Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Sacristía de Santa Ana, aires barrocos en el centro de Sevilla

Un hotel 'boutique' en un edificio del siglo XVIII ubicado en la Alameda de Hércules

La júnior 'suite' del hotel Sacristía Santa Ana (Sevilla). Ampliar foto
La júnior 'suite' del hotel Sacristía Santa Ana (Sevilla).
Puntuación: 7
Arquitectura 7
Decoración 5
Mantenimiento 7
Confortabilidad 7
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 7
Atención 9
Tranquilidad 8
Instalaciones 6

Santa Ana es calle de artistas, que es mucho decir en una ciudad tan de artistas como Sevilla. En esta arteria que comunica la Alameda de Hércules con Torneo y el Guadalquivir, alcanzamos a ver un edificio esquinero con una marquesina muy pizpireta que resguarda el pendón anunciador de la posada. La entrada principal del hotel Sacristía de Santa Ana, sin embargo, toma mayor cuerpo en la orilla occidental de la Alameda, presidida por dos copones arbustivos y un pequeño toldo con el anagrama del hotel, que acaba de reabrir sus puertas con novedades como la nueva oferta gastronómica Brunch and Wines Alameda.

Su promotor, Pepe Gago, lo inició como homenaje a una sacristía del siglo XVIII que miraba a la escuela de tonadilleras de Adelita Domingo, recordada hoy con una placa en el lugar que ocupaba su casa. Es cierto que el gusto barroco en el interior puede abrumarnos en los salones, en los corredores, incluso en la sala de reuniones. Nada escapa a los arcos relamidos, a los artesonados imaginados, al mobiliario rococó del comedor de desayunos, a las escayolas decorativas, a las hornacinas que celan bustos de mármol… Quizá se salva el patio de tanta carga emocional gracias a su tibio terrazo de barro con una fuente en el medio, a las evocaciones mudéjares y renacentistas de su cuadratura y a la galería de madera relajada que soporta su primer piso.

Patio del hotel Sacristía Santa Ana. ampliar foto
Patio del hotel Sacristía Santa Ana.

Si bien la experiencia visual marca la estancia, el equipo del hotel acompaña con su atención y una cortesía innata a la casa. Nadie se queda olvidado a lo largo de la acogida, por mucho que pasee por la planta baja, contenedora de la recepción, el restaurante y un saloncito de lectura a la altura literaria de la mencionada arteria sevillana.

Plantas arriba se distribuyen las 23 habitaciones, para qué insistir en su barroquismo escenográfico. Todas son distintas en tamaño —algo pequeñas en general, aunque su carácter histórico las redime— y en decoración, en equipamiento y en nomenclatura, referida a alguno de los trabajos de Hércules: Hipólita, Palatino, Nemea, Hera, Creta, Teseo, Erimanto y, naturalmente, Hércules. De poder ser, la júnior suite se significa por su amplitud. Pero, sobre todo, por el artesonado de madera, el cabecero con dosel de una cama muy confortable, el buen tejido del cubrecamas. Y, más que nada, por los dos ventanales arcados que permiten asomarse a la ciudad andaluza.

Sacristía de Santa Ana

  • Dirección: Alameda de Hércules, 22. Sevilla
  • Teléfono: 954 91 57 22
  • Web: hotelsacristia.com
  • Instalaciones: patio con fuente, sala de lectura, salón de estar con biblioteca, restaurante
  • Habitaciones: 22 dobles y 1 júnior suite
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 71,10 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 12 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información