Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos destinos ‘LGTBI-friendly’ para descubrir en cualquier época del año

Desde Taiwán o Nepal, en Asia, hasta Cuba o Costa Rica, en la otra punta del globo, pasando por el archipiélago africano de Cabo Verde

Destinos LGTBI
Amanecer en Key West, en el Estado de Florida (EE UU). getty images

En 2021, todavía existen 69 países en el mundo que penalizan la homosexualidad (y por ende la transexualidad). Lugares a los que no se recomienda viajar a las personas LGTBI+. Al margen de estos, existen otros muchos países, y sobre todo ciudades, a lo largo y ancho del globo que sí se pueden calificar como LGTBI-friendly (tolerantes con esta comunidad). Aprovechando que junio es el mes del Orgullo, preguntamos a dos agencias de viaje especializadas en turismo para este colectivo sobre nuevos destinos visitables durante todo el año.

Celebración del Orgullo en la plaza de la Libertad de Taipéi, en junio de 2020.
Celebración del Orgullo en la plaza de la Libertad de Taipéi, en junio de 2020. getty images

Destinos trepidantes en Asia

Si el viajero LGTBI tiene interés por descubrir el continente asiático ha de saber que existen opciones originales, interesantes y seguras como es el caso de Taiwán. Este Estado insular fue el primer país asiático en aprobar el matrimonio igualitario, en 2019. Para descubrir el ambiente queer de su capital, Taipéi, hay que visitar los barrios de Ximending y Zhongxiao Dunhua, repletos de bares, discotecas y tiendas.

Como explica Ana Pérez León, responsable de la agencia Gaysliving, es normal que las personas que viajan solas quieran conocer a otros viajeros del colectivo. Una buena forma de llevarlo a cabo es hospedarse en hoteles frecuentados por otros viajeros LGTBI. Si no lo especifican en su descripción, agencias como Gaysliving verifican previamente con los responsables de los alojamientos el trato y la seguridad. Algunas recomendaciones en Taipéi son Green World Hotel y Westgate Hotel. Otro destino LGTBI-friendly en Taiwán es la ciudad de Taichung, en el este del país.

Bali, en Indonesia, es un destino perfecto para quienes buscan selvas tropicales, volcanes, playas paradisíacas o arqueología milenaria con más de mil templos para visitar. En Seminyak, en el extremo septentrional de la isla, se encuentra la playa Batu Belig y el hotel homónimo. La zona es una de las preferidas de la comunidad gay por el estupendo trato y servicio que ofrecen sus bares y restaurantes.

Puede resultar sorprendente al encontrarse en una región muy conservadora de Asia, pero Nepal es uno de los enclaves más seguros para las personas LGTBI en el continente. En 2015, el parlamento nepalí aprobó varias leyes contra la discriminación del colectivo y en los últimos años se ha convertido en un destino trepidante por la cantidad de actividades en la naturaleza que ofrece en un escenario inigualable como el Himalaya. Pink Mountain Travels and Excursion, la primera y única agencia de viajes profesional para gays y lesbianas en Nepal, programa todo tipo de salidas.

Vista de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) desde Signal Hill.
Vista de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) desde Signal Hill. getty images

Enclaves africanos que se abren al turismo LGTBI

El continente africano es generalmente un destino poco recomendable por sus peligrosas legislaciones hacia las personas homosexuales y transgénero, pero hay dos países en los que no solo no se persigue al colectivo, “sino que se trabaja localmente para fomentar la llegada de estos turistas”, como cuenta Marta Borrachero, al frente de Bolleras Viajeras, una agencia especializada en organizar viajes para mujeres lesbianas y bisexuales. Es el caso de Boavista y Sal, dos de las islas que componen el archipiélago volcánico de Cabo Verde, frente a la costa noroeste de África. Ambas concentran la mayor oferta turística LGTBI con kilométricas playas de arena, temperaturas agradables durante todo el año y una excelente gastronomía, legado de la época colonial portuguesa.

En Sudáfrica el matrimonio igualitario es legal desde 2006 y su capital, Ciudad del Cabo, es una urbe cosmopolita y vibrante. Para conocer la historia del colectivo en la ciudad hay que visitar el barrio De Waterkant. En este enclave merece la pena conocer la discoteca Crew y el restaurante Beefcakes, y hospedarse en hoteles LGTBI como Glen Boutique o Waterkant House.

Todo tipo de oferta turística en el continente americano

En el continente americano también existen varios destinos para visitar y en los que poder ser uno mismo. Aunque Perú no es, en general, un país que se caracterice por su tolerancia hacia el colectivo (especialmente en las zonas rurales), en su capital sí se respira un aire de diversidad. Lima tiene incluso una ordenanza municipal contra la discriminación en el barrio de Miraflores, el bastión de la comunidad LGTBI en la ciudad peruana.

Como explica Borrachero, las recomendaciones de su agencia se centran, sobre todo, en la seguridad de poder viajar sola como mujer. “Tanto mujeres heterosexuales, lesbianas como bisexuales. Y si es seguro para mujeres, probablemente lo sea también para hombres gays y bisexuales”, añade. En Miraflores hay muchos locales solo para mujeres lesbianas, como Twinlife.

‘Bonus track’ europeo: Islandia

La isla de hielo y fuego es otra opción LGTBI-friendly que permite combinar el turismo urbano y actividades en la naturaleza: paseos en crampones sobre el hielo glaciar, visitas a lagos con icebergs, cuevas de lava, géiseres, calderas y volcanes, y avistamientos de ballenas. Islandia fue el primer país del mundo en 2009 en elegir a una primera ministra abiertamente lesbiana, Jóhanna Sigurðardóttir. En su capital, Reikiavik, se puede disfrutar de una sesión de música electrónica y algo de cena en el bar gay Barra Bravo, o de un divertido espectáculo de Drags en la sala Gaukurim.

Costa Rica es el destino que más se está popularizando entre los viajeros LGTBI en Centroamérica. El parque nacional Manuel Antonio, en la costa pacífica central, es uno de los lugares más espectaculares del país: selvas escarpadas, playas de arena blanca y arrecifes de coral. Pérez recomienda otra perla del Caribe costarricense, el parque nacional de Tortuguero, al que solo se puede acceder en lancha. "Un tesoro de biodiversidad que esconde tortugas marinas, perezosos, tucanes, cocodrilos e incluso jaguares”, añade la responsable de Gaysliving. La entrada y salida al país se hace desde su capital, San José, a la que Pérez también recomienda visitar, y hospedarse en Hotel Colors Oasis, solo para adultos LGTBI.

Otro país caribeño, Cuba, es un destino seguro y acogedor para el turismo en general. Hace menos de dos años la isla abrió el primer hotel para personas LGTBI, el resort Grand Muthu Rainbow, en Cayo Guillermo. La Habana es la ciudad donde más diversidad se puede ver en la isla, pero también merece la pena visitar otros lugares LGTBI-friendly como Santa Clara, recomienda Borrachero, “por sus maravillosos cayos y playas”.

Apenas unas millas naúticas separan Cuba de Key West (Florida). El punto más al sur de Estados Unidos no solo es famoso por la casa museo de Ernest Hemingway —quien vivió allí durante los años treinta del siglo pasado—, sino por sus playas, sus deportes acuáticos, su vida nocturna y su arquitectura. Un lugar de creciente popularidad debido a su respeto por la diversidad. Su oferta de ocio y gastronómica se concentra en la calle Duval y todos aquellos que la visitan no pueden irse sin contemplar el atardecer desde el muelle Mallory Square, que además acoge un festival con actuaciones en directo y exposiciones de arte.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información