Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flores no solo en primavera

El festival Flora de Córdoba y enclaves como Gerberoy y Funchal animan a disfrutar del arte vegetal cuando los árboles pierden sus hojas

Un diseño floral durante el RHS Chelsea Flower Show, celebrado en septiembre en Londres. Ampliar foto
Un diseño floral durante el RHS Chelsea Flower Show, celebrado en septiembre en Londres. getty images

Por qué habríamos de esperar a la primavera para volver a disfrutar de la exuberancia vegetal? Acaba de empezar el otoño y en Córdoba responden a esta pregunta con un ambicioso encuentro en torno a las flores, como para sumergirse en paisajes de ensueño que nos aligeran peso y nos permiten seguir dando pasos, a pesar de que algunos árboles perderán sus hojas en las próximas semanas. El que sigue es un recorrido por algunas de las ferias y muestras de jardinería y botánica más atractivas de Europa que deleitan desde hace años a diferentes tipos de público.

Flora, en Córdoba

Tras un año en blanco, vuelve Flora, la cuarta edición del Festival Internacional de las Flores de Córdoba, del 11 al 21 de octubre. La ciudad ya cuenta con un centenario concurso primaveral —la Fiesta de los Patios, declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco— en el que los vecinos y las vecinas se ponen cada año manos a la obra para lucir las mejores creaciones en sus casas. Sin embargo, en este festival de flores de otoño la fantasía se apoderará de espacios emblemáticos de una ciudad en la que no falta el sol en ninguna estación, gracias a profesionales y colectivos como Shane Connolly, florista de la casa real británica; Tom de Houwer, artista belga aficionado a las creaciones geométricas; el estudio danés Tableau, que conjuga en sus trabajos la utilización de materiales arquitectónicos atípicos para elaborar escenografías que no solo se construyen de flores; Inés Urquijo y Nuria Mora, una paisajista y una artista urbana que pergeñarán diseños que quizá pudieran integrarse también en un certamen de street art, y, por último, la artista floral Terabitia, para la que habrá que mantener los sentidos abiertos.

Instalación en el festival Flora de Córdoba 2019. ampliar foto
Instalación en el festival Flora de Córdoba 2019.

Los radiantes invitados nacionales e internacionales exhibirán sus diseños a concurso en el patio segundo del Museo Arqueológico, el patio de Columnas del palacio de Viana, el patio barroco de la Diputación de Córdoba, el patio central de la posada del Potro-Centro Flamenco Fosforito y el patio de los Naranjos de la mezquita-catedral. Y una instalación fuera de concurso, hecha con 250 kilos de flores de lavanda, obra del artista holandés Herman de Vries, se ubicará en el Centro de Creación Contemporánea C3A. Además, está prevista la presencia del botánico especialista en conservación de especies en vías de extinción Carlos Magdalena, quien forma parte del equipo del Kew Gardens de Londres.

Una fachada de cubierta de rosas en una calle peatonal del pueblo francés de Gerberoy. ampliar foto
Una fachada de cubierta de rosas en una calle peatonal del pueblo francés de Gerberoy. getty images

Las rosas de Gerberoy

“Una rosa es una rosa es una rosa”, era el verso de Gertrude Stein, una poeta que hizo de Francia su hogar. En Gerberoy, un pequeño pueblo fortificado del norte del país, entre las regiones de Picardie y Normandía, cada rincón está dedicado a esta flor. Su festival de las rosas celebró en septiembre la 92º edición de una fiesta que puso en marcha el pintor Henri Le Sidaner en 1928. Instalado allí desde principios de siglo, el artista tuvo la idea de plantar un rosedal y crear un jardín en terrazas donde nunca faltaran estas flores. Cien años después, Gerberoy, en la cuenca del río Oise, un afluente del Sena, es la ciudad de las mil rosas (coincida la visita o no con el festival) y donde, sin embargo, una rosa es siempre una única rosa.

Londres a todo color

En el Royal Hospital Chelsea de Londres se organiza cada año la mayor muestra de arte floral del mundo: el RHS Chelsea Flower Show. Es una referencia en el ambiente de botánicos y jardineros, que en cada edición se dan cita para conocer las últimas novedades del sector. Este año el show se ha realizado durante el mes de septiembre y, como siempre, se han podido visitar pequeñas parcelas artesanales, jardines espectaculares dignos de la realeza y espacios reducidos con pequeñas muestras del ecosistema vegetal que es posible conseguir en nuestros rincones domésticos. Organizado por la Royal Horticultural Society, esta es otra feria con más de un siglo de trayectoria.

Junto al hogar para veteranos del Ejército británico está el Chelsea Physic Garden, un jardín fundado en 1673 por la Sociedad de Boticarios en el que en 1,5 hectáreas conviven cantidad de clases de árboles (incluido el olivo más longevo del Reino Unido) y una colección de 5.000 plantas exóticas y medicinales.

Detalle durante el Madeira Flower Festival. ampliar foto
Detalle durante el Madeira Flower Festival. getty images

Fiesta de la flor de Madeira

La fiesta de la abundancia vegetal en la isla portuguesa de Madeira, en medio del Atlántico, se está celebrando durante este octubre (termina el día 24). El clima subtropical del que gozan los isleños permite el crecimiento de numerosas variedades de plantas con las que, desde 1979, los niños y niñas de Madeira diseñan murales (en esta ocasión, se titulará Muro de la esperanza), alfombras y decoran carrozas que recorren las calles de Funchal.

Desfile floral en Niza

El carnaval de Niza es uno de los más importantes de Francia —el año pasado celebró su 136ª edición—. Y entre las actividades que festeja durante sus dos semanas de duración en el mes de febrero destaca la Bataille de fleurs (la batalla de las flores), que pone en valor el patrimonio floral, y a los productores locales, de esta región del sur del país. Lo que nació como un intercambio de flores se ha convertido en un gran escaparate verde que incluye un desfile de carrozas y vestuarios realizados con miles de flores. En 2019, para este universo de colores y aromas que inundó la capital de la Riviera francesa se necesitaron unos 30.000 claveles, 600 kilos de mimosas, 900 ramos y 80 guirnaldas de boj para decorar las 20 carrozas. En su próxima edición, la temática será el reino animal.

Dos citas para el futuro

Cada abril, la ciudad turca de Estambul le muestra al mundo que donde los tulipanes se regocijan es junto al Bósforo, porque de aquí es originaria una de las flores más perfectas del universo. El Lale Festivali (lale es el nombre turco del tulipán) se celebra desde 2006 para conmemorar centurias de economía basada en esta flor originaria de Asia Central. En 2019, para competir con los famosos certámenes de tulipanes de los Países Bajos, construyeron la alfombra de tulipanes más grande del mundo (unos 1.400 metros cuadrados). La nostalgia otomana a veces está plena de color y vida.

El Temps de Flors de Girona llega en mayo. En 2021 las ganas de aire libre acumuladas por la covid convocaron a más de 200.000 personas a disfrutar de las exposiciones florales y de las tiendas que se presentan al concurso de decoración, a fin de ganar el premio del asesoramiento del Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Interiores. El festival hunde sus orígenes seis décadas atrás, en el Concurso Exposición Provincial de Flores al Saló de Descans del Teatre Municipal, que se celebró en 1954. Tras varios saltos evolutivos, en 1983 la Associació d’Amics de la Girona Antiga consiguió la apertura de patios y jardines particulares que hasta el momento habían permanecido cerrados al público.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información