Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

La Reserva Rotana, máxima tranquilidad entre viñedos y golf en Manacor

Una 'possessió' mallorquina del siglo XVII rodeada por 200 hectáreas de paisaje mediterráneo

Hotel La Reserva Rotana Ampliar foto
Exterior del hotel La Reserva Rotana, en la localidad mallorquina de Manacor.
Puntuación: 7
Arquitectura 8
Decoración 7
Mantenimiento 7
Confortabilidad 7
Aseos 7
Ambiente 6
Desayuno 7
Atención 8
Tranquilidad 10
Instalaciones 7

Rotana Greens es el único campo de golf privado de Mallorca. De su cuidado se encarga Tiffany Theler, hija de los fundadores, el suizo Juan Ramón Chacha Theler, ya fallecido, y la princesa austriaca Loretta zu Sayn-Wittgenstein-Hohenstein, descendiente del primer canciller alemán, Otto von Bismarck. Porque, pese a sus nueve hoyos, la instalación requiere los mimos exigidos por la jet set internacional que suele recalar en la isla, incluso en estos tiempos de bajo perfil turístico.

La matriz de este formidable ingenio es una possessió del siglo XVII —si bien aparece citada en una crónica de 1242— que tapiza con su charol agroturístico el verde del golf y el de una frondosa arboleda en las proximidades de Manacor. La casa, con fachada de piedra de marés, cal y madera, y cubierta de teja, se enseñorea en el interior de una finca de más de 200 hectáreas de paisaje mediterráneo, antaño dedicada al cultivo y al pastoreo de ovejas. Colindante a ella, entre viñedos, el antiguo casón de los guardeses se ofrece también como alojamiento de agroturismo con ocho alcobas rusticanas: Es Mayolet.

De vuelta al hotel La Reserva Rotana, la piedra secular aísla de la intemperie y entona los sonidos del silencio. Quien busca un rincón para la lectura, lo encuentra. Quien pretende un trago a deshora, lo obtiene. El gres del pavimento amortigua los pasos. Salitas, salones y corredores guardan el viejo mobiliario de la casa, casi siempre en buen estado. De sus gruesos muros penden los trofeos de cacerías africanas que tanto entusiasmaban a Chacha Theler: gacelas, ñúes, figurillas de ébano y piezas de arcilla entre vitrinas.

Una de las habitaciones hotel La Reserva Rotana. ampliar foto
Una de las habitaciones hotel La Reserva Rotana.

Un santo y seña mallorquín salvaguarda el carácter de las 32 habitaciones y suites, armadas con sus arcos originales, sus vigas de madera y hasta sus frescos restaurados. Relajantes al tiempo que primorosas. Principescas y, no obstante, terrenales. Vestidas con telas de llengües mallorquines, doseles y cabeceros finos, sofás a rayas. Muchas con un jardín privado y vistas al ondulado paisaje mallorquín.

Tanto glamur obliga a reservar mesa en un restaurante que rinde homenaje a un pasado noble bajo la geometría de sus vigas iluminadas y sus ventanucos imperceptibles, pero sobre todo de puertas afuera en los miradores del jardín. Una isla de luz en medio de esa isla iluminada que es Mallorca.

La Reserva Rotana

  • Dirección: Camí de Bendrís, 3. Manacor (Mallorca)
  • Teléfono: 971 84 56 85
  • Web: reservarotana.com
  • Instalaciones: garaje, 200 hectáreas de jardines, piscina exterior, pista de tenis, campo de golf de nueve hoyos, campo de prácticas con siete puntos de salida, gimnasio, sala de masajes, sauna, sala de reuniones para 50 personas, salón de estar, Safari Bar, restaurante Sa Rotana
  • Habitaciones: 32 dobles, júnior suites y suites
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibido
  •   Precios: desde 230 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información