Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entramos en el primer hotel Marvel del mundo

Disneyland París reforma el Hotel New York para convertirlo en una galería con más de 350 cuadros dedicados a los superhéroes y detalles exclusivos para los fans

Batman tenía Gotham. Superman tenía Metrópolis. Pero Marvel nació con una idea muy distinta a la de aquellos héroes ya asentados: ser más realista. Por eso, cuando Stan Lee y Jack Kirby pensaron dónde situar a Los 4 Fantásticos simplemente miraron por la ventana de sus oficinas en Manhattan. Aquellos icónicos rascacielos eran, al fin y al cabo, lo que mejor sabían dibujar, y Los Vengadores o Dr. Extraño los iban a destrozar mientras se enfrentaban a sus enemigos. Nueva York se convirtió en algo tan importante para ellos que cuando cayeron las Torres Gemelas hubo que retrasar la inminente película de Spiderman para que la gran metrópolis, un personaje más, fuera tan real como la verdadera. Así que cuando Disneyland París recibió el encargo de comenzar a incluir a los superhéroes en el parque, los ingenieros tomaron la decisión también asomándose a la ventana de su oficina. Era lógico: había que reformar el Hotel New York, uno de los más lujosos del complejo, para convertirlo en una galería dedicada a aquellos dibujantes y sus héroes.

Unos años después, la verticalidad ya asentada de sus columnas o una piscina basada en el metro de la ciudad estadounidense se mezcla con el arte pop de personajes como Viuda Negra y Pantera Negra en el recién abierto Hotel New York - The Art of Marvel, el primer hotel Marvel del mundo que El Viajero ha ido a conocer invitado por Disney. “La idea principal era subrayar que estamos en Nueva York. Y también que somos la galería con la mayor selección de arte de los cómics Marvel. Mezclar diversión y cómics con algo sofisticado y elegante era un reto”, explica la directora del alojamiento, Pilar Hamil, en el bar Bleecker Street, basado en el Sancta Sanctorum de Dr. Strange.

Cada pensado detalle nace de ese choque. Desde la decoración para las 561 habitaciones (incluidas 25 suites de dos pisos y más de 150 metros cuadrados), donde se mezcla la madera neoyorquina con lámparas basadas en el cuarto de Iron Man y cojines con los colores de su armadura, hasta el restaurante Manhattan, donde una lámpara de 255 cristales de Murano y 100 kilos simula el reino de Asgard del dios del trueno Thor. Todo forma parte de una inesperada exposición. En la entrada se exhiben las armaduras de Iron Man y los escudos del Capitán América como obras de arte. En el bar Skyline se puede contemplar una tarde en el time-lapse del horizonte de Manhattan, con detalles para los fans de la saga. Cada piso, además, está dedicado a uno de los personajes. Larguísimos pasillos donde encontrarse con Guardianes de la Galaxia o con Miles Morales, el Spiderman afrolatino. Y de lo grande a lo pequeño, ya que cada jabón de manos tiene esculpida la A de Avengers, conocidos en España como Vengadores.

Porque en el centro de este hotel a 10 minutos de la entrada del parque, y cuyas noches para dos personas cuestan con las entradas de dos días a Disneyland entre 390 y 1.130 euros (para las suites), están los tebeos y las viñetas. Incluso algunas, tirando de un archivo de más de 700 personajes, menos conocidas como Hijas del dragón, Silk o Los Eternos. “Tenemos más de 350 piezas de arte únicas creadas por más de 110 artistas. Cincuenta de ellas que solo pueden verse aquí. Y, pese a que los primeros artistas fueran neoyorquinos, hoy vienen de todo el mundo. Tenemos españoles [Carlos Gómez se encarga del gigantesco cómic de la entrada], británicos, de Singapur, Canadá, Japón…”, explica Thomas Muller, uno de los diseñadores e imagineer (el nombre que ponen los parques Disney a sus creativos) encargado de romperse la cabeza para que todo aquí encaje. “Este año ha sido un reto y ha habido adaptaciones. Mi objetivo es que abras la puerta y entres a otro mundo”. De paso, convencer a un público quizás un poco más mayor del habitual cliente de Disney de que hay una razón más para seguir soñando después de cumplir 10 años. Que puedes encontrarte con Peter Parker, y no con Mickey Mouse. Y soñar con trepar rascacielos por Nueva York, o ser un dibujante Marvel.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información