suscríbete

Buscador

Especial Nieve

Volkswagen

Masella, mitad italiana, mitad americana

La estación de esquí catalana ofrece la mayor extensión de esquí nocturno de la Península, con 10 kilómetros iluminados y 7 remontes abiertos de noche

Esquiadores en la estación de La Masella, iluminada por la noche.

Si dobláramos una postal de Masella por la mitad, aproximadamente, veríamos dos estaciones muy diferentes: arriba una montaña abierta y rocosa, pródiga en salientes calcáreos, que recuerda el paisaje de los Dolomitas italianos; abajo unas laderas profusamente cubiertas de bosque, de pinos negros muy altos, por donde discurren como ríos de nieve el 80 por ciento de las pistas que bajan de la Tosa y llegan hasta el Pla de Masella y que parecen más propias de estaciones americanas como Vail o Aspen, en Estados Unidos, o Whistler, en Canadá, salvando las diferencias naturalmente.

Masella está en plena Cerdanya, Girona, dentro de los términos municipales de Alp, Das y Orús, y sus pistas, orientadas al norte, se benefician de muchas horas de sol en invierno; no por casualidad en la Cerdanya están algunas de las centrales solares más importantes de Francia. Y a pesar de su proximidad al Mediterráneo, su orientación y un sistema de producción de nieve artificial, muy potente, le permite ser de las primeras en abrir -esta temporada, a pesar de la escasez de nieve, el 24 de noviembre- y una de las últimas en cerrar (el esquí de primavera aquí suele ser de calidad, al amparo de la sombra de los árboles y de las temperaturas más bajas).

Un esquiador en La Masella.

Este año se ha estrenado la producción artificial de nieve en el sector más occidental de la estación, lo que deja completamente cubierta la pista Isards, una roja de tres kilómetros de longitud que baja de la Tosa hasta Coma Oriola. Con ello se garantiza la innivación de una de las zonas más solitarias y bonitas en torno a un pequeño valle de vertientes muy empinadas. En esta zona están también algunos de los descensos más exigentes de la montaña, pistas negras para expertos como el Tub, Extrema y Pista Fonda. Desde este invierno, los 536 cañones de nieve cubren ya el el cien por cien del desnivel y 45 kilómetros de pistas.

La recomendación del director

Masella tiene 74 kilómetros esquiables repartidos en 65 pistas; de ellas, la mitad aproximadamente accesible a esquiadores con un nivel básico. Para ellos y para quienes quieran recorrer todo el dominio desde lo más alto hasta la base sin complicarse la vida está pensada la pista azul 2 Estaciones. Parte a 2.535 metros en la cima de la Tosa y permite llegar hasta Pla de Masella, a 1.600 metros, enlazando las pista Corda y La Plana; en total un recorrido muy largo, de más de 6 kilómetros de longitud, que atraviesa toda la variedad de paisajes que ofrece esta montaña. En la parte alta de esta pista se encuentra una de las desviaciones para bajar esquiando a La Molina, la otra estación ceretana que junto con Masella forman el dominio Alp 2.500 unido por un telecabina y dos telesillas desembragables.

Pistas de la estación catalana.

Para los más avezados, esquiadores de nivel medio, el director de la estación, Xavier Nolla, les hace esta recomendación: "Yo les sugeriría esquiar en la pista Coma Pregona, prácticamente en el centro de la montaña. Se puede subir en el telesilla Jumbo Tosa, de seis plazas y muy rápido. Al principio hay que afrontar una pala con una inclinación bastante pronunciada aunque ancha, lo cual facilita los giros. Después, la pendiente se suaviza y se entra en un cañón con paredes de piedra impresionantes a uno y otro lado. Aquí se siente uno muy pequeñito en mitad de este valle espectacular. La zona suele tener una buenísima calidad de nieve y es uno de los mejores parajes naturales de la estación. A partir de La Pleta se puede enlazar con otros descensos rojos y azules para continuar hasta la base". La pista tiene una longitud de casi 1.700 metros, un desnivel de 370 y su dificultad es media y alta.

