Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Ventozelo, una quinta del siglo XVI para relajarse al máximo a orillas del Duero portugués

Un hotel de 29 habitaciones diseminadas en 400 hectáreas de viñedos con vistas prodigiosas del río

Hotel Ventozelo
La piscina con vistas al Duero del Hotel & Quinta Ventozelo, en Ervedosa do Douro (Portugal).
Puntuación: 8
Arquitectura 8
Decoración 7
Mantenimiento 8
Confortabilidad 7
Aseos 7
Ambiente 7
Desayuno 8
Atención 10
Tranquilidad 10
Instalaciones 7

Desde el aire, el hotel Ventozelo es un calco del Tableau nº1 de Mondrian. O un collage verdeamarillento inspirado a partes iguales entre la angulosidad de Rodchenko y el op art serigráfico de Vasarely. Por tierra hay que evitar perderse por las calles de Ervosera y seguir más allá por la carretera que serpentea entre las laderas del Duero portugués hasta la localidad de Pinhão. Desde la piscina de horizonte sin límites de esta quinta se otea en toda su magnificencia el río, padre sinuoso y viperino por sus destellos luminiscentes, y el tableau de viñedos en terrazas que lo flanquean por ambas orillas. Cuatrocientas hectáreas para disfrute del viajero y su sexto sentido, el que le confirma, una vez más, que la naturaleza imita al arte. 

Vista de la quinta portuguesa reconvertida en hotel. ampliar foto
Vista de la quinta portuguesa reconvertida en hotel.

Junto al Duero existe una casa de alquiler completo con solo dos habitaciones. Algo más arriba está la Casa Grande, seis habitaciones de lujo con piscina propia y unas vistas igualmente prodigiosas del río y sus viñedos. Una red de senderos pide ponerse al volante de un cochecito de golf o desvirgarla por unas horas a pinrel. 

Instalaciones del Hotel & Quinta Ventozelo. ampliar foto
Instalaciones del Hotel & Quinta Ventozelo.

La casa madre se encuentra en la zona alta, obra del siglo XVI adquirida no hace mucho por el mayor exportador de vino de Oporto del mundo con el propósito de aunar la producción de vino y el enoturismo. Bien es cierto que aquí no se elabora el vino, solo la viticultura, salvo una pequeña bodega para la elaboración de ginebra. El arquitecto Carlos Santelmo ha sabido, con su maestría, respetar la mampostería existente y proveer a los muros de un deslumbrante encalado, junto al perfilado de puertas y ventanas en vivos colores que evocan la historia de la hacienda vinatera. Amante de la simplicidad extrema, la interiorista Cristina Caiano ha completado la restauración de las 29 habitaciones con arreglo a su posición de vigía del río o del tráfago de maquinaria en tiempo de vendimia. Entre la casa madre y las habitaciones dobles situadas en el bloque de las antiguas oficinas se significan por su forma oronda las dos suites ubicadas en los balones que antaño almacenaban el vino. 

Interior de una de las habitaciones del hotel Ventozelo. ampliar foto
Interior de una de las habitaciones del hotel Ventozelo.

En un otero diferente, el comedor corrido con terraza recoge la producción hortofrutícola de la finca y la sirve en desayunos, almuerzos y cenas, lo que pida el huésped. Aquí el pollo laqueado es de chuparse los dedos y sentir el crujido en la boca. 

A veces, uno piensa si no sería mejor que las leyes más complicadas aprobadas por los parlamentos se tramitaran en la calma de un lugar como este. Porque después del desayuno nos espera un paseo en barco con pícnic en el propio embarcadero del hotel. Todo fluye, como las aguas del río.

Ventozelo

  • Dirección: Quinta de Ventozelo, San João da Pesqueira. Ervedosa do Douro (Portugal).
  • Teléfono: +351 254 249 670.
  • Web: hotel.quintadeventozelo.pt.
  • Instalaciones: garaje, jardines y terrazas, salón de estar, wine bar, restaurante.
  • Habitaciones: 27 dobles, 2 suites.
  • Servicios: una habitación adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 145 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información