Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez playas de cine

Una ruta por los arenales que sirvieron de escenario de películas, desde clásicos en blanco y negro a filmes de ciencia ficción o del 'Landismo'

El séptimo arte ha sabido inmortalizar algunas playas para ambientar películas y secuencias sobradamente conocidas que quedan en el recuerdo de los espectadores. EL VIAJERO selecciona un decálogo de arenales protagonistas de estas escenas del cine.

1. Erotismo en blanco y negro

La playa de Halona Cove en Hawai fue testigo de una escena inolvidable para la retina de miles de espectadores, el beso entre Burt Lancaster y Deborah Kerr en De aquí a la eternidad. Sin instalaciones de ningún tipo y de difícil acceso -es necesario bajar por unas rocas-, esta playa de piedras volcánicas se ha convertido en todo un símbolo del romanticismo en la isla.

2. "Me sobran huevos para hacer surf aquí, y se lo voy a demostrar"

Esta frase de la película de Francis Ford Coppola, Apocalypse Now, la decía Robert Duvall en la playa de Baler, Filipinas, así como otras expresiones como "me encanta el olor a napalm por la mañana". Por suerte, esta playa es algo más idílica y tranquila de lo que refleja el filme, aunque sus olas la convierten en un destino para los amantes del surf.

3. Donde Brook Shields perdió la virginidad

Muchas de las catorce playas que se encuentran en la isla Tortuga (Fiji), fueron testigos de la película El Lago Azul. Este romántico destino está al alcance de unos pocos, ya que es necesario alquilar un barco y sólo se permite la estancia en la isla a catorce parejas máximo en este paraíso de arenas blancas, aguas transparentes y cocoteros.

4. Una Venus salida del agua

Ese es uno de los pensamientos que recorre las mentes de los espectadores al recordar la salida de Ursula Andress del agua en la playa de Laughing Waters, Jamaica. Y es que la famosa chica de James Bond cobró especial protagonismo en la película Dr. No en esta playa rodeada por cascadas.

5. La Estatua de la Libertad descansa en Malibú

La playa de Zuma en California protagonizó la secuencia final donde Charlton Helston descubre que lo que el creía que era el El Planeta de los simios, es en realidad la Tierra al ver el famoso monumento a la libertas destruido y enterrado en la arena. Esta concurrida playa suele estar bastante limpia y es uno de los destinos preferidos de los surfistas y famosos que viven por la zona.

6. Un paraíso virgen

Al menos así se denominaba a los arenales que rodeaban la isla Ko Phi Phi Lee en Tailandia hasta el rodaje de la película protagonizada por Leonardo Di Caprio, La Playa. Sin embargo, el rodaje dejó la isla en tan mal estado que una sentencia obligó a la productora a reponer el medioambiente de la isla. Es necesario alquilar una embarcación para ir al lugar.

7. Al sol con Jack Sparrow

La playa de Malibú en las islas Barbados fue el destino del capitán Jack Sparrow y sus compañeros en la segunda parte de Piratas del Caribe. Para poder disfrutar de este litoral hay que pagar dos euros, que incluye el uso de las hamacas y sombrillas que se encuentran en la extensa arena fina y dorada de esta playa de aguas transparentes y cálidas.

8. Playa olímpica

Situada en la zona occidental de la localidad escocesa de Saint Andrews (Reino Unido) se encuentra una extensa playa de arenas blancas en las que se rodaron varias escenas de Carros de fuego, la historia real de varios atletas consiguieron una de las más grandes victorias deportivas al país en los Juegos Olímpicos de París 1924. Rodeada de acantilados, este arenal se encuentra en un lugar de leyenda donde el tiempo parece haberse detenido.

9. Seducción en Formentera

La película que lanzó a la fama a la actriz Paz Vega, Lucía y el sexo de Julio Medem, tuvo como escenario la isla de Formentera, entre otros y, a la playa de Ses Illetes como testigo del desnudo de la actriz. Formada por una flecha de arena, acoge las olas según la dirección del viento marcando así la posición de los bañistas y el lugar de baño.

10. El destape

A pesar de que muchas películas españolas como la anterior se han rodado en playas, siempre quedará el recuerdo de las míticos arenales que fueron testigos del nacimiento del Landismo. La playa Barrosa en Chiclana de la Frontera (Andalucía) donde se rodó Cateto a babor, la de Benidorm en Alicante con El turismo es un gran invento y en la Carihuela y el Bajondillo en Torremolinos con Manolo la nuit, entre otros.

Más destinos de playas con la guía de EL VIAJERO

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.