Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fauna a tope en las Galápagos

Elena García Donoso, experta en gestión del miedo, nos cuenta su experiencia nadando entre tiburones martillo y las mejores excursiones por el archipiélago de Ecuador

Elena García Donoso, experta en gestión del miedo. Ampliar foto
Elena García Donoso, experta en gestión del miedo.

Ha recorrido más de 30 países y en cada periplo aprendió a negociar temores distintos. Tanto es así que Elena García Donoso se ha formado como experta en gestión del miedo. Prepara un libro para 2022, donde da ideas sobre cómo afrontarlo y reducir su intensidad para que no nos condicione, ni al viajar ni en la cotidianidad. Aquí nos cuenta un viaje reciente a las islas Galápagos, en Ecuador.

¿Era su destino soñado?

Así es. Como llevo cinco años buceando, ante todo quería bucear rodeada de tiburones martillo. Allí se puede hacer, y como los precios habían bajado me decidí a ir este verano.

¿Al encontrarse junto a los tiburones sintió miedo?

No, y eso que tuvimos unos 50 tiburones a nuestro alrededor. El buceo es un deporte más seguro de lo que la gente cree. Hay muchas reglas y mucho respeto al fondo marino: nunca te separas de tu compañero, mides el aire que llevas y vas con un guía que te explica el recorrido. Los buceadores somos meros observadores: no tocamos nada.

¿Generaron expectación entre la fauna marina?

Qué va: nos creemos el ombligo del mundo y no les importamos, siempre que no los molestemos. Ellos no se acercan a ti a ver qué animal eres. Alguna especie es más curiosa, pero no mucho. Son el ejemplo perfecto para revisar nuestras creencias sobre los animales y el miedo.

Un submarinista en aguas de las Galápagos. ampliar foto
Un submarinista en aguas de las Galápagos. getty images

Y una vez en tierra, ¿qué visitó?

Fui a la isla de Santa Cruz y me encantó. Es algo turística, pero no pierde su esencia ni el respeto a la fauna. Los viernes los restaurantes tienen música en vivo en la calle, por ejemplo. Me quedé en un hotelito que llevaba una señora. Se llamaba La Casa del Lago (casadelagogalapagos.com) y tenía unas habitaciones preciosas. También fui a la isla Isabela, que es más salvaje.

No nos olvidemos de las tortugas.

Es difícil ver galápagos terrestres de forma natural porque están muy protegidos. Se pueden ver, sobre todo, en la Fundación Charles Darwin, en la isla de Santa Cruz, donde te enseñan cómo los crían y los cuidan.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información