Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

24 horas en Walthamstow, el barrio al que escapar del bullicio de Londres

A media hora en metro de la capital británica, en este enclave junto a la reserva natural Wetlands espera la residencia de William Morris, un gran mercado al aire libre, un museo de neones y cerveza, ginebra y sidra artesanal

Walthamstow Londres
Dos visitantes en el museo de neones Gods Own Junkyard, en Walthamstow. Alamy

Walthamstow, a tan solo 30 minutos en metro desde Oxford Street, se ha convertido en una vía de escape a la gentrificación sin freno que han experimentado zonas cercanas como Hackney durante las últimas décadas. Respaldada por una gran reserva natural, la huella victoriana de sus nobles residencias y el legado de William Morris, los fines de semana esta población situada al noreste de Londres cambia su papel de ciudad dormitorio por el de un lugar bullicioso con mercadillos, galerías de jóvenes artistas y locales donde degustar bebidas artesanales. Aquí van los mejores planes para pasar un buen día a las afueras de la capital británica.

Detalle del Ayuntamiento de Waltham Forest, un edificio de 1942 en Walthamstow. ampliar foto
Detalle del Ayuntamiento de Waltham Forest, un edificio de 1942 en Walthamstow. Alamy

9.00 Un barrio obrero con pedigrí

Cuando la ciudad empieza a desperezarse, y sus residentes la abandonan rumbo a Central London, es un buen momento para dar un rápido paseo por las joyas arquitectónicas (y desconocidas) que contiene Walthamstow. Central Parade (esquina Hoe St con Churchill Hill) (1) es un claro ejemplo de arquitectura intervenida. Fue diseñado en 1954 como centro comercial y de oficinas con guiños al estilo mid century, transformado seis décadas más tarde en un hub creativo por el estudio londinense Gort Scott. Acercarse hasta la primera librería municipal (High St) o conocer de primera mano el Ayuntamiento (Forest Rd), una obra magnífica de clasicismo despojado, voluminoso y presidido por una torre del reloj, darán buena cuenta de su histórica anatomía.

10.00 Cita con William Morris

La ruta continúa en la residencia de su ciudadano más ilustre. William Morris Gallery (Lloyd Park, Forest Rd) (2) fue el hogar de una de las figuras más polifacéticas del diseño británico. Nacido en Walthamstow, William Morris (1834-1896) ejerció de arquitecto, diseñador, poeta y un renombrado socialista en su país, siendo el máximo exponente del movimiento victoriano Art and Crafts. La vivienda de estilo georgiano en la que vivió hasta los 22 años junto a su madre viuda y sus hermanos es un fiel reflejo de su obra y vida. Desde 1950 acoge un museo sobre su figura con una extensa colección de papeles pintados, telas y otros trabajos icónicos. Cuenta, además, con juegos y actividades educativas para los más pequeños. Los sábados podemos tomar el segundo espresso de la mañana en el pequeño mercado que acoge su jardín.

12.00 ¿La casa más vieja de Londres?

Walthamstow también forma parte de ese paisaje victoriano con el que cualquiera fantasea en su primera visita a Londres. Sobre el centenar de tumbas de su antiguo cementerio en Queens Rd (3) se acumula el musgo y esa bella decadencia de un jardín típicamente inglés, custodiado por dos capillas y un campanario. A unos 20 minutos a pie, y con un camposanto más modesto, se alza la iglesia de St Mary’s (Church End, 8) (4), el edificio más longevo de la localidad construido sobre un edificio normando del siglo XII, que ahora combina las misas dominicales con conciertos de jazz al caer el sol. En la salida sur nos toparemos con la que algunos aseguran que es la casa conservada más antigua de Londres (Church Ln, 2), una hall house de 1435 revestida de listones medievales de madera, que ocupa la actual sede de la guía local The OnTrade Preview.

Puestos del Walthamstow Market, el mercado al aire libre más largo de Europa. ampliar foto
Puestos del Walthamstow Market, el mercado al aire libre más largo de Europa. getty images

13.00 Comer con acento ‘cockney’

Incluso para muchos londinenses es un dato desconocido, pero Walthamstow cuenta con el mercado al aire libre más largo de Europa. De martes a sábado (8.00-17.00; High St) congrega en más de un kilómetro infinidad de puestos con artículos para el hogar, ropa, antigüedades y artesanía. Los domingos añade un mercado de agricultores donde encontrar productos locales como quesos, salchichas o huevos orgánicos. Cuenta también con cafés y restaurantes en los que dar la vuelta al mundo a través de su cocina, o bien probar los platos favoritos de cualquier cockney. En la tienda L Manze (High St. 76) (5), abierta en los años veinte del siglo pasado, ofrecen desde anguilas en gelatina hasta el tradicional pie and mash (pastel de carne con puré de patatas), siempre, con salsa de perejil.

14.30 De compras por Orford Road

Ya de lleno en el hala histórica llegamos a Walthamstow Village (6), un pueblo dentro de otro pueblo. Contiene alguno de los edificios más arcaicos de su geografía, cuidados y renovados con esmero para albergar nuevos negocios, fruto de la gentrificación que experimenta el barrio. En torno a Orford Road (7) se despliegan boutiques independientes y comercios para el ocio. Algunos imprescindibles son Parish Wines, una tienda de vinos para llevar o catar en el momento; Queens Arms, el clásico pub donde no solo beber una pinta —su sunday roast es una prueba; o Here on Earth, con joyas de autor y objetos decorativos. El cercano Vestry House Museum (Vestry Rd) (8) combina un recorrido victoriano por el lugar con exposiciones temporales, como la actual Sweet Harmony 1989-1994 sobre la música dance del Reino Unido (hasta el próximo 25 de mayo).

El histórico café de estilo victoriano Marine Engine House, en la reserva natural británica de Wetlands. ampliar foto
El histórico café de estilo victoriano Marine Engine House, en la reserva natural británica de Wetlands. alamy

16.00 Por los paisajes de Turner

La naturaleza romántica que captó el pinto británico J. M. W. Turner a lo largo de su vida bien podría ser un reflejo de Wetlands (9), la reserva natural más grande de Londres con 150 años de historia pero solo abierta al público desde 2017. Además de seducir a observadores de aves y amantes de toda su fauna salvaje, cuenta con un histórico café, el Marine Engine House, donde consumar la hora del té.

17.30 Dejarse cegar 

Ravenswood Industrial Estate (Shernhall St) (10) es esa zona de calado industrial donde sucede todo. Comenzó a despuntar cuando el artista Chris Bracey trasladó hasta aquí su estudio y su masiva colección de luces fluorescentes, dando lugar al museo de neones más grande de Europa: el Gods Own Junkyard. Tras visitarlo podemos dilatar la tarde en los locales de bebidas artesanales de la zona, como las cervezas que fabrican Wild Card Brewery, la destilería de ginebra premium Mother’s Ruin y la sidra hípster de Trap Taproom.

20.00 Cenar en un vagón de metro (literalmente)

De sobra es conocida esa faceta innata de los londinenses para poner en marcha la más estrambótica de las ideas. Una de ellas sucede en el museo ferroviario Walthamstow Pumphouse (South Access Rd, 10) (11). De jueves a sábado ofrece cenas dentro de un vagón de metro antiguo de la línea Victoria con un menú latino diseñado por la chef Beatriz Maldonado Carreño. Solo bajo reserva

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información