Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

La Morera, cálido refugio en el Pirineo catalán

Un chalé de montaña con 'spa', rica cocina local y floridos balcones que miran al valle d’Àneu, en Lleida

Piscina del hotel La Morera, en València d’Àneu (Lleida). Ampliar foto
Piscina del hotel La Morera, en València d’Àneu (Lleida).
Puntuación: 6,5
Arquitectura 7
Decoración 5
Estado de conservación 7
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 5
Ambiente 6
Desayuno 7
Atención 8
Tranquilidad 7
Instalaciones 6

A 1.076 metros de altitud las cosas se ven siempre de otra manera. De entrada, porque el muro del puerto de la Bonaigua, que marca el paso entre los valles pirenaicos de Àneu y Aran, obliga a dirigir la vista hacia el curso sinuoso del Noguera Pallaresa. Los pueblos medievales de Esterri d’Àneu, La Guingueta y Escaló se suceden a orillas del río —que conforma más abajo el embalse de la Torrassa—, visibles desde cualquier balcón del hotel.

Fue Andreu Cortina, hijo del posadero que regentaba el refugio Verge de les Ares —aún en funcionamiento junto a las rampas de ascenso al puerto—, quien decidió la construcción, en 1964, del hostal Cortina y, 10 años más tarde, del hotel La Morera, que florido como un chalé tirolés aparece en la primera curva de acceso a Valencia d’Àneu.

Unas ristras de luces navideñas colgantes del porche saludan al viajero tanto en invierno como en verano. La bienvenida es cálida y refrescante, con el sentido de hospitalidad que caracteriza a la tercera generación de propietarios de la familia Cortina. Las vicisitudes de la pandemia han obligado a reforzar el capítulo gastronómico frente al habitacional. Sobre la mesa del comedor, a poco del arribo, se despliegan los civets, la escudella, la girella y otras elaboraciones propias de estas montañas. Rústicas, pero redondas de sabor y presentación.

Una habitación del hotel La Morera, en València d’Àneu (Lleida). ampliar foto
Una habitación del hotel La Morera, en València d’Àneu (Lleida).

Un pequeño spa colma con un baño de vapor o una sesión de masaje las aspiraciones de quienes descienden de una jornada de esquí en Baqueira, a 20 minutos en coche. Algo más retiradas se encuentran las estaciones de Espot, Port Ainé y Tavascan, que comparten forfait bajo la marca Skipallars.

Nadie debería esperar grandes lujos en sus 26 habitaciones, aunque sí las comodidades que aseguran sus muebles caseros, los suelos y los techos de madera y, cómo no, sus balcones rematados por maceteros llenos de flores y las ya descritas vistas al valle. Lástima que los tabiques separadores no sean opacos a los ruidos ni a las conversaciones vecinas. Por un poco más se puede reservar alguna de las tres junior suites abuhardilladas: Encantats, Gerdar y Bonaigua.

Si la piscina climatizada ofrece un paisaje de montañas al fondo, la trasera al aire libre sumerge al bañista en la virtualidad de un bosque frondoso y verdeante. Solo que en verano y con muchas ganas de meterse en el agua. Estamos en los Pirineos.

La Morera

  • Dirección: avenida del Port de la Bonaigua, 11. València d’Àneu (Lleida).
  • Teléfono: +34 973 62 61 24.
  • Web: hotel-lamorera.com
  • Instalaciones: aparcamiento exterior, jardines, guardaesquís con secado de ropa y botas, piscina, spa, sala de lectura y juegos, salón de estar, cafetería, restaurante.
  • Habitaciones: 23 dobles, 3 junior suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos. 
  • Precios: desde 43,50 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información