Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Caldeirada’ de congrio, el guiso preferido de los pescadores del fin del mundo

La inauguración del nuevo parador Costa da Morte, en Muxía, se ha convertido en el emblema de la vuelta a la actividad de esta red pública de establecimientos. Su cocina devuelve a Paradores los aromas del Atlántico gallego y convierte el pescado y sus platos tradicionales en vanguardia asequible y de cercanía

El chef del parador Costa da Morte (Muxía, A Coruña) prepara una 'caldeirada' de congrio.

Costa da Morte, la región coruñesa conocida durante siglos como "el fin del mundo conocido", continúa resistiendo como un entorno natural donde el olor a mar lo inunda todo y las leyendas siguen escondiéndose en sus acantilados rocosos a pesar de la tragedia que supuso el hundimiento del petrolero Prestige en 2002 cerca de sus costas. El accidente afectó a una amplia zona, pero especialmente las playas de Muxía, una de las localidades más icónicas de la comarca gallega de Finisterre.

Afortunadamente, y con la involucración de su gente, el famoso chapapote ha desaparecido y, con el objetivo de revitalizar económica y turísticamente la zona, Paradores acaba de abrir su más reciente establecimiento en lo alto de una de sus colinas. La inauguración ha concentrado, además, el simbolismo de la reapertura completa de la Red turística pública tras el parón del confinamiento. Imbricado en el entorno natural como uno más de sus elementos, este enclave de construcción nueva es el representante de la seña de identidad gastronómica más famosa de Galicia: la cocina tradicional, con mucha historia y elaborada con productos de la tierra.

En este vídeo, el chef del parador Costa da Morte, Manuel Díaz, enseña cómo se prepara una caldeirada de congrio, uno de los guisos de pescado favoritos de los marineros de este ibérico fin del mundo: "Es un plato de gente humilde que, a día de hoy, lo encuentras en cualquier restaurante de alta cocina gallega", relata Díaz. El congrio, ingrediente principal del plato y pescado en las mismas costas que se pueden ver desde el parador, forma parte de la historia de Muxía. "Aquí están los únicos secadores de congrio de la Península, que luego se distribuyen por toda España", cuenta el chef.

Productos de kilómetro fresco que conforman la cocina del nuevo parador de Muxía.
Productos de kilómetro fresco que conforman la cocina del nuevo parador de Muxía.

El nuevo enclave de la red pública, el número 98 y el primero en ubicarse en un edificio construido expresamente para ello (la mayoría están instalados en edificios históricos rehabilitados), es también un lugar en el que el arte tiene un papel fundamental. En su interior se encuentran obras de reconocidos escultores gallegos como Francisco Leiro o Álvaro de la Vega, y fotografías de la historia más cercana de la zona como las de Manuel Ferrol, que muestran la inmigración de su población durante los sesenta.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >