Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Una calle de Madrid que arde en verano

Lo más variopinto de Madrid puede encontrarse en la Corredera de San Pablo

Graffiti en la Calle Corredera Alta de San Pablo
Graffiti en la Calle Corredera Alta de San Pablo

La calle Corredera de San Pablo en verano está que arde. Desde Malasaña hasta cerca de Callao, por la carredera baja y alta, allí se dejan caer modernos y prostitutas, gentes del teatro y pescaderos, bicicletas y cervezas de lata que venden ciudadanos chinos por las calles.

Hay que pasear por sus tiendas, beber en sus bares y, sobre todo, sentarse al anochecer en la animada plaza de San Ildefonso, mientras el cielo se pone naranja Blade Runner.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.