Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre libros y jazz en París

Las librerías L’Atmosphère o Delamain y locales musicales como Le Baiser Salé, las mejores pistas de la cantante de jazz Cristina Mora en la capital francesa

Para escuchar a Cristina Mora acompañada por el pianista David Sancho en un ambiente intimista habrá que acudir al ciclo Canal Jazz de los Teatros del Canal de Madrid el próximo viernes 22 de octubre. Mientras tanto, aquí nos cuenta algunos secretos de París, fruto del tiempo que vivió con su pareja en la capital francesa.

¿En qué barrio vivían?

Cerca del canal Saint-Martin, una zona muy bonita de paseo. En sus orillas hay bares muy agradables como el L’Atmosphère, al que íbamos mucho. Y también una tienda que me encantaba, de ropa, objetos y juguetes de colores muy llamativos. Se llama Antoine et Lili. Y cerca queda una librería fabulosa: Librairie du Canal. En París te vuelves loca con las librerías.

Interior de la librería Shakespeare and Company, en París.
Interior de la librería Shakespeare and Company, en París. getty images

Entonces, podrá mencionar alguna librería más.

Claro. Muy cerca del teatro de la Comédie-Française se encuentra Delamain, que vende libros antiguos. Después está la típica que sale en tantas películas, Shakespeare and Company, cerca del Sena. Es enorme, para perderse en ella. También me enloquece la librería del Centro Pompidou. Allí compré varios libros pequeñitos de la colección Paroles d’Artiste, cada uno dedicado a un pintor. Y aún hay más: la Rue Dante está llena de tiendas de cómics, viejos y nuevos, de todos los países, por ejemplo Album Comics.

¿Y en la noche parisiense fueron a algún concierto de jazz?

A muchos. Nos gustaba pasear por la zona de Châtelet, que tiene clubes de jazz como el Duc des Lombards, conocido mundialmente. Otro al que íbamos era Sunset/Sunside. Y también nos encantaba uno más pequeñito cuya dueña era española: Le Baiser Salé, que quiere decir “el beso salado”.

¿Cómo se despidieron de París?

Cenando en Le Procope, uno de los restaurantes más antiguos de la ciudad. Está en un callejón que recuerdo con mucho cariño: la Rue de l’Ancienne-Comédie. De hecho, aparece en la película Medianoche en París de Woody Allen. No solíamos comer en restaurantes de cocina francesa porque los precios son altos. Solíamos ir a tailandeses o mexicanos, pero en esa ocasión nos dimos el lujo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información