Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECIAL PUBLICIDAD

Madrid, donde la Navidad es magia

Luces y abetos gigantes, belenes, mercadillos tradicionales, uvas y campanadas, roscones de reyes, chocolate con churros, música y compras… El espíritu navideño transforma por unos días Madrid, la mejor ciudad para disfrutar estas fiestas en familia

El abeto iluminado de la Puerta del Sol, escenario de las campanadas de Nochevieja, junto a la estatua de Carlos III. Ampliar foto
El abeto iluminado de la Puerta del Sol, escenario de las campanadas de Nochevieja, junto a la estatua de Carlos III.

Durante todo el año, Madrid es sinónimo de bullicio, alegría, diversión en sus calles. Una ciudad acogedora, feliz y orgullosa de recibir a visitantes de cualquier edad, vengan de donde vengan. Aunque de entre todas las fiestas que celebra esta ciudad, hay una que contagia una especial ilusión: la Navidad.

En estas fechas, la ciudad se transforma, desbordante de sueños y magia. Una atmósfera muy especial que atrapa a vecinos y turistas, quienes se contagian del ambiente alegre y desenfadado que impregna cada rincón de la capital. El brillo de las luces navideñas, los mercadillos y belenes tradicionales, la música y los espectáculos, las actividades para niños y mayores (que estos días disfrutan igual, o más, que los críos), las mil y una opciones de compras para adquirir el regalo más especial… hay muchos motivos para pasar estas navidades en familia y disfrutar al máximo de Madrid.

Hasta el 6 de enero, día de Reyes, millones de luces de todos los colores alumbran avenidas, edificios, parques, calles y plazas. Por primera vez, las bombillas navideñas van a brillar en el interior del parque del Retiro, tanto en la zona del estanque como en los paseos de México y de las Estatuas. Otra de las grandes novedades de este año es la iluminación de la nueva plaza de España, que acaba de inaugurarse tras años de remodelación. En este espacio se levanta un gran abeto natural de casi 20 metros de altura y más de una tonelada de peso, adornado con más de 800 bolas, cordones luminosos y 27.000 puntos de luces led.

El carrusel de la Plaza Mayor es una de las muchas atracciones que ofrece Madrid al visitante durante las últimas fiestas del año. ampliar foto
El carrusel de la Plaza Mayor es una de las muchas atracciones que ofrece Madrid al visitante durante las últimas fiestas del año.

No es el único que se alza estos días en la ciudad. En la plaza de San Juan de la Cruz, el diseñador Sergio Sebastián ha decorado otro hermoso árbol que conmemora el quinto centenario de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, que se cumple en 2022. Mientras, al inicio de la Gran Vía con el cruce con la calle Alcalá, se ubica la impresionante bola lumínica de 12 metros de diámetro en la que contemplar un precioso espectáculo de imagen y sonido. Una recomendación para admirar de cerca las luces navideñas de una manera diferente es subirse al autobús de la Navidad, Naviluz, que recorre algunas de las calles más populares.

Aunque para luces, las del Real Jardín Botánico, con la nueva instalación Explorium que nos sumerge en una expedición marítima a través del océano, su flora y su fauna. Una experiencia lumínica llena de sorpresas y rincones especiales que invita a descubrir la naturaleza y el ecosistema.

Otra parada obligatoria es la del Mercado de la Plaza Mayor. Toda una tradición que desde hace décadas atrae a turistas y residentes, que pasean entre su centenar de casetas donde se venden árboles, adornos, belenes, figuritas y todo tipo de artículos de broma y de fiesta. Algo parecido ocurre con la Feria de la Artesanía del paseo de Recoletos, con sus 170 artesanos procedentes de toda España. Un lugar ideal donde encontrar detalles únicos con los que sorprender a esa persona tan especial: desde joyería y bisutería hasta juguetes, sombreros, cerámica, ropa, objetos decorativos…

En el entorno de Madrid Río, junto a Matadero, se sitúa otro hermoso mercadillo con casetas de alimentación donde adquirir productos típicos (imprescindible probar el roscón de Reyes) y artesanía. Porque durante estos días, Madrid es el destino perfecto para comprar los regalos a los seres más queridos. La oferta es inmensa. Basta con pasear por las calles del centro o acercarse hasta sus barrios para comprobarlo: moda, alta tecnología, joyas, artesanía, complementos… simplemente es cuestión de elegir (y acertar).

Varios abetos iluminados decoran la ciudad durante la Navidad, como este frente al Palacio Real, en la Plaza de Oriente. ampliar foto
Varios abetos iluminados decoran la ciudad durante la Navidad, como este frente al Palacio Real, en la Plaza de Oriente.

Belenes, villancicos y música para todos

Para sentir toda la magia navideña, nada mejor que asomarse a alguno de los belenes repartidos por la ciudad, como los que adornan el patio central del Ayuntamiento y el del edificio de la Plaza de la Villa. También en la Real Casa de Correos, en plena Puerta del Sol –epicentro de estas fiestas familiares–, vale la pena visitar su espectacular Belén tradicional, con 400 piezas expuestas en más de 150 metros cuadrados. En el patio de este edificio se encuentra el Bosque de los Deseos, donde escribir nuestros mejores propósitos en bolas de papel de cara al nuevo año. Y a escasos metros de aquí, la plaza de Pontejos se invade de villancicos, coros y corales.

Precisamente la música es otra de las señas de identidad de las navidades madrileñas, con eventos que ya son toda una tradición como los conciertos de Conde Duque o Matadero, que este año dedica unas escenas sobre guitarra y flamenco, o los recitales con repertorios más clásicos que se celebran en iglesias y parroquias. Sin olvidar, por supuesto, los espectáculos musicales que han convertido la Gran Vía en el Broadway español, con propuestas para todos los gustos, que se suman a la enorme oferta teatral que se extiende por la ciudad. La cartelera se llena en estas fechas de cuentacuentos, títeres y actividades para los más pequeños, como la función navideña del Circo Price.

Pero en Madrid hay mucho más. La ciudad cuenta con varias pistas de hielo para disfrutar en familia del patinaje, algunas de ellas situadas en lugares emblemáticos; vistosos carruseles y, por supuesto, las tradicionales uvas de Nochevieja en Sol, la carrera de San Silvestre (otro clásico para despedir el año), el chocolate con churros –tan castizo, o más, que el bocata de calamares– y el momento más esperado y emocionante para los peques de la casa, la cabalgata de Reyes, que el día 5 de enero invade la ciudad de magia, emoción y nostalgia.

Son solo algunos ejemplos de la amplia agenda cultural y de ocio que espera en Madrid durante estas fiestas navideñas. Una oferta repleta de sorpresas y novedades que se pueden seguir y conocer a través de la web esmadrid.com

Así es Madrid, un lugar único para sentir la navidad en familia.

El mercadillo de Navidad de la Plaza Mayor, uno de los reclamos tradicionales de la capital en estas fechas. ampliar foto
El mercadillo de Navidad de la Plaza Mayor, uno de los reclamos tradicionales de la capital en estas fechas.

Más información: esmadrid.com

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >