suscríbete

Buscador

Las mejores ciudades de Europa para viajar en bici

Aplicaciones, páginas, agencias especializadas y otras pistas para hacer turismo en bicicleta

Bicis en Londres

Londres tiene previsto invertir 100 millones de euros en su red ciclistas urbana en los próximos 10 años. / Robin Macdougall / Getty

Tres amigas de Madrid visitan Ámsterdam y bordean los canales montadas en bicicletas. Una pareja –él danés, ella española– alquila bicis para ambos y sus dos hijos en Copenhague. Un joven barcelonés y su novia pedalean entre Viena y Budapest. Un malagueño amolda sus vacaciones para hacer una ruta cicloturista en verano. Los viajeros están enamorados de las dos ruedas. Se multiplican las aplicaciones para ciclistas, cada vez hay más empresas especializadas en cicloturismo, se señalizan rutas (con la red EuroVelo a la cabeza) y los folletos turísticos incluyen recorridos específicos.

Un ciclista mira un mapa en una calle de Palma de Mallorca. / Gonzalo Azumendi

Las ciudades que parten con ventaja para atraer a estos nuevos viajeros son las que más cuidan este medio de transporte y a sus usuarios. Según el Índice Copenhague (una lista bianual que enumera las ciudades de más de 600.000 habitantes mejor preparadas para estos vehículos), las cinco primeras en la última edición son, en este orden, Copenhague, Ámsterdam, Utrecht, Estrasburgo y Eindhoven. Las primeras españolas, Sevilla y Barcelona, ocupan los puestos décimo y undécimo, respectivamente. Veamos qué hacen las ciudades europeas para que los ciclistas, turistas o no, sean más felices.

Dos ciclistas en Sevilla. / Paco Puentes

Sevilla marca el camino: construyó carriles bici por toda la ciudad, aumentando este tipo de desplazamientos del 0,6% a 9,8% entre 2006 y 2011. Los visitantes pueden alquilar bicicletas públicas (www.sevici.es) contratando con su tarjeta de crédito un abono válido para una semana por 13,33 euros (con una fianza de 150 euros). El Ayuntamiento explica que, además de los vehículos municipales, el servicio de alquiler de bicicletas es uno de los más demandados en los hoteles de la ciudad y que se va a poner en marcha un abono de transportes que incluye bus, metro y bici. El Gobierno municipal (www.sevilla.org) edita itinerarios con rutas ciclistas que incluyen explicaciones de los monumentos, y además se pueden contratar visitas guiadas.

Una joven pasea en bicicleta por el paseo marítimo de Barcelona. / Jon Hicks/Corbis

El trazado llano y los kilómetros de carriles segregados hacen de Barcelona un lugar ideal para pedalear. Las bicis públicas de la capital catalana están pensadas para los residentes (hace falta DNI y tardan días en tramitar el permiso) pero hay muchas otras opciones: alquilar con una empresa como Rent a Bike (www.barcelonarentabike.com) o Bcn Bike (www.bcnbike.es) o realizar una ruta con BarnaBike (http://barnabike.com) o Born Bike (www.bornbikebarcelona.com). El área metropolitana, además, preside la Red de Ciudades por la Bicicleta, que representa a 168 municipios españoles (entre ellos, casi todas las grandes ciudades) y les asesora sobre cómo mejorar y convertirse en ciudad bikefriendly (amigable para las bicis). “Las ciudades españolas están preparadas para que la gente vaya en bici, quizá quien no estemos preparados todavía seamos las personas”, dice Nacho Tomás, secretario nacional de la organización.

Un usuario de BiciMad, el servicio de bicicletas públicas de Madrid. / Cristóbal Manuel

Madrid se ha propuesto vencer sus numerosas cuestas y su falta de costumbre ciclista con unas bicis públicas eléctricas (www.bicimad.com). Los turistas pueden contratar las bicicletas públicas mediante una tarjeta de crédito y sacarse una tarjeta válida durante un día, tres días o cinco días. Se le retienen 150 euros en la cuenta y luego se le devuelve descontándole el cobro de las veces utilizadas. Pero la ciudad sigue teniendo problemas, como el poco cuidado de los automovilistas. “Aquí no se respeta a las bicis, los coches te pitan cuando vas por la carretera y los peatones te critican si subes a la acera en algún tramo peligroso”, se queja Lucía Martín, de 27 años y usuaria de BiciMad.

