Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Propuestas

Las diez atracciones más salvajes de España

Visitamos las más altas, más rápida y más adictivas de los parques españoles

Montaña rusa Furius Baco, en el parque de PortAventura (Tarragona). Ampliar foto
Montaña rusa Furius Baco, en el parque de PortAventura (Tarragona).

El 7 de abril abrirá al público Ferrari Land, el tercer parque temático de PortAventura World (Vilaseca y Salou, en Tarragona), dedicado al Cavallino Rampante. Aprovechamos el estreno para hacer un repaso por las atracciones más altas, más rápidas, más adictivas y más salvajes de las que funcionan actualmente en España. Para los amantes de las sensaciones fuertes que quieran experimentar una buena descarga de adrenalina.

1 Furius Baco

PortAventura

Considerada la montaña rusa más rápida de España, Furius Baco es una máquina para recolectar uvas que se descontrola cuando el mono ayudante del inventor le da a la palanca equivocada. Una lanzadera que pasa de 0 a 135 kilómetros por hora en tres segundos, según explican desde PortAventura, iniciando un recorrido vertiginoso, casi a ras del suelo, que atraviesa zanjas, túneles e incluso roza el agua del lago de Mediterrània. Potencia, velocidad y aceleración para liberar mucha adrenalina en los 850 metros del circuito.

Parque de Ferrari Land, en PortAventura World (Tarragona). ampliar foto
Parque de Ferrari Land, en PortAventura World (Tarragona).

2 Red Force en Ferrari Land

PortAventura

Cuando abra Ferrari Land en PortAventura World, su Red Force se convertirá en la montaña rusa más alta (112 metros de altura) y rápida (180 kilómetros por hora en cinco segundos) de Europa. Se trata de un acelerador vertical no apto para cardiacos llamado a convertirse en el icono del nuevo parque, que cuenta con 11 atracciones. El encargado de desvelar su nombre, Marc Gené, piloto reserva de Ferrari, comparó la experiencia con tomar la curva de Eau Rouge, en el circuito de Spa Francorchamps (Bélgica). “Cuando aceleras y subes solo ves el cielo, como aquí”, señaló. Por lo pronto, su esbelta estructura es visible desde varios kilómetros de distancia.

Entrada a la montaña rusa Shambhala, en PortAventura. ampliar foto
Entrada a la montaña rusa Shambhala, en PortAventura.

3 Shambhala

PortAventura

Hasta la llegada del Red Force, Shambhala ostenta el título de la montaña rusa más alta (76 metros) y rápida (hasta 134 kilómetros por hora) de Europa; también la que tiene una caída más larga (78 metros). Un circuito inspirado en la arquitectura del reino de Bután que se encuentra en el área de China de PortAventura, y que toma su nombre de una leyenda: Shambhala es un paraíso terrenal más allá del Tíbet, tras los picos más altos de la cordillera del Himalaya, que está tan cerca del cielo que en él se deja de sentir el tiempo y la gravedad.

Dragon Khan, en PortAventura. ampliar foto
Dragon Khan, en PortAventura.

4 Dragon Khan

PortAventura

Abrió con PortAventura, en 1995, batiendo varios récords: ocho inversiones y el loop vertical más alto del mundo (36 metros). Los récords los ha ido perdiendo con el paso de los años pero aún figura entre las 10 montañas rusas más altas del planeta. Y sigue siendo uno de los grandes iconos del parque tarraconense. Está diseñado para que el público tenga la sensación de montar en el lomo de un dragón desbocado y sin control, tanto que las ocho vueltas que siguen a la gran bajada inicial se recorren en 69 segundos, a una velocidad de hasta 110 kilómetros por hora.

Abismo, montaña rusa del Parque de Atracciones de Madrid. ampliar foto
Abismo, montaña rusa del Parque de Atracciones de Madrid.

5 Abismo

Parque de Atracciones de Madrid

Abismo pone nombre a la amalgama de sensaciones que pasan por la cabeza de un pasajero que sube hasta su altura máxima, 46 metros, observa cómo el tren se pone lentamente boca abajo, divisa Madrid y su Parque de Atracciones del revés (para entonces puede que ya esté gritando), y entonces cae a unos 100 kilómetros por hora, dibujando tirabuzones, dos inversiones, colinas... El circuito, de 410 metros de longitud, se recorre en apenas un minuto y finaliza con un ascenso a su torre y una caída de espaldas.

