Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECIAL PUBLICIDAD

Hola de nuevo, Mediterráneo

Costa Cruceros lleva más de 70 años surcando los mares del mundo. Sus barcos son todo un referente en hospitalidad, diseño, restauración y entretenimiento. El Costa Toscana acaba de incorporarse a la flota con una oferta gastronómica que supera las expectativas más exigentes. También está comprometido con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente

El Costa Toscana, uno de los cruceros más grandes del mundo con 337 metros de eslora, es la última novedad de Costa Cruceros. Este buque plantea un itinerario de una semana descubriendo España, Italia y Francia con una amplia oferta de ocio y experiencias para los pasajeros.
El Costa Toscana, uno de los cruceros más grandes del mundo con 337 metros de eslora, es la última novedad de Costa Cruceros. Este buque plantea un itinerario de una semana descubriendo España, Italia y Francia con una amplia oferta de ocio y experiencias para los pasajeros.

El turismo de alta mar se reactiva. La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) prevé un récord de viajeros para 2022. En esta temporada las navieras han apostado por España, estableciendo nuevos puertos base y abriendo nuevas rutas. Costa Cruceros, una de las principales compañías del sector, operará tres barcos este año: en Barcelona, los buques Costa Firenze y Costa Smeralda, y en Valencia, el Costa Toscana, el último en sumarse a su flota.

El Costa Toscana es uno de los cruceros más grandes del mundo. Tiene 337 metros de eslora por 42 metros de manga y 17 cubiertas de altura. El buque toma su nombre de la cautivadora región centro italiana, famosa por sus vinos, su rica gastronomía y su patrimonio artístico. Los espacios a bordo son el resultado de un proyecto creativo comisariado por el diseñador Adam D. Tihany en colaboración con un grupo internacional de estudios de arquitectura. El mobiliario, la iluminación, los tejidos y los accesorios, fabricados exprofeso para el barco, son todos Made in Italy.

Oferta gastronómica para todos los gustos

La gastronomía es uno de los principales atractivos del Costa Toscana. Hay nada menos que 21 propuestas entre restaurantes y espacios dedicados a la gastronomía. Repetir local durante unas vacaciones a bordo será, cuanto menos, difícil.

La oferta de restauración de Costa Toscana está compuesta por 21 propuestas entre restaurantes y espacios dedicados a la gastronomía y 19 bares, algunos de ellos temáticos

Las familias camparán a sus anchas en el Squok Restaurant, un espacio pensado para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Los huéspedes que deseen poner a prueba sus habilidades culinarias tendrán en Food LAB un gran desafío. Y los amantes de la auténtica pizza italiana quedarán embelesados con las creaciones de la Pizzería Pummid´Oro. Y son solo tres ejemplos.

La oferta de restauración se completa con 19 bares, algunos de ellos temáticos desarrollados en colaboración con socios internacionales, como el Caffè Vergnano 1882, el Ferrari Spacio Bollicine, el Heineken Star Club & Bistro o el Nutella at Costa, meca para los pasajeros más dulces.

Alta cocina a bordo

Los amantes de la alta cocina también están de enhorabuena. Tres de los mejores chefs del mundo, el español Ángel León, el italiano Bruno Barbieri y la francesa Hélène Darroze, han elaborado sus propias creaciones pensadas para alta mar.

Inspirados por las recetas locales de los lugares visitados por los barcos Costa, los chefs han creado los Platos de Destino y los menús del singular restaurante Archipiélago. La elección de los ingredientes -de productores locales- y la forma de preparación han sido cuidados al detalle para evitar el desperdicio alimentario.

Ángel León, Bruno Barbieri y Hélène Darroze, considerados como tres de los mejores chefs del mundo, han creado los Platos de Destino y los menús del singular restaurante Archipiélago.
Ángel León, Bruno Barbieri y Hélène Darroze, considerados como tres de los mejores chefs del mundo, han creado los Platos de Destino y los menús del singular restaurante Archipiélago.

Los Platos de Destino están disponibles en los principales restaurantes de Costa Toscana, incluidos en el precio del crucero. Anticipan al viajero los lugares que el buque visitará al día siguiente. De esta forma, cada noche, los tres reconocidos cocineros -que suman 16 estrellas Michelin- llevan a la mesa una reinterpretación gastronómica de los menús más característicos de cada zona.

El restaurante Archipiélago permite a los cruceristas explorar la costa por la que navega el barco. En esta ocasión, Barbieri, Darroze y León han creado tres menús compuestos por cinco platos de alta gastronomía. Cada uno se presenta acompañado de una narración que lleva al comensal a descubrir qué inspiró a cada chef a crear sus platos. Para hacer más especial (e íntima) la degustación, Archipiélago cuenta con unas mesas isla, enmarcadas por piezas únicas de madera recuperadas de alta mar.

