carnes.

» Rue Sorolla 2 (al lado de Chico´s).

5

Le Coeur de Tanger: el decadente

Situado en la Place de France, en pleno centro, su ambiente tenebroso y un tanto decadente (chimenea incluida), bien merece una visita. En su restaurante de cocina internacional y marroquí preparan una más que aceptable tortilla de patatas, por si la morriña hacia la tierra es ya completa. Las tapas más recurrentes, pescado y aceitunas. Un punto a favor: su terraza sobre uno de los lugares más céntricos de Tánger. Ebullición en estado puro.

» Rue Annoual, 1.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.