Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Helsinki, con muy buen gusto

Kari Korkman, fundador de la Helsinki Design Week, nos guía por sus rincones favoritos de la capital finlandesa, entre museos que maravillan por los edificios que los acogen, galerías donde descubrir el talento nórdico y un restaurante diseñado por Alvar Aalto en 1936

La biblioteca central Oodi en Helsinki, del estudio de arquitectura ALA.
La biblioteca central Oodi en Helsinki, del estudio de arquitectura ALA.

Esta ruta por Helsinki junto a Kari Korkman responde a un deseo personal, más allá de desvelar sus pistas predilectas en la capital finlandesa relacionadas con el diseño, la arquitectura, el arte o la moda. Pretende visibilizar todo lo que se puede fomentar cuando se encienden los motores públicos y privados con un objetivo común que beneficie a todos los ciudadanos. Como la Helsinki Design Week, de la que Korkman es director, una cita anual que promociona lo local en el marco de lo global y quiere servir como plataforma de encuentro entre estas disciplinas de un modo que se perpetúe a lo largo del todo el año. Como dice Korkman, se han convertido en un “ecosistema” que nutre y alimenta al sector creativo en su crecimiento y expansión, tanto dentro como fuera de Finlandia.

Helsinki, con muy buen gusto ampliar foto

Arquitectura. Per­sonalidad y calidez

La lista de paradas arquitectónicas en Helsinki siguiendo las recomendaciones de Kari Korkman, también fundador de la Fiskars Village Art & Design Biennale, es larga. “En plan clásico, me gusta el barrio de Katajanokka (1), un área residencial de estilo art nouveau. Además, es donde está mi casa”. Señala a su vez tres edificios de arquitectura contemporánea que le resultan muy interesantes para una visita: la sauna Löyly (2), la biblioteca cen­tral Oodi (3), del estudio de arquitectura ALA, y la capilla Kamppi (4), en el número 7 de la calle de Simonkatu. “Comparten sencillez y calidez, quizá por el uso de la madera de nuestros bosques”, explica.

En cuanto a sus propuestas museísticas, Korkman selecciona tres espacios que le resultan especialmente interesantes por su arquitectura. Amos Rex (5) es una institución cultural privada situada bajo tierra, un proyecto del estudio JKMM. “El museo está situado en un antiguo e icónico edificio construido en 1936, una obra original del arquitecto fin­landés Viljo Revell”. “Taidehalli Kunsthalle (6) es uno de los mejores lugares para disfrutar de exposiciones de arte en un edificio cuya arquitectura representa orgullosamente su época, la década de 1920”, señala. Y añade una visita al Emma Museum (7), a unos 10 kilómetros del centro de Helsinki: “Su arquitecto, Aarno Ruusuvuori, era conocido en la década de los años sesenta por su estilo brutalista. El edificio era una imprenta que se transformó en un museo de arte contemporáneo y que ha ganado reconocimiento por sus escogidas exposiciones temáticas. Allí también se puede ver el extraordinario archivo de los diseñadores Tapio Wirkkala y su mujer Rut Bryk”.

Exterior del Museo Amos Rex, en Helsinki (Finlandia). ampliar foto
Exterior del Museo Amos Rex, en Helsinki (Finlandia).

Galerías. Arte y cerámicas

“En la Gallery Lemmetti (8), mi amigo Juhani Lemmetti tiene la mejor colección de diseño finlandés y vende aquí piezas muy selectas”. Eso sí, quienes deseen visitarla siguiendo su recomendación deberán reservar cita previa. La Gallery Kaj Forsblom (9) es, según Korkman, la galería de arte más interna­cional del país. También invita a curiosear en la Helsinki Contemporary (10): “Una importante galería que pone su acento en artistas nórdicos, especialmente de Finlandia”.

Para comprar arte, la Fiskars Village Art & Design Biennale es una buena opción. La fundó el propio Korkman la pasada primavera, en una muestra más de su esfuerzo y empeño en hacer de la ciudad finlandesa un destino ineludible para los amantes del diseño. “Está a una hora en coche de Helsinki y merece la pena visitarla. Entre los artistas más interesantes que han mostrado su obra aquí se encuentran Alma Heikkilä o Tuomas A. Laitinen, y yo he comprado creaciones de HC Berg, Riku Mäkinen o Heikki Marila”, cuenta quien ha sido también comisario de innume­rables exposiciones y eventos relacionados con el diseño.

Paimio chair, diseñada por Alvar Aalto en 1932, en la Gallery Lemmetti. ampliar foto
Paimio chair, diseñada por Alvar Aalto en 1932, en la Gallery Lemmetti.

“Cuanto más mayor me hago más me interesa la cerámica, que he aprendido a amar y respetar. En Finlandia tenemos ejemplos maravillosos de ceramistas”, y cita tres nombres de artistas ya establecidos: Pekka Paikkari, Kristina Riska y Kati Tuominen-Niittylä.

Kari Korkman, fundador de la Helsinki Design Week.
Kari Korkman, fundador de la Helsinki Design Week.

