Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Tapas anticrisis por Barcelona

Locales económicos para disfrutar de la noche por la zona del Paral·lel

Uno puede tapear barato por la zona del Paral·lel.
Uno puede tapear barato por la zona del Paral·lel.

La crisis ha abaratado las salidas nocturnas en Barcelona. Y si lo que se quiere es llenar el estómago a partir de tapas y raciones sin pretensiones, pero no por ello menos suculentas, la solución es dirigirse a la parte baja de la avenida Paral·lel (del Paralelo), donde se sitúan el emblemático teatro El Molino, y al aledaño barrio de Poble Sec. Una velada completa, con cena, café y copa puede salir por menos de 20 euros. Eso sí, los locales en esta zona son pequeños y suelen estar a tope, así que será mejor no traerse todos los amigos de golpe.

Una de las calles emergentes de la zona es Blai. Peatonalizada hace pocos años, se ha llenado de restaurantes, tascas y terrazas que comparten espacio con locutorios, fruterías, tiendas de todo a cien y niños, muchos niños, en un ambiente multicultural.

Entre la variada oferta destaca por el éxito de público el Blai Tonight (Blai, 23), donde se pueden degustar decenas de tapas a 1 euro cada una. Abunda la bechamel, el jamón y la tortilla.

En el cercano restaurante canario Barramon (Blai, 28) se impone compartir tapas y raciones. Destacan la deliciosa ropa vieja, los quesos canarios o las consabidas papas arrugadas.

Caminando hacia la calle Nou de la Rambla, encontramos el vasco-argentino Koska Taverna (Blai, 8), donde hay que probar la jugosa tortilla con chorizo.

Y si lo que se desea es comida ecológica, un poquito más allá está el Seco Bar (Passeig de Montjuïc, 74), que cuenta con una simpática carta llena de sugerencias saludables. Hay que probar las patatas salvajes, los dips del Seco, cualquiera de sus hamburguesas, sea en versión carnívora o vegetariana, y sus cervezas artesanales.

Estos locales y otros muchos de la zona han puesto en marcha una iniciativa para popularizar el tapeo que durará hasta finales de marzo: la ruta del Poble Sec. Todos los jueves, de 19.00 a 23.00 horas, ofrecen una tapa y una cerveza a 2 euros. Imposible decir que no.

Para bolsillos más ajustados todavía, hay otra opción: la cercana calle Vilà i Vilà, una versión Ryanair de Blai: todo irrisoriamente barato. Ahora ¡mejor tener el estómago preparado para abundantes dosis de aceite!

Más tarde, nada mejor que las terrazas de Paral·lel para tomar un cubata. Predominan los bares espartanos o de dudoso gusto estético, pero no se trata de estar dentro, sino fuera. El ambiente deviene muy pintoresco a partir de la medianoche. A esas horas se mezclan los fans del teatro y los musicales que marchan, los clubbers nocturnos que llegan, algunos turistas despistados y los personajes variopintos que habitan en el vecino barrio del Raval. No hace falta recordar que esta avenida es algo así como un Broadway de Mairena. En La Farándula (Paral·lel, 68) el tercio sale por 1,75 euros y el cubata por 4 euros. La relación calidad-precio es bastante razonable. Otra sugerencia es la terraza de El Retiro (Paral·lel, 60), en el cruce con Nou de la Rambla, situada bajo unos agradecidos y enormes árboles.

Si se prefiere algo más fino y tranquilo, el Mau Mau (Fontrodona, 35) es un local amplio, industrial e ibicenco a partes iguales. Ponen música disco seleccionada con gusto y sus deliciosos cócteles (7-8 euros) se degustan en cómodos sofás.

Y cuando la madrugada avanza y todo lo demás cierra, ¿qué mejor que acabar bailando pop y electrónica en la cercana Sala Apolo (Nou de la Rambla 113)? Pero eso ya es otra historia…

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.