Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fórmula del hotel perfecto

Tecnología, fácil de usar. El diseño, auténtico. La experiencia, única. Y lo más importante, la cama. Así es el alojamiento ideal del empresario hotelero Liran Wizman

Habitación del hotel Sir Adams, en Ámsterdam. Ampliar foto
Habitación del hotel Sir Adams, en Ámsterdam.

Liran Wizman, empresario nacido en Tel Aviv en 1976, es el fundador y presidente de Europe Hotels Private Collection (www.ehpc.com). Dueño de más de 65 hoteles, entre los que destaca el W Amsterdam, ha creado dos marcas, SIR y Max Brown, en las que el diseño es el ingrediente fundamental. El próximo junio inaugura SIR Joan en Ibiza.

UBICACIÓN, UBICACIÓN, UBICACIÓN (LOCATION, LOCATION, LOCATION)

Es muy importante pero busco más bien sitios especiales, con potencial, no hace falta que sea en el centro. Tiene que ser un lugar en el que yo crea, me puedo arriesgar en edificios que me gustan mucho, lo he hecho varias veces y me ha ido bien. Sir Adam es un ejemplo, cuando lo compré la gente pensó que era un disparate porque no es muy accesible, tienes que tomar un barco para ir, y está funcionando mejor que la mayoría de los hoteles de 4 estrellas de Ámsterdam.

Liran Wizman.
Liran Wizman.

¿CÓMO ELIJE AL DISEÑADOR?

Depende un poco de la categoría que vaya a tener el hotel, pero sobre todo de la ciudad, del edificio, del estilo que esté buscando. Trabajo mucho con Baranowitz&Kronenberg, con los que me entiendo muy bien; acabo de empezar una colaboración con Piero Lissoni para un hotel en Milán porque pensé que para ese edificio, él era la persona perfecta, y elegí a FG stijl para SIR Nicolai en Hamburgo…

¿CÓMO LOS ENCUENTRA?

Viajando y viendo mucho, yo no miro las cosas en Internet, las veo en persona, es importante sentirlas, tocarlas, las imágenes no significan nada.

¿QUÉ IMPORTANCIA LE DA A LA WEB?

Es tan importante que en realidad es otro activo de la empresa, la web tiene que hablar exactamente el mismo lenguaje que el edificio, tiene que reflejar, comunicar el modo de pensar de quienes hicieron el hotel.

¿ES IMPORTANTE HACER OFERTAS ONLINE?

Sí, al final lo que un hotel quiere es vender su producto sin intermediarios, así que las ofertas son un modo de promocionar tu propia web y que la gente perciba la historia creada alrededor de ese hotel.

¿LA RECEPCIÓN TIENDE A DESAPARECER?

Aunque hay cosas que desaparecerán en el futuro, por ejemplo los largos “check in”, lo importante de los hoteles es la experiencia auténtica y única que hace a la gente sentirse especial, y eso no te lo dan las máquinas que sustituyan a un recepcionista..

¿QUÉ SIGNIFICA ESO EN TÉRMINOS DE SELECCIÓN DE PERSONAL?

Nos gusta la gente que conoce su trabajo y que sabe cómo conectar con las personas, gente que entiende este tipo de hospitalidad.

Hotel Sir Savigny, en Berlín.
Hotel Sir Savigny, en Berlín.

CADA DÍA SE POTENCIA MÁS EL LOBBY…

Es muy importante, para mí es el sitio donde la gente de la ciudad y los huéspedes se tienen que mezclar. Intento asegurarme de facilitar que esto ocurra, que no sea un sitio vacío donde la gente que está en el hotel descansa un rato, que sea un destino en sí mismo. Cuando creas la atmósfera adecuada, la interacción ocurre de forma natural. ¡Que haya comida y bebida ayuda!

¿EL CONCIERGE ES IMPRESCINDIBLE?

Es una de las figuras más importantes del hotel porque el huésped no quiere perder tiempo, quiere sacarle máximo partido a los dos o tres días que está en la ciudad, de modo que el concierge te guía a los sitios secretos para sentirte como alguien de la ciudad. Se conoce la ciudad de arriba abajo y te propone cosas según tus gustos. Y, por supuesto, tiene el poder de conseguirte acceso a cosas casi imposibles.

HAY UN RETORNO A LAS ANTIGUAS LLAVES…

Lo he visto mucho y aunque parece algo cool yo apuesto por las tarjetas, son más cómodas y además tienen un montón de ventajas en términos de seguridad. En este caso la tecnología es conveniente.

¿EL ASCENSOR IMPORTA?

Si el hotel está en un edificio alto, es interesante que el ascensor sea también una experiencia. En el W Amsterdam el ascensor es transparente y las paredes están pintadas con un grafiti que se puede ver según se sube.

