Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La cueva de Melissani, en la isla de Cefalonia, hoy enclavada en el nuevo geoparque mundial Cefalonia-Ítaca (Grecia).
La cueva de Melissani, en la isla de Cefalonia, hoy enclavada en el nuevo geoparque mundial Cefalonia-Ítaca (Grecia). getty images

Así son los ocho nuevos geoparques mundiales de la Unesco

8 fotos

Luxemburgo y Suecia se unen este 2022 a una red que asciende a 177 espacios protegidos por su patrimonio geológico en 46 países

  • El Consejo Ejecutivo de la Unesco ha aprobado este mes de abril la designación de ocho nuevos geoparques mundiales, entornos en los que reconoce un patrimonio geológico de importancia internacional. Se trata de enclaves con una extraordinaria diversidad geológica que sustenta la diversidad biológica y cultural de la zona. Dos países, Luxemburgo y Suecia, se han unido este 2022 a la red mundial con la designación de sus primeros geoparques.    En el este de Luxemburgo, en el centro de la cuenca de Tréveris-Luxemburgo, se encuentra el nuevo geoparque de Mëllerdall, con una superficie de 256 kilómetros cuadrados y una población de unos 25.500 habitantes. Aquí está la formación Arenisca de Luxemburgo, que alcanza un grosor de hasta 100 metros y data de hace entre 205 y 180 millones de años. Forma uno de los paisajes de arenisca más espectaculares de Europa Occidental y ha sido una atracción turística desde finales del siglo XIX. Hoy la región puede explorarse siguiendo una densa red de rutas de senderismo bien señalizadas, entre ellas la de Mullerthal, de 112 kilómetros y que ha ganado el premio Leading Quality Trails a la mejor ruta de senderismo de Europa. Más información:  naturpark-mellerdall.lu    En la imagen, la cueva Hohllay, en el bosque de Mullerthal (Luxemburgo).
    1Mëllerdall (Luxemburgo) El Consejo Ejecutivo de la Unesco ha aprobado este mes de abril la designación de ocho nuevos geoparques mundiales, entornos en los que reconoce un patrimonio geológico de importancia internacional. Se trata de enclaves con una extraordinaria diversidad geológica que sustenta la diversidad biológica y cultural de la zona. Dos países, Luxemburgo y Suecia, se han unido este 2022 a la red mundial con la designación de sus primeros geoparques.

    En el este de Luxemburgo, en el centro de la cuenca de Tréveris-Luxemburgo, se encuentra el nuevo geoparque de Mëllerdall, con una superficie de 256 kilómetros cuadrados y una población de unos 25.500 habitantes. Aquí está la formación Arenisca de Luxemburgo, que alcanza un grosor de hasta 100 metros y data de hace entre 205 y 180 millones de años. Forma uno de los paisajes de arenisca más espectaculares de Europa Occidental y ha sido una atracción turística desde finales del siglo XIX. Hoy la región puede explorarse siguiendo una densa red de rutas de senderismo bien señalizadas, entre ellas la de Mullerthal, de 112 kilómetros y que ha ganado el premio Leading Quality Trails a la mejor ruta de senderismo de Europa. Más información: naturpark-mellerdall.lu

    En la imagen, la cueva Hohllay, en el bosque de Mullerthal (Luxemburgo).
    Getty images
  • Esta red de la Unesco fue creada en el año 2015, y con las nuevas incorporaciones el número de geoparques mundiales que la integran asciende ya a  177 territorios repartidos en 46 países  (en España hay 15 y China es el país que más tiene). En total, una superficie de 370.662 kilómetros cuadrados, extensión comparable a la de Japón.    Con una superficie de 3.690 kilómetros cuadrados y 289.198 habitantes, el nuevo geoparque de Platåbergens despliega un paisaje único de 15 montañas de cima plana (‘platåbergens’ en sueco, lo que da nombre al sitio). Estas montañas al oeste Suecia se formaron por la erosión durante la última Edad de Hielo, hace 115.000 años. Algunos de los descubrimientos históricos más interesantes del país se han realizado en esta zona, donde los museos conservan numerosos vestigios que atestiguan el uso que los habitantes hicieron de la piedra local a lo largo de los milenios: desde tumbas megalíticas (5.300-4.700 a.C.) hasta la primera iglesia de piedra conocida en Suecia, construida por vikingos cristianos a principios del siglo XI. Más información:  platabergensgeopark.se     En la imagen, una antigua cantera en el geoparque mundial de la Unesco de Platåbergens (Suecia).
    2Platåbergens (Suecia) Esta red de la Unesco fue creada en el año 2015, y con las nuevas incorporaciones el número de geoparques mundiales que la integran asciende ya a 177 territorios repartidos en 46 países (en España hay 15 y China es el país que más tiene). En total, una superficie de 370.662 kilómetros cuadrados, extensión comparable a la de Japón.

