Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piratas, Drácula y cangrejos

La actriz y dramaturga Karina Garantivá nos lleva de viaje por el condado de Yorkshire, al norte de Inglaterra

La actriz y dramaturga Karina Garantivá. Ampliar foto
La actriz y dramaturga Karina Garantivá.

La obra Hannah Arendt en tiempos de oscuridad es la más reciente de Karina Garantivá. Se puede ver hasta el 4 de abril en el teatro Galileo de Madrid dentro del festival Ellas Crean y está basada en la biografía de la filósofa Hannah Arendt, que vivió en Alemania, Francia y Estados Unidos. La actriz y dramaturga, en esta ocasión, nos lleva de viaje por el condado de Yorkshire, al norte de Inglaterra.

¿Conoce bien esta región?

Sí, porque mi hermana vive allí, en Yarm. Es una ciudad llena de cafés acogedores y mercados con alimentos de producción local. La leche te la deja el lechero en una botella de vidrio cada mañana. Todo muy artesanal. De hecho, en muchos pubs de Yorkshire elaboran ellos mismos la cerveza.

La catedral de York (Reino Unido). ampliar foto
La catedral de York (Reino Unido). getty images

¿Qué ciudad es su preferida?

La más bonita es York, por su catedral y su arquitectura, y más aún bajo la nieve, como yo la visité.

 ¿Cómo son los paisajes de Yorkshire?

Muy verdes. Hay un parque natural llamado The Moors donde abundan los ciervos y las ardillas. Pero a mí lo que me gusta es la costa del mar del Norte, que es muy rocosa y tiene pueblos preciosos, como Staithes.

¿Qué se puede hacer en Staithes?

Ante todo, comer cangrejos frescos. Por ejemplo, en el pub The Cod and Lobster, con vistas al mar. En Staithes las mareas bajan muchísimo durante el día, y allí van los lugareños, también con los niños, a coger cangrejos.

Sigamos por los pueblos costeros.

Otro que es como un escenario es Whitby. Es un pueblo de pescadores muy literario. De hecho, varias escenas de la novela Drácula, de Bram Stoker, están ambientadas allí. Además, hay muchas leyendas sobre los vikingos que invadieron la zona.

¿También hubo piratas?

En el pueblo de Robin Hood Bay seguro que sí, porque tienen un pequeño museo de lo que rescataron de los barcos piratas: anclas, mapas y otros objetos. Se llama Fylingdales y está en una casa regentada por una señora muy mayor. La leyenda dice que Robin Hood le quitó las riquezas a un barco francés para dárselas al pueblo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información