Al pie de Coma Pregona está La Pleta, una zona intermedia con multitud de pistas fáciles y dos remontes que sirven el Stadium para competiciones. Cuando no hay carreras, los esquiadores pueden entrar y mejorar su técnica pasando entre los palos que hay instalados. Aquí también está el parque de nieve con instalaciones adecuadas para snowboard y freestyle Hay big jumps, cajones, barandillas, una S de 12 metros de longitud y todo tipo de obstáculos para debutantes y expertos; también un área de picnic y unas gradas para sentarse a disfrutar de las acrobacias que algunos son capaces de hacer sobre una tabla o unos esquís. Los principiantes encontrarán su hueco al pie de la montaña, en Pla de Masella, con varias pistas verdes -Pastors y Pastorets, entre otras- equipadas con arrastres fáciles y cintas transportadoras.

Esquiadores en La Masella.

Aquí están también el jardín de nieve para los más pequeños, la guardería y todo el núcleo de servicios principal con restaurante, cafetería, guardaesquís, taquillas, servicios, escuela de esquí y tienda. Aún hay otro sector dedicado a quienes se inician en este deporte; está en Coma Oriola, a cinco kilómetros por carretera del Pla. Tiene varias pistas para debutantes, bar y restaurante; si se busca tranquilidad se elegirá preferiblemente esta zona, más apartada, porque tiene menos afluencia de esquiadores. En esta parte central de la montaña, quienes quieran sentirse como un corredor profesional deberán probar la pista Davallada, homologada por la Federación Internacional de Esquí; es una bajada directa desde La Pleta hasta el Pla de algo más de dos kilómetros de longitud y dificultad media.

Finalmente, el telesilla La Pia Express, de seis plazas y alta velocidad, da acceso a la zona de La Pia, la más oriental del dominio. La pista Cerdanya -1.100 metros de longitud, 200 de desnivel, dificultad media-alta- ofrece estupendas vistas al valle que le da nombre; una variante de ella, L'Excursio, se acerca aún más a su vecina La Molina y es una buena opción para quienes quieran echar un vistazo desde aquí al pico Puigmal y al valle de Querol. En la parte baja de este sector, la terraza el bar Refugi ofrece la posibilidad de tomar un tentempié en plena montaña y en un lugar lleno de encanto.

'Capital del esquí nocturno del Pirineo'

Varios niños esquían de noche en La Masella.

Y no solo del Pirineo. El eslogan comercial puede parecer exagerado pero los datos son contundentes. Masella ofrece 10 kilómetros esquiables iluminados, repartidos por 13 pistas (3 verdes, 5 azules y 5 rojas), con un desnivel de 420 metros y siete remontes en funcionamiento, uno de ellos el telesilla de seis plazas de alta velocidad TGV Masella. No hay ninguna estación en la Península ni en el Pirineo, tanto francés como español, que ofrezca semejante extensión para esquiar de noche. No es de extrañar que unos 28.000 esquiadores utilicen estas instalaciones cada año. Este mes de febrero, siempre que la condiciones climáticas lo permitan, el esquí nocturno estará abierto todos los jueves, de 18,15 a 20,15 horas, y los viernes y sábados de 18,30 a 21,30.

El área iluminada va desde La Pleta hasta el Pla e incluye el parque de nieve y la pista Davallada, mencionada más arriba. Para utlizarla hay que pagar un suplemento de 12 euros por adulto y 8 por niño si se dispone de algún tipo de forfait, incluido el de temporada, y 20 euros por adulto y 15 por niño si solo se va a esquiar de noche. Al cerrar las pistas, se puede cenar en el restaurante Pla de Masella a base de platos típicos alpinos (fondues, raclettes, tartiflettes) o de la zona (trinxats y carnes a la brasa) y tomar luego una copa, si se desea, en el chill-out del Masella Night Après-Ski. La previsión es que el esquí nocturno esté abierto hasta el 5 de marzo.