    Con una superficie de 3.690 kilómetros cuadrados y 289.198 habitantes, el nuevo geoparque de Platåbergens despliega un paisaje único de 15 montañas de cima plana (‘platåbergens’ en sueco, lo que da nombre al sitio). Estas montañas al oeste Suecia se formaron por la erosión durante la última Edad de Hielo, hace 115.000 años. Algunos de los descubrimientos históricos más interesantes del país se han realizado en esta zona, donde los museos conservan numerosos vestigios que atestiguan el uso que los habitantes hicieron de la piedra local a lo largo de los milenios: desde tumbas megalíticas (5.300-4.700 a.C.) hasta la primera iglesia de piedra conocida en Suecia, construida por vikingos cristianos a principios del siglo XI. Más información: platabergensgeopark.se

    En la imagen, una antigua cantera en el geoparque mundial de la Unesco de Platåbergens (Suecia).
  •  Según detalla la Unesco  en la nota de prensa, dos de los nuevos geoparques mundiales están en América Latina y seis en Europa. Debido a las restricciones por la covid, este año no han podido evaluar nuevas solicitudes de Asia, África ni de la región árabe, pero añade que están en marcha varios proyectos para la creación de nuevos geoparques en estas partes del mundo.    “En el nuevo geoparque mundial de Seridó viven más de 120.000 habitantes, entre los que se encuentran comunidades como los quilombolas, que mantienen viva la memoria de sus antepasados esclavizados de África y preservan su cultura mediante prácticas tradicionales, museos y centros culturales”, destaca la Unesco. Sus 2.800 kilómetros cuadrados acogen una biodiversidad geológica única: este lugar es testimonio de los últimos 600 millones de años de la historia de la Tierra y alberga una de las mayores mineralizaciones de scheelita de Sudamérica, un importante mineral de wolframio, así como coladas de basalto procedentes de la actividad volcánica de las eras mesozoica y cenozoica y la ‘caatinga’ (“bosque blanco” en lengua tupí), una ecorregión marcada por una flora subtropical específica y que es el único bioma exclusivamente brasileño —lo que significa que gran parte de su patrimonio biológico no se encuentra en ningún otro lugar del planeta—. Más información:  geoparqueserido.com.br
    3Seridó (Brasil) Según detalla la Unesco en la nota de prensa, dos de los nuevos geoparques mundiales están en América Latina y seis en Europa. Debido a las restricciones por la covid, este año no han podido evaluar nuevas solicitudes de Asia, África ni de la región árabe, pero añade que están en marcha varios proyectos para la creación de nuevos geoparques en estas partes del mundo.