Una bicicleta del servicio público de alquiler de Zaragoza. / Andrés Campos

Otras ciudades no se quedan atrás. Zaragoza es la primera urbe del mundo con todos sus carriles bici y estaciones de bicicletas públicas presentes en Google Map y Youtube, como se pude ver en su página www.bizizaragoza.com y en carrilesbicizaragoza.blogspot.com. Segovia propone seis rutas ciclistas para los turistas durante el verano y alquila bicis por tres euros al día (www.movilidadsegovia.es/). En Granada, hay rutas en bicicleta eléctrica –para sobrevivir a sus duras cuestas– como las que organiza la empresa In Bicycle We Trust (www.inbicyclewetrust.com), también presente en otras ciudades. El bajo precio (tres euros) de las bicis públicas de Murcia (muybici.labici.net) hace que sean una muy buena opción para los turistas.

Europa a pedales

Un hombre lleva su bicicleta por Copenhague. / Thomas Tolstrup / Getty

Copenhague es un auténtico paraíso para los ciclistas. Bien lo sabe Lourdes Crespo, de 44 años y casada con un danés. “La ciudad es plana, hay carriles bici y aparcamientos especiales por todas partes. Tanta gente se mueve en bici que hasta se forman atascos ciclistas. Y para que sea más difícil robarlas, están registradas”, dice. Crespo, su marido y sus dos hijos viven en Mallorca, pero han pedaleado por Copenhague en varios viajes. Los turistas pueden alquilar bicis públicas muy modernas (bycyklen.dk/en/), con acceso a GPS e Internet, por unas siete coronas por hora (unos 2,50 euros). Con estos incentivos, la ciudad ocupa en 2015 el primer puesto en el índice que lleva su nombre.

Un ciclista pasea por una calle atestada de bicicletas en Utrecht (Países Bajos). / Ramon Mosterd

La segunda en la clasificación es Ámsterdam. “Es una ciudad hecha por y para las bicis. Son el vehículo más usado. Además, el territorio es muy plano y existe un gran respeto por los ciclistas”, dice Carmen Prieto, de 26 años. Su experiencia fue un viaje con dos amigas a la capital holandesa, que recorrieron en bicicleta durante tres días. La página oficial de turismo municipal (www.iamsterdam.com/es/) recoge numerosas opciones de alquiler (unos 8 euros al día), así como rutas por la urbe (que tiene 400 kilómetros de carriles bici) y sus alrededores. El país cuenta incluso con una Embajada Ciclista (www.dutchcycling.nl), un organismo oficial que se encarga de extender el amor por las dos ruedas.

Una pareja monta en una colorida bici por las calles de Berlín. / Justin Case/Getty

Berlín, con 620 kilómetros de vías para los ciclistas, tiene decenas de empresas que alquilan velocípedos por unos 10 euros al día, como www.berlinfahrradverleih.com. “Recorrer la ciudad en bici es una gozada. La gente las cuida mucho, en cada barrio hay sitio para dejarlas y muchos carriles bici”, cuenta Beatriz Rojas, de 37 años, que pedaleó allí con su marido. La capital alemana ofrece además rutas guiadas (www.berlinonbike.de/en/) y la web BBBike (www.bbbike.de) muestra recorridos ciclistas para hacerlos por tu cuenta.

Londres ha vivido una gran transformación para adaptarse a las dos ruedas que la ha llenado de carriles segregados. Además, cualquiera puede alquilar una bici pública (https://tfl.gov.uk/) –patrocinadas por el Banco Santander– por dos libras al día (unos 2,70 euros), más fianza, y usarla por tramos de media hora. La capital británica se ha fijado en Sevilla para desarrollar su red ciclista urbana y su plan director de la bicicleta, que contempla una inversión de 100 millones de euros anuales durante la próxima década.