Sir Nikolau, en Hamburgo.
Sir Nikolau, en Hamburgo.

¿WIFI DE PAGO?

Encuentro que el wifi gratuito es una obligación.

LA TECNOLOGÍA COMPLICA LA ESTANCIA EN MUCHOS HOTELES…

Muchos han ido demasiado lejos con la tecnología y no han hecho más que complicar las cosas y convertirlas en algo muy irritante. Mi intento es facilitar las cosas con simples pictogramas que te indiquen cómo usar la ducha, encender y apagar luces o usar la luz para leer.

LA TEMPERATURA SUELE SER UN INCORDIO

Me preocupa muchísimo que las habitaciones no estén demasiado frías o calientes, y que puedas adaptar la temperatura si quieres. En la mayoría de los hoteles tenemos la calefacción en el suelo, aunque en edificios antiguos tenemos que usar los radiadores antiguos.

¿LA SOSTENIBILIDAD ES OBLIGADA?

Es muy importante en la experiencia de un hotel, incluso si es de lujo. En Ámsterdam ponemos una señal que dice que se puede beber el agua del grifo, que es la mejor, o damos la opción de que no te cambien las sábanas y las toallas diariamente a menos que lo pidas, todo el mundo debería hacer este esfuerzo en los pequeños detalles por un mundo más sostenible.

EN LAS PAREDES, ¿ARTE ORIGINAL O REPRODUCCIONES?

Hacer un hotel para mí es casi un hobby, lo disfruto, me divierte, y lo que más me gusta es reunir a un grupo de gente con talento para que hagan colaboraciones en el hotel. En el W Amsterdam encargamos a un artista el papel de pared, otro hizo los pequeños grafiti en la ducha, los cojines están diseñados por una persona de la ciudad… en fin, muchos jóvenes talentos involucrados en el proceso. Intento que sean de la ciudad en la que estemos, es una forma de apoyar el talento local, pero también de hacer que el hotel sea más auténtico y conectado con la ciudad.

¿DÓNDE DESAYUNAR?

Desayunar en la cama puede ser genial pero si puedes hacerlo en el restaurante del hotel con una vista espléndida sobre la ciudad, recomiendo la experiencia.

El hotel berlinés Sir Savigny.
El hotel berlinés Sir Savigny.

¿EL HOTEL Y LA CIUDAD CÓMO CONVIVEN?

Es muy importante para mí que los hoteles tengan sitios que la gente de la ciudad pueda usar: un spa, un restaurante o un club. Me encanta cuando ceno en alguno de los restaurantes de mis hoteles y veo a gente de Brazil o de EE UU mezclados con gente de la ciudad. Para mí es saludable que haya un punto de tensión entre el director del hotel y el del restaurante. Cada uno tiene prioridades diferentes, con público diferente. Cuando hay una cierta tensión entre ellos eso significa que ninguno de los dos rebaja sus expectativas y persigue lo mejor.

¿SI TUVIERA QUE ELEGIR UNA SOLA COSA DE UNA HABITACIÓN?

¡Al 100% sería la cama! Si alguien me dice que en un hotel mío no le gustó la cama, me retiro de la hostelería. Invierto tiempo, dinero y esfuerzo en poner la mejor cama del mundo y eso incluye sábanas, almohadas y, sobre todo, colchón. La cama te tiene que abrazar. Heavenly Beds produce los colchones especiales para nosotros y también los vendemos.

El hotel Sir Adams, en Ámsterdam.
El hotel Sir Adams, en Ámsterdam.

¿UN CONSEJO SOBRE LAS PROPINAS?

Yo soy un gran creyente en la propina. La propina ayuda a que el servicio sea mejor. Por ejemplo, cuando viajo con la familia, con mis tres hijos, al final dejo un sobre con propina, porque mi equipaje es enorme, los niños son ruidosos… pero si voy de viaje de negocios no dejo tanta propina, depende de dónde vas, con quién, etcétera.

SUS HOTELES SUELEN TENER EXPOSICIONES Y TIENDA

Es una vez más un modo de hacer que se mezclen los huéspedes y la gente de la ciudad. Las tiendas venden objetos de diseñadores locales, incluso  piezas que son colaboraciones para el hotel, y las exposiciones también ayudan. Prestamos mucha atención a ese tipo de detalles.

¿CÓMO VE EL FUTURO DE LOS HOTELES?

El mundo de lo compartido, el sharing, crecerá, y eso es un reto para los hoteles, pero también los hace más perspicaces, porque tenemos que ofrecer una experiencia mejor pensada, y esos serán los que sobrevivan.