Diversión garantizada

El Costa Toscana ofrece un clima perfecto para dejarse llevar por la dolce vita italiana. El corazón del buque es el Colosseo, un espacio repartido en tres cubiertas donde se desarrollan espectáculos increíbles. Enormes pantallas LED en las paredes y en la cúpula cuentan historias diferentes en cada escala y a cualquier hora del día.

El Costa Toscana ofrece todo lo necesario para disfrutar: el Colosseo y sus espectáculos, numerosas actividades en la Piazza del Campo y entretenimiento, compras y degustación culinaria en la Piazza dei Miracoli.
El Costa Toscana ofrece todo lo necesario para disfrutar: el Colosseo y sus espectáculos, numerosas actividades en la Piazza del Campo y entretenimiento, compras y degustación culinaria en la Piazza dei Miracoli.

En la parte superior del barco está la Piazza del Campo, con tres niveles para tomar el sol frente a la popa. En esta zona hay siempre actividades, tanto de día como de noche. Sobre la última cubierta, un balcón al aire libre con un piso de cristal que cuelga sobre el mar hace que los huéspedes experimenten la emoción de volar sobre el océano.

La Piazza dei Miracoli, también en la proa, aglutina los espacios dedicados al entretenimiento, las compras y la degustación culinaria. Desde la Passeggiata Volare, a 65 metros de altura sobre el nivel del mar, las vistas panorámicas son evocadoras.

Cuidado de cuerpo y mente

Si el pasajero busca alejarse del bullicio, solo tiene que visitar el área de bienestar Sole Mio, donde podrá relajarse reviviendo los colores y los aromas del sur de Italia. Un salón de belleza, sauna, hammam, piscina de talasoterapia, 16 salas de tratamiento y otras de nieve, sal y relajación forman parte de las instalaciones. En el exterior, cuatro piscinas, una de ellas de agua salada, esperan a los cruceristas dispuestos a dejarse acariciar por los rayos solares.

El área de bienestar Sole Mio cuenta con un salón de belleza, sauna, hammam, piscina de talasoterapia, 16 salas de tratamiento y otras de nieve, sal y relajación

Un completo gimnasio equipado con los últimos aparatos tecnológicos y una especial pista polideportiva esperan a aquellos huéspedes que no quieren renunciar a sus rutinas deportivas durante unas vacaciones a bordo. Todo son facilidades para llegar a puerto bronceado y en plena forma.

Habitaciones con vistas

Los camarotes del buque, diseñados por el estudio milanés Dordoni Archietti, desbordan la elegancia característica del país transalpino, reflejando los colores y la geometría de las regiones italianas, representadas en cada cubierta. Hay un total de 2.663 habitaciones: 28 suites, 106 piezas con terraza, 1.534 con balcón, 168 exteriores y 827 interiores.

Costa Toscana cuenta, además, con una nueva categoría de camarotes con terraza sobre el mar, un anexo en el que se puede disfrutar de un espléndido desayuno o de un tiempo de relax acunado por el sonido del mar.

Hola de nuevo, Mediterráneo

Lo mejor del Mediterráneo

Costa Toscana plantea un itinerario de una semana en el Mediterráneo Occidental descubriendo España, Italia y Francia. Las escalas, en Valencia, Marsella, Savona Civitavecchia/Roma, Nápoles e Ibiza, son más largas que nunca. Los cruceristas tienen 11 horas por delante para descubrir las maravillas de Nápoles y ocho horas y media para dejarse llevar por el encanto veraniego de Ibiza.

En los destinos visitados, la tripulación ofrece distintas excursiones y actividades (muchas de ellas exclusivas) que permiten a los viajeros descubrir las ciudades a su ritmo y conforme a sus preferencias. Sin duda la maleta volverá colmada de inolvidables recuerdos.

'Smart City' itinerante

Costa Toscana es un excelente reflejo de cómo ha evolucionado el turismo azul en los últimos años. El barco está diseñado con soluciones sostenibles y conceptos que potencian la economía circular, es una auténtica Smart City. Así, utiliza gas natural licuado (GNL) para desplazarse, el combustible fósil más limpio disponible en el sector marítimo (el sector quiere ser neutro de carbono para 2050, según la CLIA). Para el abastecimiento diario de agua, emplea el agua del mar transformada con desalinizadores. A bordo, se separan y reciclan todos los residuos. También se vigila el consumo de energía utilizando un sistema de eficiencia energética.

Costa Cruceros lleva tiempo comprometido con la salvaguarda del medio ambiente. La compañía italiana colabora con las comunidades locales para promover un tipo de turismo que respete el entorno y la cultura. Su Manifiesto por un turismo de valor, sostenible e inclusivo, refleja sus máximas inspiracionales.

La Fundación Costa Croicere es un buen exponente del compromiso de la naviera. Su objetivo es generar mejoras sociales y medioambientales en las comunidades en las que los barcos recalan en sus viajes. Son varias las iniciativas que buscan recaudar fondos. Una de ellas parte del restaurante Archipiélago: por cada cena Costa dona una parte a la Fundación.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >