Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Villa Magalean, el valor de la hospitalidad adornado con ‘art déco’

Un hotel de ocho habitaciones con spa y una esmerada decoración en la guipuzcoana Hondarribia

Hotel Villa Magalean, en Hondarribia (Gipuzkoa). Ampliar foto
Hotel Villa Magalean, en Hondarribia (Gipuzkoa).
Puntuación: 8
Arquitectura 7
Decoración 8
Mantenimiento 9
Confortabilidad  8
Aseos 8
Ambiente 7
Desayuno 8
Atención 9
Tranquilidad 8
Instalaciones 7

Los recuerdos de la infancia la transportaban al barrio de La Marina de Hondarribia, donde veraneaba entre el verde y el azul de las txanelas (chalanas) vueltas del revés que todavía hoy orillan la desembocadura del Bidasoa, oliendo de noche a salitre y a marmitako. Recuerdos que la decidieron a abandonar el alto voltaje de su empleo en una compañía de activos financieros en Francia. Con todo el aprendizaje de saber gestionar el patrimonio de otros, Caroline Brousse regresó a la misma Villa Albertine de sus años núbiles para transformarla en un hotel con encanto de tres plantas y ocho habitaciones.

El arquitecto Iñaki F. Biurrun le ha ayudado a ennoblecer los espacios con piezas artesanas de raigambre local, sin perder el estilo art déco que poseía la casa desde su construcción, en la década de 1950. La escalinata invita a subir hasta el séptimo cielo, previa contemplación de unas vidrieras traídas del País Vasco francés. La chimenea del salón evidencia el gusto contemporáneo de su cartesiano frontis en mármol blanco. La biblioteca se presta a la lectura de interesantes obras en español, francés, inglés y, naturalmente, en euskera. El resultado de todo este esmero decorativo es una exquisitez sencilla que acompaña al huésped durante toda su estancia. El servicio es políglota. Aquí no importa en qué se habla, sino de lo que se habla. El valor cumbre de la hospitalidad sin el estrambote del dinero. La feliz maquinación de la felicidad de los demás.

Abajo está el comedor, decorado con un piano y una gran cristalera al exterior. La carta es sencilla, pero con elaboraciones meticulosas, fruto del oficio del cocinero argentino Juan Carlos Ferrando, formado en el Basque Culinary Center.

Todas las habitaciones son diferentes, aunque reconocibles por una elegancia nada gratuita. Adoptan referencias locales y provinciales, como La Marina, que se puede privatizar en apartamento con la denominada Guadalupe, por el santuario de la ciudad, o la master suite Peñas de Aia, que celebra el parque natural homónimo.

Pero hay más matices que los arquitectónicos, decorativos o culinarios. Nos acompaña la melancolía de los días grises de sirimiri, la paz de los edredones de sus camas, el terciopelo de cualquier sofá o el soliloquio de los balcones, cerca del contenido bullicio del paseo de San Pedro, que a mediodía ofrece las mejores oportunidades para degustar en sus terrazas lo mejor de la gastronomía vasca tradicional.

Villa Magalean 

  • Dirección: Nafarroa Behera, 2. Hondarribia, Gipuzkoa.
  • Teléfono: +34v943 56 91 30.
  • Web: villamagalean.com
  • Instalaciones: garaje exterior protegido, jardín, spa Henriette, salón de estar, biblioteca, restaurante Mahasti.
  • Habitaciones: 5 dobles, 1 junior suite, 2 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 215 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información