Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Torre Mayorazgo, estilo zen en la vieja fortaleza castellana

Arquitectura de vanguardia y ricos desayunos en un castillo del siglo XIV restaurado en Villatoro

Exterior del hotel Torre Mayorazgo, en Villatoro (Ávila). Ampliar foto
Exterior del hotel Torre Mayorazgo, en Villatoro (Ávila).
Puntuación: 8
Arquitectura 10
Decoración 9
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 8
Ambiente 6
Desayuno 8
Atención 9
Tranquilidad 10
Instalaciones 6

La expresión omotenashi, en la hospitalidad japonesa, indica el máximo de la buena educación, del culto a los modales y de la contención en las relaciones personales necesaria para evitar el conflicto y los malentendidos. Investido de ese atavismo zen, como un artista del Cinquecento actualizado por las vicisitudes tecnológicas de su tiempo, el arquitecto Jesús Castillo Oli ha acometido la remodelación integral del castillo que mandó construir Alfonso XI allá por 1328 en el mayorazgo de Villatoro, hoy el hotel Torre Mayorazgo. Entre sus muros pudo bien residir la amante del rey, Leonor de Guzmán, madre de Enrique II de Trastamara. Y, más tarde, santa Teresa de Jesús, con toda seguridad. Camilo José Cela le dedicó unas líneas en su libro de viajes Judíos, moros y cristianos: “Villatoro con lo poco que le queda de su castillo… tiene un aire noble, vetusto y vergonzante, de hidalgo venido a menos…, que sigue manteniendo la frente en alto y orgullosa”.

Detalle del restaurante del hotel Torre Mayorazgo. ampliar foto
Detalle del restaurante del hotel Torre Mayorazgo.

Nobleza obligaba el restauro a su nuevo señor, el emprendedor bilbaíno Andoni Nieto. Magnanimidad en el pulimento de los sillares, pulcritud en el cosido de los cristales, precisión en el abrochado del acero y el hierro de fundición. Arquitectura con mayúsculas constantemente reflejada en el agua, lo que conturba al espectador desde dentro y desde fuera, a un lado y otro de la fachada principal, diseñada en vidrio y mallazo. Nada es real, nada es lo que parece, como en la caverna de Platón. Aún quedan elementos por construir, espacios para reconstruir, pero en la vibración del tiempo se van configurando los accesos inesperados, los esquinazos ceremoniales, las habitaciones de incógnito y también las llamativas, como la suite nupcial del torreón, con unas vistas lisérgicas de la sierra de La Serrota.

Una habitación del hotel Torre Mayorazgo. ampliar foto
Una habitación del hotel Torre Mayorazgo.

Si la arquitectura crea el espacio, la perspectiva conforma el volumen. Las escaleras parecen esculturas. La bodega, un repositorio para los sentidos. Algunas lámparas, lluvia cobriza. El equipo de profesionales, alma de kikubari, lo que significa en japonés anticiparse a las necesidades de los huéspedes. Como sucede a la hora del desayuno, cuando se tensa el frontal acristalado del comedor dando origen a una conversación amiga sobre los olores del momento, los sabores de la mesa, la salud y la edad… Así, quedamente, va llegando el avituallamiento matinal, diverso y exquisito, acompañado con el trémolo visual del agua y un rasgueo suave de laúd.

Torre Mayorazgo

  • Dirección: calle Vadillo, 28. Villatoro (Ávila)
  • Teléfono: 920 23 00 81
  • Web: torremayorazgo.es
  • Instalaciones: garaje, jardines con láminas de agua y plantas autóctonas, salón de banquetes acristalado y sala de fiestas para 230 personas, bar, restaurante
  • Habitaciones: 14 dobles, 1 suite nupcial
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 129 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información