Niños en bicicleta por la ribera del Sena, en París. / Eric Hadj

En París también se puede alquilar una de sus bicis públicas (http://velib.fr/) por 1,70 euros al día, o bien ocho euros a la semana. Como en casi todos los sistemas, los primeros 30 minutos son gratis. “Vivo en París y aquí es muy sencillo alquilar bicis”, cuenta Pau Regañas, barcelonés de 29 años. Lo suyo también es el turismo ciclista. “En verano, mi novia y yo recogimos una bici en Viena y nos hicimos una ruta de 340 kilómetros hasta Budapest”. Una empresa austriaca, Vienna Explorer, (www.viennaexplorer.com) les alquiló los vehículos y equipamiento por unos 95 euros por semana y se los recogió luego en la capital húngara. Los interesados en este tipo de trayectos cuentan con EuroVelo (www.eurovelo.org), una red de rutas cicloturistas que ya se ha puesto en marcha y, en 2020, tiene previsto haber señalizado 70.000 kilómetros de itinerarios por todo el continente.

Carril bici de Barcelona, segregado del tráfico de vehículos. / Joan Sánchez

En España ha surgido Ciclored (www.ciclored.com), una agencia de viajes centrada en el ciclismo que permite, por ejemplo, seguir el recorrido del Tour de Francia y realizar los tramos finales de etapa (entre 60 y 90 kilómetros diarios), con un viaje organizado donde se incluye alojamiento y bicicletas. “En cada viaje tenemos grupos de 20 o 25 personas, cada vez hay más interés”, explica Luis Ortega, creador de la empresa, que realiza todo tipo de itinerarios. “Me suelo organizar unas vacaciones cada año para hacer una ruta ciclista”, dice David Moreira, que ha viajado con Ciclored a las Dolomitas y a los Pirineos. “Hacer deporte, conocer lugares nuevos y compartir la experiencia con amigos". Esta combinación es para Juan Gallardo la clave del éxito de las rutas cicloturistas.

Aplicaciones ciclistas

La 'app' Bikemap.

Las aplicaciones y páginas para disfrutar al máximo de la bici son cada vez más numerosas. BikeMap (http://www.bikemap.net) es una ‘app’ para iPhone y Android que presenta rutas cerca del lugar donde quieras salir a pedalear. Se basa en una comunidad de ciclistas que actualiza nuevos itinerarios continuamente y tiene 1.594.464 rutas. Otras ‘apps’ similares son MapMyRide (www.mapmyride.com), que además mide distancias, tiempos y gasto de calorías, o CycleDroid. Strava (www.strava.com) permite hacer seguimiento de los recorridos en GPS, y proponerse retos. Bike Away, para iPhone y desarrollada por una empresa española, encuentra los puntos de alquiler de bicicletas más cercanos a tu posición en 262 ciudades de 25 países y establece rutas con Google Street View. PhiLock (www.philock.net/) funciona como una especie de Airbnb para bicis: la plataforma tiene un candado que se desconecta usando un código del móvil, código que se puede usar para alquilar la bici entre particulares. Una web similar es Spinlister (https://es.spinlister.com), que cuenta con aplicación para Android y Apple. Bici Repair y Bike Repair (www.bikerepairapp.com) son dos ‘apps’ con tutoriales para enseñar a arreglar tu bici.

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Rubalcaba: “Primero, el Gobierno de España y después, los problemas del PSOE”

Pere Ríos Mataró

El exdirigente socialista pide a Sánchez que dialogue tras las dimisiones en la ejecutiva

Pedro Sánchez comparece en Ferraz

El País Madrid

El dirigente habla por primera vez desde la dimisión de la mayoría de la ejecutiva pero no acepta preguntas

Fidel Raso, premio Manu Leguineche de Periodismo

Madrid

El fotoperiodista y colaborador de El PAÍS gana la cuarta edición de un galardón que premia el rigor, la curiosidad y la honradez

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana