Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Los Siete Reyes, Pirineos a la vista desde Aínsa

Un pequeño hotel con bodega que rinde tributo a los monarcas que forjaron el reino de Aragón

Fachada del hotel Los Siete Reyes, en Aínsa.
Fachada del hotel Los Siete Reyes, en Aínsa.
Puntuación: 6
Arquitectura 7
Decoración 7
Estado de conservación 7
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 5
Ambiente 5
Desayuno 6
Atención 8
Tranquilidad 6
Instalaciones 5

Es subir a la plaza Mayor de Aínsa, donde se descuelgan los barrancos de la sierra de Guara, al pie de los grandes macizos pirenaicos, y comprenderlo todo. Aquí nació el reino de Sobrarbe, predecesor del reino de Aragón. Los cristianos resistentes a la islamización peninsular se constituyeron en ejército y desde la cueva de Galión (donde se emplaza actualmente el monasterio de San Juan de la Peña) lanzaron el asedio de L’Ainsa a las órdenes de un tal García Ximéniz, a quien nombraron rey de Sobrarbe en el año 724. Su sucesor, García Íñiguez, reconquistó Pamplona. Luego vino Fortún Garcés I, que tuvo bajo su dominio el condado de Tolosa. Y Sancho Garcés, cuyo retrato imaginario cuelga en el Prado. E Íñigo Arista (Enneco Ariesta), que convirtió Pamplona en la capital del reino de Navarra. Y su hijo García Íñiguez II, a la sazón también rey de Pamplona. Y, por fin, Fortún Garcés II, apodado El Monje.

Siete reyes de leyenda que han sugerido a la familia Bergua el nombre de su hotel y de sus siete habitaciones repartidas en tres plantas. Unas, orientadas a la monumental plaza, abierta al castillo y a los soportales románicos de las casas que la conforman. Otras, abalconadas sobre el río Cinca y la Peña Montañesa, antesala de Añisclo y el Monte Perdido. Poseen un innegable aire de montaña, con muros en piedra vista, ornamentaciones abstractas en cueros, maderas y alabastro, así como un mobiliario de madera sin estridencias, realzadas por su amplitud de espacios. Su autor, Miguel Ángel Latorre, es un interiorista muy valorado por sus trabajos en otros alojamientos pirenaicos como el Ciria, en Benasque, y el histórico Sánchez, en la zona nueva de Aínsa.

Una de las habitaciones del hotel Los Siete Reyes.
Una de las habitaciones del hotel Los Siete Reyes.

A la plaza no se puede acceder en coche, por lo que habrá que salvar una distancia de cinco minutos a pie desde el aparcamiento público por un empedrado no apto para tacones. Entre todos los arcos se distingue uno achatado sobre el que cuelga un tablón insospechado con la inscripción “Comercio”. Aquí se encuentra el hotel, en lo que antiguamente era la tienda de ultramarinos Casa Paulino, fundada por el abuelo de los propietarios. De ahí que se conserve como era, con todos los productos artesanos del país, desde la cerámica hasta los inefables productos de souvenir de Sobrarbe. También se conserva una bodega primorosa que fue descubierta justo cuando se hacían las obras de transformación hotelera, culminadas en agosto de 2005. No en vano, aquí los vinos del Somontano saben mejor.

Los Siete Reyes 

  • Categoría oficial: 2 estrellas Dirección: plaza Mayor, s/n. Aínsa (Huesca)
  • Teléfono: 974 50 06 81
  • Web: lossietereyes.com 
  • Instalaciones: bar, bodega, tienda, terraza bajo los arcos
  • Habitaciones: 7 dobles
  • Servicios: acceso difícil para personas con movilidad reducida; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 120 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información