De tiendas. Diseño finlandés

Para unas compras, al sur de la ciudad está el animado Design District. “Allí se pueden encontrar lugares como la galería de diseño LOKAL  (11) y la pequeña tienda de una referencia de la moda en Finlandia: Vuokko Nurmesniemi (12), considerada la madre del diseño textil finlandés. Curiosear en ella es un must para los interesados en la revolucionaria moda de la década de 1960. Está en el número 4 de Korkeavuorenkatu, una de mis calles favoritas del Design District”. Korkman también sugiere recorrer Esplanadi (13), la calle donde se concentran las grandes marcas del diseño del país: Iittala , Arabia   y, a la vuelta de la esquina, Marimekko y Artek. “Una de mis tiendas favoritas en la zona es Artek 2nd cycle (14), situada en un garaje subterráneo de la calle Pieni Roobertinkatu. Allí se pueden adquirir toda clase de piezas icónicas vintages, muchas de ellas a un precio razonable”.

Sus recomendaciones para comprar artículos de diseño con personalidad son diversas: Johanna Gullichsen, “diseñadora con un estilo muy reconocible que me encanta, así como su coherencia”; Lapuan Kankurit, “una marca de tejidos que tiene su propio taller y un diseño de gran calidad; Nikari, “compañía que da esperanza al futuro del diseño y la manufactura finlandeses”; Made by Choice, “firma recién llegada con un equipo de diseño estupendo”; Iwatemo Project, “un proyecto de colaboración entre diseñadores finlandeses como Harri Koskinen o Ville Kokkonen con artesanos japoneses”, o los diseños de Antrei Hartikainen, “un diseñador joven que ha recibido todo los premios y reconocimientos posibles en Finlandia”. El fundador y director de la Helsinki Design Week no olvida destacar también la firma Company, con los diseñadores Aamu Song y Johan Olin al frente: “Sus productos son los futuros objetos de coleccionismo. ¡Hay que darse prisa! Cada pieza está hecha a mano por personas que trabajan en pequeños talleres que no sé si existirán por mucho tiempo más. El arte y diseño de Company es profundo, creativo y lleno de humor. Su tienda se llama Salakauppa (15)”.

Paté de hígado de pollo con gelatina de ciruela, del restaurante Grön. ampliar foto
Paté de hígado de pollo con gelatina de ciruela, del restaurante Grön.

Restaurantes. Gastronomía nórdica

Helsinki es una ciudad rodeada de agua, y uno de los hobbies de Kari Korkman siempre ha sido navegar, así que no sorprende que dos de sus recomendaciones gastronómi­cas estén situadas en clubes náuticos. Eso sí, se trata de restaurantes que solo abren en verano. “Están en islas, así que hay que llegar en barco: HSS Paviljong (16), en Liuskasaari, y Restaurant NJK (17), en Valkosaari”. Para quien prefiera otro ambiente o visite Helsinki fuera de la temporada estival recomienda —sin salir de la ciudad— sentarse a la mesa del Restaurant Savoy (18). Como para Korkman hay pocas cosas que no tengan que ver con el mundo del diseño, este local fue diseñado en 1936 por Alvar Aalto, el arquitecto finlandés más famoso de todos los tiempos. Otros restaurantes con historia: el Sea Horse (19)  —“Abrió en 1934 y ofrece una comida y un ambiente típicos de Finlandia. También es famoso su mural con dos caballitos de mar”— y Kosmos (20)  —“Desde hace más de 100 años está en manos de la misma familia sirviendo una cocina francesa con influencias rusas y nórdicas”—.

Apuesta además por Restaurant Grön (21), con un equipo muy joven: “Su concepto y creatividad les ha proporcionado gran reconocimiento, incluso ser elegido el restaurante del año. El aspecto del local es modesto, pero la atmósfera y la comida son una delicia”. Y una última recomendación es el restaurante Ateljé Finne (22), situado en el antiguo estudio del famoso escultor Gunnar Finne: “Bonito y exquisito”, resume Korkman.

Barra en The Helsinki Distilling Company. ampliar foto
Barra en The Helsinki Distilling Company.

Para tomar algo. De bares y cafés

En una ruta por el Helsinki de diseño tampoco pueden faltar los bares. Empezamos por The Helsinki Distilling Company (23): “No voy a bares muy a menudo, pero este es muy interesante, aunque está un poco fuera del centro de la ciudad. Forma parte de una tendencia creciente de pequeñas destilerías”. Entre sus recomendaciones también se cuelan el Ekberg Café (24), seguramente uno de los más antiguos de Helsinki, pues todavía está en manos privadas desde su creación en 1852, y el Café Engel (25), donde Korkman recomienda probar el filete vegetariano de remolacha.

Baño de diseño en una de las habitaciones del hotel Helka. ampliar foto
Baño de diseño en una de las habitaciones del hotel Helka.

Hoteles. Tres pistas para dormir

“En este momento se están construyendo muchos hoteles, así que en un par de años habrá más donde elegir. Por ahora puedo recomendar tres alojamientos a los viajeros que se animen a visitar la ciudad”. Tomen nota de su lista: el St. George (26), en el centro —“Es el último en llegar y tiene mucha calidad”—, y una opción más asequible, y conocida por el clásico diseño de su interior, es el Helka   (27). Eso sí, Korkman prefiere alojar a sus amigos y conocidos en el Haven  (28).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información