Esquí nocturno

Pistas de La Masella iluminadas por la noche.

La estación de esquí de La Masella es, según los años, la cuarta estación de esquí española por número de visitantes -alrededor de 400.000 en una sola temporada- la que tiene un mayor desnivel esquiable de todo el Pirineo Oriental, 935 metros, y la mayor extensión de esquí nocturno de la Península y del sur de Francia con 10 kilómetros iluminados y 7 remontes abiertos de noche.

La mayor parte de los clientes de esta estación proceden de Cataluña. Casi todas las ciudades importantes de esta comunidad están a menos de dos horas; Barcelona, por ejemplo, a 141 kilómetros, la mayor parte de ellos por autopista. Hay también un servicio de autocares diarios desde la ciudad condal, Granollers, Sabadell, Terrasa y Manresa a Masella y La Molina que sale de Barcelona a las 6,30 de la mañana y regresa a las 16 horas. Cuesta 39 euros e incluye el viaje ida y vuelta, el forfait y el seguro (información y reservas, 93 285 38 32 y 902 13 00 14). La proximidad y la facilidad de comunicaciones hace que el 50 por ciento de quienes esquían aquí suban y bajan en el día.

Pero Masella tiene vocación de expansión hacia el resto de España y también hacia Francia; a fin de cuentas la Cerdanya es el valle de Pirineo con más estaciones de esquí (una docena de ellas son francesas) y mas clientes potenciales. Precisamente para aumentar esa clientela, Masella ofrece a los titulares del abono de temporada una curiosa gratificación: pueden esquiar más de 60 días gratis en otras tantas estaciones de todo el mundo; veinte de ellas en el Pirineo. Así por ejemplo, se ofrecen dos días en La Molina, dos en Sierra Nevada, dos en Peyragudes y Grand Tourmalet (Francia), tres en La Clusaz (Alpes franceses), tres en varios centros de Eslovenia y otros tres en Monarch, Colorado (Estados Unidos), por citar sólo algunas.

Alp 2500

Desde hace años, Masella y La Molina están unidas por remontes y los esquiadores pueden pasar de una a otra con toda normalidad siempre que paguen el forfait especial Alp 2500. Entre las dos estaciones ofrecen 141 kilómetros de pistas lo cual convierte a este dominio en uno de los mayores de la Península y del Pirineo. Este año, la escasez de nieve ha impedido abrir la conexión en el principio de la temporada aunque el deseo es hacerlo cuando las condiciones mejoren. La conexión desde La Molina se hace a través del telecabina Alp 2500 que da acceso a un telesquí que aún sube mas alto hacia la cima de la Tosa, montaña que comparten por diferentes vertientes ambas estaciones.

Reparación de esquís en la pista catalana.

Desde aquí se puede bajar hacia Masella por las pistas negras Pala Directa y Desferracavalls o mucho más tranquilamente por la azul 2 Estaciones. Desde Masella, la conexión se hace mediante los telesillas de seis plazas La Pia Express y Jumbo Tosa. Quienes pasan de una a otra esquiando pueden apreciar las diferencias entre ambas: Masella más agreste en su parte alta y muy boscosa en la zona intermedia e inferior y La Molina bastante más pelada de vegetación pero, por lo mismo, muy amplia con pistas muy anchas y una gran superficie esquiable de 170 hectáreas. En la próxima entrega del Especial de Nieve de El Viajero viajaremos, precisamente, hasta La Molina.

Datos técnicos

Masella

Altitud: 1.600-2.535 metros

Kilómetros esquiables: 74 ( 65 pistas. 10 kilómetros para esquí nocturno. 1 snowpark)

Remontes: 18

Aparcamientos: 9

Horarios estación: de 9,15 a 16,45 horas, de lunes a viernes, y de 9 a 17 horas sábados, domingos y festivos.

Forfait de día: 42 euros, adulto; 38, junior; 32, infantil, y 3, menores.