Synkope, premiada atracción de Terra Mítica. ampliar foto
Synkope, premiada atracción de Terra Mítica.

6 Synkope

Terra Mítica

“Imagina un disco girando a 90 kilómetros por hora a una altura de 35 metros. Imagínalo balanceándose hasta formar un ángulo de 120 grados sobre el suelo. Ahora, imagínate en él”. Así presenta Terra Mítica (en Benidorm, Alicante) Synkope, un enorme péndulo instalado en la zona de Grecia. Es una de sus atracciones estrella, pura adrenalina, reconocida como una de las mejores de Europa en los European Star Award 2015 (también se alzó con un galardón en la misma categoría en 2012 y 2013).

Inferno, la montaña rusa en 4D de Terra Mítica (Alicante). ampliar foto
Inferno, la montaña rusa en 4D de Terra Mítica (Alicante).

7 Inferno

Terra Mitica

El principal reclamo de Inferno, uno de los iconos de Terra Mítica, en el área de Roma, no es la altura (25 metros) o la velocidad (60 kilómetros por hora), sino el hecho de ser una montaña rusa en 4D, lo que significa que el vagón va girando sobre sí mismo mientras circula por la vía. “¿Te crees capaz de estar boca abajo, boca arriba, de lado, girar y sentirte igual que una pelota volando a 60 kilómetros por hora? ¿Eres así de lanzado? Tú te lo crees, pero nosotros no: ésta es tu oportunidad de demostrarlo. Menos hablar y más actuar”, reta el parque en su página web.

Una de las cinco inversiones de Jaguar, en el parque Isla Mágica de Sevilla. ampliar foto
Una de las cinco inversiones de Jaguar, en el parque Isla Mágica de Sevilla.

8 Jaguar

Isla Mágica

Una caída desde 32 metros de altura, una velocidad máxima de 85 kilómetros por hora y un recorrido de 765 metros dibujando cinco inversiones. Y todo eso en trenes suspendidos de un raíl que dejan los pies colgando al aire. Es el Jaguar, atracción de “intensidad alta” en el área Amazonia de Isla Mágica, en la sevillana isla de la Cartuja. Fue la primera montaña rusa invertida de España. Sus vías sobrevuelan la reconstrucción de un poblado en lo más profundo de la selva amazónica, con senderos y cabañas de madera.

Montaña rusa Stunt Fall, en el Parque Warner de Madrid. ampliar foto
Montaña rusa Stunt Fall, en el Parque Warner de Madrid.

9 Stunt Fall

Parque Warner

La evolución de las especies de Darwin, versión montaña rusa: Stunt Fall, en el área temática Movie World Studios de Parque Warner (San Martín de la Vega, Madrid), era la más alta de España hasta la inauguración de Shambhala. Y sigue siendo de las más codiciadas por los amantes de este tipo de atracciones ya que se trata de un Giant Inverted Boomerang: primero se realiza el recorrido en sentido normal y luego a la inversa. Su recorrido simula una escena de acción, con seis inversiones “realmente intensas”, subrayan desde el parque. La adrenalina y el vértigo están asegurados.

El vuelo de Superman covertido en montaña rusa en el Parque Warner (Madrid). ampliar foto
El vuelo de Superman covertido en montaña rusa en el Parque Warner (Madrid).

10 Superman

Parque Warner

La Atracción de Acero, quizás la más famosa del Parque Warner, dentro del área DC Super Heroes World, simula el vuelo de Superman a más de 100 kilómetros por hora, a través de siete inversiones y varias caídas libres (la primera, para abrir boca, desde 55 metros de altura). Es la única montaña rusa de Europa con trenes sin suelo: los pies quedan colgando sobre la vía, sin protección, durante los más de dos minutos que dura el recorrido. Antes de subir a la estación de carga, los pasajeros podrán ver la entrada del Daily Planet, el periódico de la ciudad de Metrópolis donde trabaja Clark Kent y Lois Lane. Después, lo mejor es agarrarse fuerte.

Más información