    “En el nuevo geoparque mundial de Seridó viven más de 120.000 habitantes, entre los que se encuentran comunidades como los quilombolas, que mantienen viva la memoria de sus antepasados esclavizados de África y preservan su cultura mediante prácticas tradicionales, museos y centros culturales”, destaca la Unesco. Sus 2.800 kilómetros cuadrados acogen una biodiversidad geológica única: este lugar es testimonio de los últimos 600 millones de años de la historia de la Tierra y alberga una de las mayores mineralizaciones de scheelita de Sudamérica, un importante mineral de wolframio, así como coladas de basalto procedentes de la actividad volcánica de las eras mesozoica y cenozoica y la ‘caatinga’ (“bosque blanco” en lengua tupí), una ecorregión marcada por una flora subtropical específica y que es el único bioma exclusivamente brasileño —lo que significa que gran parte de su patrimonio biológico no se encuentra en ningún otro lugar del planeta—. Más información: geoparqueserido.com.br
  • “Los geoparques sirven a las comunidades locales combinando la conservación de su patrimonio geológico único con la divulgación pública y el desarrollo sostenible”, explica la Unesco sobre esta red.    En la actualización de lista, Brasil aporta un segundo espacio. Los Caminos de los Cañones del Sur, en el sur del país (entre los Estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina), se caracterizan por la Mata Atlántica, uno de los ecosistemas más ricos del planeta en términos de biodiversidad. Los habitantes precolombinos de la zona se refugiaban en ‘paleotocas’ (cavidades subterráneas excavadas por megafauna vertebrada paleolítica extinta, como el perezoso gigante de tierra) cuyos numerosos vestigios aún son visibles. Además, en sus 2.830 kilómetros cuadrados se despliega una morfología única, con especial énfasis en Serra Geral (en la imagen), un enorme acantilado de 200 kilómetros de largo y alturas que van de los 900 a los 1.300 metros en el que se sucede impresionantes cañones y valles. Más información:  canionsdosul.org
    4Caminos de los Cañones del Sur (Brasil) “Los geoparques sirven a las comunidades locales combinando la conservación de su patrimonio geológico único con la divulgación pública y el desarrollo sostenible”, explica la Unesco sobre esta red.

    En la actualización de lista, Brasil aporta un segundo espacio. Los Caminos de los Cañones del Sur, en el sur del país (entre los Estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina), se caracterizan por la Mata Atlántica, uno de los ecosistemas más ricos del planeta en términos de biodiversidad. Los habitantes precolombinos de la zona se refugiaban en ‘paleotocas’ (cavidades subterráneas excavadas por megafauna vertebrada paleolítica extinta, como el perezoso gigante de tierra) cuyos numerosos vestigios aún son visibles. Además, en sus 2.830 kilómetros cuadrados se despliega una morfología única, con especial énfasis en Serra Geral (en la imagen), un enorme acantilado de 200 kilómetros de largo y alturas que van de los 900 a los 1.300 metros en el que se sucede impresionantes cañones y valles. Más información: canionsdosul.org
  • Según los criterios de la Unesco, un geoparque mundial conecta su patrimonio geológico con todos los demás aspectos del patrimonio natural y cultural de la zona, para mejorar la concienciación y la comprensión de cuestiones claves a las que se enfrenta hoy en día la sociedad, como el uso sostenible de los recursos naturales, la mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de los riesgos relacionados con los desastres naturales.   Finlandia cuenta desde este mes de abril con su cuarto geoparque mundial: Salpausselkä, en la región de Lahti (al sur del país). Tiene una superficie de 4.506 kilómetros cuadrados, y alrededor del 21% de su territorio está cubierto por agua y más de la mitad por bosques. Los cientos de lagos que lo componen —aquí está el Päijänne, el segundo lago en tamaño del país— son un rasgo central de su paisaje, junto con las largas y marcadas crestas de Salpausselkä. Estas se extienden a lo largo de más de 600 kilómetros y están formadas por sedimentos depositados por los glaciares. “Son testigos del cambio climático, concretamente del Dryas Reciente, el periodo frío que duró aproximadamente de hace 12.900 a hace 11.600 años, y que interrumpió la tendencia al calentamiento del hemisferio norte al final de la época del Pleistoceno (hace 2,6 millones a 11.700 años)”. Más información:  visitlahti.fienfrontpagesalpausselka-geopark
    5Salpausselkä (Finlandia) Según los criterios de la Unesco, un geoparque mundial conecta su patrimonio geológico con todos los demás aspectos del patrimonio natural y cultural de la zona, para mejorar la concienciación y la comprensión de cuestiones claves a las que se enfrenta hoy en día la sociedad, como el uso sostenible de los recursos naturales, la mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de los riesgos relacionados con los desastres naturales.