Información y reservas: www.masella.com. Teléfono: 972 14 40 00

Asistencia en pistas: 680 144 000

Alp 2500 (La Molina+Masella)

Altitud: 1.600-2.535 metros

Kilómetros esquiables: 141 (126 pistas)

Remontes: 33

Forfait de día: 45, adulto; 34, infantil

Guía práctica

Servicios en la estación

Para niños, un jardín de nieve (de 3 a 6 años; tres horas, 48 euros) y una guardería en Pla de Masella.

Alquiler: equipo completo por día (esquís, botas y palos), a partir de 22 euros, adulto, 16,50 infantil. Equipo de snow (tabla y botas), 26 euros por día. También se alquila ropa (chaqueta, pantalón, guantes y gafas) con diferentes tallas; un día, 20 euros; dos, 36, tres 48. Reservas: lloguer@masella.com

Taller de reparación: Repasar los cantos, las suelas de los esquís y encerarlos, 28 euros.

Guardaesquís en Pla de Masella: armarios para cuatro equipos completos, incluídas botas, 440 euros toda la temporada.

Clases de esquí: dos horas en cursillo colectivo, 26 euros por persona.

Club Masella Team. Quienes quieran ir un paso más allá en su nivel de esquí, por encima de los cursillos convencionales, este club ofrece clases intensivas a lo largo de la temporada que permiten conseguir certificaciones deportivas. Por ejemplo, cursos de tecnificación y competición, 895 euros para todo el año; para mayores de 16 años nivel TD1 de esquí, 330; cursos para adultos, 330, y cursos para menores de 3 y 4 años, 725 euros. Información: 972 14 40 00.

Dormir

A pie de pistas, éstas son las opciones: Alphotel (www.alphotelmasella.com; 972 14 42 01), tres estrellas, entre 52 y 82 euros por persona y día, en media pensión, según temporada. Albergue Abrigall (www.abrigallmasella.com; 972 89 17 60), en habitación de 2 a 5 personas, desde 37 a 62 euros por persona y día, con media pensión, según temporada; hay habitaciones para grupos de hasta 14 personas. También, Masella Residencial 1.600 (www.apartamentsmasella.com; 617 019 832), apartamentos dúplex de uno a cuatro dormitorios, con piscina cubierta y climatizada; del 26 al 28 de febrero, por ejemplo, apartamento para cuatro personas, 380 euros el apartamento.

Comer en pistas

El restaurante Pla de Masella, a 1.600 metros, sirve desayunos a primera hora y platos combinados y menús durante el día; a partir de las ocho de la tarde se transforma para servir cenas a base de fondues, raclettes, trinxats y carnes a la brasa. Está especialmente pensado para después del esquí nocturno (reservas: 972 89 06 78) y dispone de un espacio chillout para tomar una copa. En Coma Oriola, a 1.950 metros, junto al telesilla del mismo nombre, hay otro restaurante y una cafetería; se sirven platos combinados los fines de semana y festivos en una agradable terraza. Hay, además, cinco bares a lo largo de la montaña. Cap del Bosc, a 2.150 metros, ofrece bocadillos y buenas vistas de la Tosa y Coma Pregona; el refugio de La Pia, a 1.750, accesible esquiando o andando cinco minutos desde uno de los aparcamientos, y el Masella Jet, junto al telesilla del mismo nombre, lugar de encuentro con buenos bocadillos, especialmente los de chistorra.

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

“No se puede explicar un chiste porque se rompe”

El viñetista mexicano Ros, presenta su nuevo libro, 'Cual para Tal', humor estilizado para desconcertar psicoanalistas

El senado brasileño inicia la fase final del juicio político a Dilma Rousseff

Afonso Benites Brasilia

La presidenta encara el tramo final del 'impeachment' mientras Brasil piensa ya en el día siguiente

México retira la concesión a una de las empresas que opera el tren ‘La Bestia’

El ministerio de Comunicaciones y Transportes ha retirado la concesión a una de las cuatro empresas que operan los trenes que usan los migrantes para llegar a EE UU

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana