Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

El Môderne, descanso en un templo del ‘art nouveau’ en Gijón

Un edificio de los años treinta rehabilitado como hotel de lujo en el centro de la ciudad asturiana

Hotel El Moderne Gijon Ampliar foto
La fachada del hotel El Môderne, en Gijón.
Puntuación: 7,5
Arquitectura 8
Decoración 9
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 8
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 7
Atención 9
Tranquilidad 7
Instalaciones 7

Si el modernismo ha privilegiado a Cataluña por su vigoroso interés turístico, la industriosa Gijón al menos exhibe el reclamo de un edificio significativo en el entorno de su puerto deportivo. Es un antiguo inmueble residencial proyectado en 1931 por los arquitectos Manuel y Juan Manuel del Busto —padre e hijo—, autores del Centro Asturiano de La Habana y de las Mil Quinientas Viviendas del barrio de Pumarín, en Gijón, respectivamente. Su imponente fachada de piedra, con decoraciones trapezoidales y triangulares propias del denominado estilo zigzag moderne —habituales en el paisaje urbano de Detroit o el downtown neoyorquino—, esconde apretujada entre los edificios arteriales de la ciudad ese estereotipo kitsch del art nouveau hoy apreciado por su valor histórico y artístico. Fue disruptivo en su época, y así ha quedado demostrado tras su conversión en el hotel de lujo El Môderne.

Juan Ramón de la Ballina y Alejandro Canal han sido los artífices de esta resurrección estética y funcional que ha permitido ampliar la superficie construida mediante la ocupación sin complejos de los dos patios interiores, con un realismo fidedigno del estado original del inmueble pese a sus desperfectos, ya sea en los torreones, en las vidrieras de las escaleras o en las forjas botánico-morfológicas de algunas puertas y balcones.

Una de las habitaciones del El Môderne. ampliar foto
Una de las habitaciones del El Môderne.

Todas las habitaciones son exteriores, señal de respiro e inmersión visual en la ciudad asturiana. Las ha vestido con mucha elegancia y serenidad ambiental el interiorista Miguel Pando, ortodoxo de un minimalismo casi quirúrgico, aunque haya pretendido evocar la prosperidad de Gijón en los años treinta. No puede decirse que las piezas sean luminosas, ni muy amplias, pero sí afelpadas para un buen descanso. Quizá porque estamos donde estamos, la ducha de efecto lluvia aquí se queda en un orbayu.

Si cabe un capricho, mejor elegir la júnior suite del torreón, con acceso a una terraza privada en la que solazarse los días de buen tiempo sobre las hamacas o en la mesita circular donde el equipo del hotel (extremadamente cordial) llega a acercar el desayuno.

Sin duda, el espacio más personal de este alojamiento es el denominado Bar & Champagne, cuyos espejos cobrizos, las luminarias, los taburetes de terciopelo y el Moët sitúan aquí el centro de la noche… cuando la noche vuelva.

El Môderne

  • Dirección: calle Marqués de San Esteban, 27. Gijón (Asturias)
  • Teléfono: 984 08 08 09
  • Instalaciones: garaje concertado en las proximidades, sala de reuniones con capacidad para 45 personas en diseño cóctel, salón de estar, bar coctelería
  • Habitaciones: 21 dobles, 26 júnior suites
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 65 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 14 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información