Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al encuentro de Papá Noel

La diseñadora de zapatos Silvia Hernández viajó a Laponia el pasado mes de diciembre. Como experta en calzado cómodo no olvidó meter un par de botas para la nieve en su maleta

La diseñadora de calzado Silvia Hernández.
La diseñadora de calzado Silvia Hernández.

Diseña los zapatos de Pitillos, empresa familiar riojana fundada en 1981 que, además, dirige. Como experta en calzado cómodo, para su viaje a Laponia el pasado mes de diciembre Silvia Hernández sabía que tenía que meter en la maleta un par de botas para la nieve.

Decidieron viajar a Laponia justo en diciembre…

Sí, aunque fuese la época más fría y a veces llegásemos a 15 grados bajo cero. Fui con mi familia porque tenía la ilusión de que mis hijos conocieran el lugar de origen de Papá Noel; si dejaba pasar más tiempo, los niños se harían demasiado mayores.

Tras aterrizar en Finlandia, ¿dónde se dirigieron?

A un pueblo llamado Rovaniemi. Allí nos llegaba la nieve por las rodillas, pero enseguida un autobús de la organización nos vino a recoger. El resto de los días hicimos un montón de excursiones programadas.

Cuéntenos algunas.

Montamos en un trineo tirado por perros husky y vimos naturaleza en estado puro. Otro día, los adultos montamos en motos de nieve. Y visitamos una granja de renos donde nos cocinaron una sopa de verduras y carne. Los granjeros vestían atuendos tradicionales, muy coloridos.

Hablando de ropa, ¿se llevaron la adecuada contra el frío?

Sí, en eso fuimos muy previsores. Además, el primer día la organización nos dio un saco gigante de ropa térmica.

¿Iban buscando la calefacción?

A menudo nos llevaban a descansar a cabañitas que tenían una buena chimenea. Allí mismo cocinábamos brochetas de salchichas a la brasa.

Y por fin, el momento Papá Noel.

Llegamos a una aldea llena de elfos, donde suena música navideña. En las tiendas hay miles de postales que puedes mandar desde allí mismo, y cafeterías donde tomar chocolate caliente. Dentro de la casa ves el escritorio y todas las cosas de Papá Noel y, por fin, tras hacer cola, llegas hasta él. Como habla muchos idiomas, los niños pueden pedirle lo que quieran en el suyo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información