    Finlandia cuenta desde este mes de abril con su cuarto geoparque mundial: Salpausselkä, en la región de Lahti (al sur del país). Tiene una superficie de 4.506 kilómetros cuadrados, y alrededor del 21% de su territorio está cubierto por agua y más de la mitad por bosques. Los cientos de lagos que lo componen —aquí está el Päijänne, el segundo lago en tamaño del país— son un rasgo central de su paisaje, junto con las largas y marcadas crestas de Salpausselkä. Estas se extienden a lo largo de más de 600 kilómetros y están formadas por sedimentos depositados por los glaciares. “Son testigos del cambio climático, concretamente del Dryas Reciente, el periodo frío que duró aproximadamente de hace 12.900 a hace 11.600 años, y que interrumpió la tendencia al calentamiento del hemisferio norte al final de la época del Pleistoceno (hace 2,6 millones a 11.700 años)”. Más información: visitlahti.fi/en/frontpage/salpausselka-geopark
  • Mientras que las reservas de la biosfera se centran en la gestión armonizada de la diversidad biológica y cultural y los sitios designados como patrimonio mundial de la Unesco promueven la conservación de los enclaves naturales y culturales de valor universal excepcional, los geoparques mundiales otorgan el reconocimiento internacional a los lugares que promueven la importancia y el significado de la protección de la geodiversidad de la Tierra mediante la participación activa de las comunidades locales, combinando la conservación de su patrimonio geológico único con la divulgación pública y el desarrollo sostenible.    La mayor parte de la zona del geoparque de Ries se encuentra en el Estado alemán de Baviera, con una parte más pequeña en el Estado de Baden-Würtemberg que comprende el Cráter de Ries. El geoparque tiene una superficie de 1.749 kilómetros cuadrados y unos 162.500 habitantes. “Hace unos 15 millones de años, un meteorito [de un kilómetro de diámetro] colisionó con la Tierra en este mismo lugar, dejando un cráter de impacto (astroblema) que es el cráter de meteorito mejor conservado de Europa y la estructura de impacto más intensamente estudiada entre los casi 200 cráteres conocidos en el mundo”, destaca la Unesco. Los visitantes pueden explorar, por su cuenta o en visitas guiadas, el cráter de impacto de Nördlinger Ries y aprender sobre su geología e historia siguiendo sendas naturales que llevan a miradores escénicos. Más información:  geopark-ries.de
    6Ries (Alemania) Mientras que las reservas de la biosfera se centran en la gestión armonizada de la diversidad biológica y cultural y los sitios designados como patrimonio mundial de la Unesco promueven la conservación de los enclaves naturales y culturales de valor universal excepcional, los geoparques mundiales otorgan el reconocimiento internacional a los lugares que promueven la importancia y el significado de la protección de la geodiversidad de la Tierra mediante la participación activa de las comunidades locales, combinando la conservación de su patrimonio geológico único con la divulgación pública y el desarrollo sostenible.

    La mayor parte de la zona del geoparque de Ries se encuentra en el Estado alemán de Baviera, con una parte más pequeña en el Estado de Baden-Würtemberg que comprende el Cráter de Ries. El geoparque tiene una superficie de 1.749 kilómetros cuadrados y unos 162.500 habitantes. “Hace unos 15 millones de años, un meteorito [de un kilómetro de diámetro] colisionó con la Tierra en este mismo lugar, dejando un cráter de impacto (astroblema) que es el cráter de meteorito mejor conservado de Europa y la estructura de impacto más intensamente estudiada entre los casi 200 cráteres conocidos en el mundo”, destaca la Unesco. Los visitantes pueden explorar, por su cuenta o en visitas guiadas, el cráter de impacto de Nördlinger Ries y aprender sobre su geología e historia siguiendo sendas naturales que llevan a miradores escénicos. Más información: geopark-ries.de
  • Los geoparques mundiales son áreas representativas de la estructura geológica del planeta, ya que permiten conocer los acontecimientos geológicos que han dado forma a la Tierra desde su origen, y en ellos es imprescindible que las comunidades locales participen en su conservación.    Cefalonia-Ítaca es un complejo de islas perteneciente al Heptaneso (del griego siete, el número de Islas Jónicas principales). Cefalonia ocupa una superficie de 773 kilómetros cuadrados y alberga a 35.801 habitantes, y los 117 kilómetros cuadrados de Ítaca están habitados por 3.084 personas. Este nuevo geoparque es rico en geositios de origen kárstico, como cuevas (entre ellas la de Melissani), sumideros y arroyos subterráneos que hablan de una historia geológica que se remonta a hace más de 250 millones de años. También alberga un rico patrimonio cultural con vestigios prehistóricos, helenísticos y romanos, castillos medievales, monasterios bizantinos y postbizantinos, asentamientos tradicionales, molinos de viento, puentes y faros. Más información:  kefaloniageopark.gr
    7Cefalonia-Ítaca (Grecia) Los geoparques mundiales son áreas representativas de la estructura geológica del planeta, ya que permiten conocer los acontecimientos geológicos que han dado forma a la Tierra desde su origen, y en ellos es imprescindible que las comunidades locales participen en su conservación.

