Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regent’s Canal a otro ritmo

Concebida para transportar mercancías, esta vía fluvial londinense cumple 200 años en 2020 convertida en uno de los paseos preferidos de peatones y ciclistas. De Little Venice a la marina de Limehouse, una caminata entre parques y barcazas de colores que se detienen en sus puntos más interesantes

Little Venice

En el Reino Unido utilizan un curioso término para quienes disfrutan observando los barcos en los canales gongoozler. En la pintoresca Little Venice, donde comienza el Regent’s Canal, es inevitable sentirse identificado con ellos. Rodeado de imponentes mansiones de estilo Regencia (1), el Water- side Café, frente a Browning’s Pool, es el lugar ideal para gongoozlear (aunque actualmente está cerrado de forma temporal).

Lisson Grove Moorings

Tras rebasar el túnel de Maida Hill, y dejar a nuestra izquierda el Crocker’s Folly, un antiguo hotel de 1898 de aspecto fantasmagórico, nos reencontramos con el Regent’s Canal en Lisson Grove. Aquí hay amarradas decenas de casas flotantes multicolores (2) con bonitos jardines a los que se puede acceder a determinadas horas.

Lisson Grove Moorings, en Regent's Canal. ampliar foto
Lisson Grove Moorings, en Regent's Canal. Getty

Regent’s Park

El paisaje verdea cuando el canal empieza a bordear este parque. La enorme malla metálica del aviario de Snowdon (3) aparece a la altura del zoo. Fue concebido en los años sesenta por el fotógrafo, conde e inventor Antony Armstrong-Jones, y pronto reabrirá como recinto para primates tras una rehabilitación del estudio de Norman Foster. Ahora hay dos opciones dejar el canal hasta Primrose Hill (4), una colina con estupendas vistas, o avanzar hasta el restaurante chino flotante Feng Shang Princess (5).

Restaurante chino flotante Feng Shang Princess. ampliar foto
Restaurante chino flotante Feng Shang Princess. Getty

Camden Lock

El camino sigue hasta la curiosa construcción de ladrillo con almenas The Pirate Castle (6). El cercano The Interchange Warehouse (7) es un edificio protegido que, en los tiempos boyantes del comercio en el canal, se usaba para transferir mercancías entre las barcazas y los vagones del tren. Junto al animado Camden Market (8) está Hampstead Road Locks (9), doble esclusa que permite a los barcos salvar los desniveles de agua.

King’s Cross

Tras una media hora de paseo, la aparición del Gasholder Park y St. Pancras Lock (10) da la bienvenida al área de King’s Cross, un ejemplo de regeneración urbana con mucho que ver el centro comercial Coal Drops Yard (11); Camley St. Natural Park (12), que reabrirá en 2020; la fotogénica estación de St. Pancras (13); Granary Square (14), con su fuente con mil chorros coreografiados; la única librería flotante de Londres, Word on the Water (15); la galería House of Illustration, o el London Canal Museum (16), un antiguo almacén de hielo de 1862 donde se explora la historia de los canales.

Barcazas en Little Venice, uno de los tramos más pintorescos del londinense Regent's Canal. ampliar foto
Barcazas en Little Venice, uno de los tramos más pintorescos del londinense Regent's Canal. getty

City Road Basin

En este punto, el Islington Tunnel, que solo se puede atravesar por el agua, fuerza a abandonar el camino de sirga. Lo retomamos en City Road Basin, donde cada primer domingo de septiembre se celebra el animado Angel Canal Festival. Más adelante, en el lugar de los antiguos estudios Gainsborough, un busto homenajea a Alfred Hitchcock (17), que dirigió allí filmes como Alarma en el expreso. Aunque ahora no es posible tomarse un té en el Towpath Café (cerrado temporalmente), hay que asomarse a Kingsland Basin (18), una comunidad de barcos-vivienda.

Haggerston

Broadway Market (19) es la estrella de este tramo. El mercadillo es los sábados de 9.00 a 17.00, pero las más de 70 tiendas y restaurantes que hay en esta calle hacen que la visita merezca la pena cualquier día. Más adelante, como simbolizando el encuentro del pasado y el futuro, los gasómetros victorianos de Bethnal Green (20) se alzan imponentes sobre Containerville, un proyecto del arquitecto Scott Kyson con oficinas asequibles para startups en contenedores apilados.

Broadway Market, en Londres. ampliar foto
Broadway Market, en Londres. Getty

Victoria Park

Abierto en 1845 a iniciativa de la reina Victoria, aún es uno de los más populares de Londres y la sede del primaveral festival indie All Points East. El canal pasa junto a la entrada de Bonner Gate y cerca de su pagoda china (21).

Mile End

Regent’s Canal se encamina a Mile End Park (22), un parque dividido en secciones como ecología, deporte o arte, cuyo Art Pavilion (23) programa exposiciones. Tras cruzar el Green Bridge, un puente cubierto de vegetación, está el Ragged School Museum (24), que muestra cómo era la vida en una escuela victoriana para niños sin recursos.

Limehouse

El canal se funde con el Támesis en Limehouse Basin, abarrotado muelle de mercancías en el siglo XIX y hoy puerto deportivo. Como fin de ruta, el cercano The Grapes (25), pub original de 1583 cuya parte trasera mira al río y sorprende con una escultura de Antony Gormley instalada en el agua.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información