    Cefalonia-Ítaca es un complejo de islas perteneciente al Heptaneso (del griego siete, el número de Islas Jónicas principales). Cefalonia ocupa una superficie de 773 kilómetros cuadrados y alberga a 35.801 habitantes, y los 117 kilómetros cuadrados de Ítaca están habitados por 3.084 personas. Este nuevo geoparque es rico en geositios de origen kárstico, como cuevas (entre ellas la de Melissani), sumideros y arroyos subterráneos que hablan de una historia geológica que se remonta a hace más de 250 millones de años. También alberga un rico patrimonio cultural con vestigios prehistóricos, helenísticos y romanos, castillos medievales, monasterios bizantinos y postbizantinos, asentamientos tradicionales, molinos de viento, puentes y faros. Más información: kefaloniageopark.gr
  • Ubicado en la curvatura sudoriental de los Cárpatos, el territorio montañoso y accidentado de Buzău Land es el octavo geoparque mundial nombrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reconocimiento que suele ir aparejado con un aumento del turismo en la zona.    “Varias placas tectónicas colisionaron en la región, creando una cadena montañosa de pliegues y cabalgamientos muy compleja que posteriormente fue erosionada por la acción de los glaciares. El geoparque, una de las zonas más activas de Europa desde el punto de vista geodinámico, presenta 40 millones de años de historia geológica. A lo largo de este periodo, sus movimientos tectónicos empujaron las montañas y transformaron un entorno marino profundo en uno terrestre”. En este territorio de 1.036 kilómetros cuadrados se han conservado muy bien fósiles de especies marinas, vegetación terrestre, mamíferos y aves que datan de la última glaciación. Muchos fósiles de escarabajos, arañas, crustáceos, reptiles y otras especies se conservan en ámbar. Aquí también se encuentran las llamas eternas, los volcanes de lodo o algunas de las cuevas de sal más largas y profundas del mundo. Esta rica geodiversidad ha influido en un patrimonio cultural único, con leyendas locales en las que los volcanes de lodo se convierten en dragones, las calderas de lodo son trampas hechas por gigantes para atrapar al ganado y el futuro puede predecirse mirando a través de un lente de ámbar. Más información:  buzauland.org    En la imagen, uno de los volcanes de lodo en la zona rumana de Buzău Land.
    8Buzău Land (Rumanía) Ubicado en la curvatura sudoriental de los Cárpatos, el territorio montañoso y accidentado de Buzău Land es el octavo geoparque mundial nombrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reconocimiento que suele ir aparejado con un aumento del turismo en la zona.

    “Varias placas tectónicas colisionaron en la región, creando una cadena montañosa de pliegues y cabalgamientos muy compleja que posteriormente fue erosionada por la acción de los glaciares. El geoparque, una de las zonas más activas de Europa desde el punto de vista geodinámico, presenta 40 millones de años de historia geológica. A lo largo de este periodo, sus movimientos tectónicos empujaron las montañas y transformaron un entorno marino profundo en uno terrestre”. En este territorio de 1.036 kilómetros cuadrados se han conservado muy bien fósiles de especies marinas, vegetación terrestre, mamíferos y aves que datan de la última glaciación. Muchos fósiles de escarabajos, arañas, crustáceos, reptiles y otras especies se conservan en ámbar. Aquí también se encuentran las llamas eternas, los volcanes de lodo o algunas de las cuevas de sal más largas y profundas del mundo. Esta rica geodiversidad ha influido en un patrimonio cultural único, con leyendas locales en las que los volcanes de lodo se convierten en dragones, las calderas de lodo son trampas hechas por gigantes para atrapar al ganado y el futuro puede predecirse mirando a través de un lente de ámbar. Más información: buzauland.org

    En la imagen, uno de los volcanes de lodo en la zona rumana de Buzău Land.
    Getty images